Yucatán

Se suicidan para vivir, no pueden con la vida actual


El suicidio es una búsqueda de vida, el que intenta quitarse la vida no es que quiera morir realmente, es que ya no puede con la vida actual, quiere dejar de vivir, pero cuando son escuchados, cuando transforman la forma de ver su realidad y despiertan, ven lo que hay a su alrededor y cambian la mirada sobre el suicidio, comentó Gaspar Baquedano, refernte de la suicidología en Yucatán y pionero de estudios de este fenómeno.

Durante su participación en la “Semana de la prevención del suicidio”, que organizó el psicólogo Edgardo Flores, dijo que es importante escuchar, y entender que el suicidio no es por una razón, y tampoco es porque se quieran morir, sino que quieren dejar de sufrir.

“No es que quieran morir, es que quieren dejar de sufrir; porque el suicidio es búsqueda de vida, quieren descansar, escapar del dolor, dejar de sufrir es lo que nos dice una persona suicida.

“Un muerto no nos dice si ya no sufre, es la persona viva la que se proyecta en un estado diferente al actual y ese estado es Vida, en realidad es una fantasía de inmortalidad”, dijo.

Comentó que las personas se matan para vivir, porque no pueden con la vida actual, pero cuando se trabaja con ellos, se produce un efecto importante porque cambia por completo la perspectiva y no se ve que huye de problemas: “de ahí la invitación a transformar y resolver su vida actual. En el fondo es el dolor, la circunstancia puede ser de deudas, desamor, hay mitos”, dijo.

Recalcó que el suicidio lo crea el ser humano, no es como un virus, lo crea porque no le satisface lo que tiene, porque el entorno ha hecho ver que lo importante es tener, y no el ser: “El ser se ha perdido. Se ha borrado al otro, el otro no existe”, dijo.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.