CulturaEntérateEspeciales

Cartelera del Circo Teatro Yucateco en 1903 (IX)

Película ‘Viaje a la Luna’ (1902), de Georges Méliès.

Exhibiciones cinematográficas de la Empresa Becerril Hermanos.

Del 11 al 26 de abril.

Como la Empresa Yucateca había fracasado en su propósito de extender su segundo abono de zarzuela hasta el 20 de abril, fecha en la que se vencía su contrato de arrendamiento, entró en arreglos con Manuel Becerril para que diera funciones de cinematógrafo en el Circo Teatro Yucateco.

Becerril había llegado a Mérida a principios de febrero con el objeto de tomar vistas del carnaval de 1903, de edificios y de otras cosas para proyectarlas en su cinematógrafo sistema Lumière. Además, promovía la exhibición de otros “cuadros modernísimos traídos de París”. (1)

Del carnaval de ese año tomó imágenes de los bandos de “El Liceo” y “La Unión”, la “Fiesta de los niños”, que había tenido lugar en la Lonja Meridana, así como de la Batalla de Flores y de “el carro alegórico en donde iban las bellas señoritas Cámara Vales y otras vistas más”. (2) Becerril también contaba con vistas que llevaban los títulos de “Barba Azul”, “Juana de Arco”, “Alí Baba” y otras muchas iluminadas. (3)

            Recordemos que la primera exhibición comercial del cinematógrafo Lumière tuvo lugar el 28 de diciembre de 1895 en París y que la primera sala de cine del mundo se abrió en Lyon, Francia el 25 de enero de 1896. El cine llegó a México por primera vez en 1896, cuando los representantes de los hermanos Lumière ofrecieron una función privada el 6 de agosto de ese año al presidente Porfirio Díaz, su familia e invitados. El 14 de agosto se llevaron a cabo las primeras funciones públicas en un local de las calles de Plateros de la capital del país. En enero y febrero de 1897, algunos meridanos tuvieron oportunidad de admirar aquel maravilloso invento en el teatro Peón Contreras y en la Estación Central de Tranvías. (4)

            Así que en aquel momento el cinematógrafo no era una novedad pero aún resultaba atractivo para el pueblo, sobre todo porque mostraba asuntos cercanos a los espectadores, en este caso, las fiestas carnestolendas y otras imágenes de su entorno que podían fácilmente identificar; por otra parte, los asistentes podían ver en el lienzo que servía de pantalla a personajes mundiales de la política, así como ejercicios militares, escenas de conflictos armados, desfiles, bailables, corridas de toros, etc., además de que las “vistas” ya no eran tan cortas como las que se proyectaron en los inicios del cine, cuando duraban apenas unos cuantos segundos o pocos minutos.

            Las funciones comenzaron el sábado 11 de abril, con Juana de Arco, de 16 minutos; La defensa de la bandera, con escenas de la guerra franco-prusiana; el Desfiles del 7º Batallón de Infantería del Ejércico mexicano y otras que agradaron al público. En la segunda exhibición, que tuvo lugar el domingo 12, hubo cambio de vistas: Funerales de la Reina Victoria, Little Pich, “artista cómico inglés, que tal parecía que ejecutaba sus piruetas en un escenario”; Barba Azul, de 20 minutos de duración, y otros cuadros que entusiasmaron al público. (5)

            […] La empresa se ha conquistado las simpatías de la concurrencia por lo variado del programa [,] por el buen manejo del aparato, que es uno de los mejores conocidos hasta hoy, y por ser un espectáculo moral e instructivo […] (6)

            En la tercera función el martes 14, los asistentes vieron imágenes de la Guerra del Transvaal entre boeros e ingleses y otras. En la cuarta función, el jueves 16 de abril, se programaron “sesenta y dos vistas nuevas, entre ellas la de la magia “Los Siete Castillo del Diablo, “Entrevistas de Napoléon y el Papa”, “Los funerales del rey Humberto de Italia, La Exposición de París” y otras”. (7)

            Sin embargo, hubo problemas porque al comentar las dificultades que venía enfrentando la Compañía de Luz y Fuerza Eléctricas, que continuamente dejaba a oscuras la ciudad, El Eco del Comercio apuntó lo siguiente:

            […] Además, fue causa de gran mitote en el Circo Teatro Yucateco, en donde hubo que suspender la exhibición cinematográfica, en medio de gritos, alaridos, silvidos (sic) y palabras soeces.

            El inspector D. Andrés Solís, avisó al concejal Sr. Dr. Casares lo que ocurría, y este funcionario ordenó que se devolviera el dinero pagado por el numeroso público […] (8)

            El programa del sábado 18 de abril incluyó, además de las vistas del carnaval que se habían anunciado, el estreno de Una corrida de toros en Madrid, “de gran duración”, Funerales de Mr. Faure y otras. (9) El domingo 19 de abril se estrenó Viaje a la Luna, basada en la obra de Julio Verne, de 20 minutos de duración y 40 cuadros, así como Don Juan Tenorio, Little Pich, Carnaval de Mérida y otras. (10)

            Según las notas publicadas, el estreno de Viaje a la Luna propició “una entrada colosal, pues los palcos y la gradería estaban henchidos de espectadores”; en correspondencia, la empresa obsequió esa noche al público con la repetición de Una corrida de toros en Madrid. El martes 21 de abril se estrenó La Cenicienta, basada en el cuento de hadas del mismo nombre, se repuso Los Siete Castillos del Diablo y otras más. (11)

            El miércoles 22 de abril se estrenó la Batalla de Flores del carnaval de Mérida que recién había concluido y Ali Baba o los cuarenta ladrones. La empresa decidió que a partir de ese día daría funciones diarias. (12) El viernes 24 de abril, Becerril Hermanos efectuó una función a beneficio del nuevo hospital que se construía en Mérida y que arrojó una entrada bruta de $ 447.75 centavos. (13)

            Las últimas funciones fueron el sábado 25 y domingo 26 de abril, en las que se repitieron las mejores vistas, como La corrida de toros de Mazzantini, La Cenicienta, etc.

[…] El Circo Teatro Yucateco[,] como en un beneficio de Bell, se vio henchido de espectadores.

La entrada ascendió a $ 2,015.00, sin contar el dinero recogido a las puertas.

Felicitamos a los estimables Sres. Becerril por el brillante éxito pecuniario que obtuvieron en su temporada […] (14)

En aquellos años, los aparatos para proyectar imágenes no solo eran inseguros sino peligrosos, pues en ocasiones explotaban y provocaban incendios. Por ejemplo, el 11 de marzo de 1903, en el teatro “Justo Sierra” de Izamal, el empresario cinematográfico Enrique Wiener sufrió heridas graves que le provocaron la muerte, luego de que estalló el depósito de gas de su máquina. El recinto también registró daños de consideración. (15)

En su buena época, Wiener había establecido en la capital del país una droguería en la transitada calle de Plateros, que alcanzó fama, además de que poseía otros negocios comerciales e industriales, como una fábrica de perfumes. Empero, por azares de la fortuna lo perdió todo y para sobrevivir compró un aparato cinematográfico con el que recorría la república. (16)

Después del cinematógrafo, se armó una nueva temporada taurina en el Circo Teatro Yucateco. (Continuará)

Referencias

  1. Las vistas del carnaval / Cinematógrafo en perspectiva. (19 de febrero de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  2. Dos noticias. (27 de febrero de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  3. Reapertura del “Circo Teatro Yucateco. (7 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  4. Leal, Juan Felipe, Flores, Carlos y Barraza, Arturo. (2006). Anales del cine en México, 1895-1911. 1897: Los primeros exhibidores y camarógrafos nacionales. México: Juan Pablos Editor / Voyeur, pp. 17 y 20; Ramírez, Gabriel. (1989). Crónica del cine mudo mexicano. México: Cineteca Nacional,p. 15. Véase también: Cámara Zavala, op. cit., p. 119.
  5. Diversiones para hoy. (12 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2; La novedad del día en el “Circo Teatro Yucateco”. (15 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  6. Íbid.
  7. De Espectáculos. (16 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  8. La función de hoy. (18 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  9. Íbid.
  10. Diversiones para hoy. (19 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  11. “La Cenicienta”. (21 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  12. Tres noticias. (22 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  13. Últimas funciones. (24 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2; El producto    de la función del viernes para el nuevo hospital. (24 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  14. Fin de la temporada del cinematógrafo. (28 de abril de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  15. Explosión de una máquina cinematográfica / Mr. Winer [i.e. Wiener] gravemente herido en Izamal. (13 de marzo de 1903). El Eco del Comercio, p. 1.
  16. D. Enrique Wiener, víctima de su máquina cinematográfica / ¿Quién era? (29 de marzo de 1903). El Eco del Comercio, p. 1.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.