DeporteEntérate

Camavinga, de nacer en un campo de refugiados a jugar en el Real Madrid

El carácter de Camavinga se ha forjado por la dura historia de su vida; su numerosa familia huyó de las guerras en la República Democrática del Congo para refugiarse en Cabinda

ESPAÑA — La vida de Eduardo Camavinga es de cine. Nació en un campo de refugiados en Angola el 10 de noviembre de 2002 y casi 19 años después jugará en el club más laureado de Europa, el Real Madrid.

Zurdo y con 1,82 metros de altura, el nuevo fichaje del Real Madrid, cuyo contrato con el Rennes acababa en 10 meses, también sorprende por su precocidad. Debutó en Primera División con 16 años y en la selección de Francia, con 17.

El carácter de Camavinga se ha forjado por la dura historia de su vida. Su numerosa familia huyó de las guerras en la República Democrática del Congo para refugiarse en Cabinda, un enclave angoleño situado en medio del propio Congo. En un campo de refugiados de Miconje, nació Eduardo, quien tiene cinco hermanos y una hermana.

Al poco tiempo, cuando el nuevo jugador del Real Madrid era aún un bebé, lograron emigrar a Francia. Un breve paso por Lille precedió a su estancia en Fougères, una pequeña ciudad de la Bretaña francesa (noroeste).

“Vinimos para huir de la guerra, hemos tenido que batallar mucho, el fútbol ha sido mi forma de evadirme”, ha reconocido el centrocampista.

En Fougères, una pintoresca ciudad de unos 30 mil habitantes, comenzó a jugar al fútbol, hasta que en 2013 lo fichó el Rennes, uno de los principales clubes de la región.

El Rennes pulió a su diamante en bruto para hacerle debutar en la Ligue 1 el 6 de abril de 2019 en un encuentro ante el Angers (3-3). Disputó un minuto y tenía 16 años y 5 meses.

En la siguiente temporada (2019-20), ya instalado en el primer equipo, otro hito. Se convirtió en el jugador más joven en dar un pase de gol en el campeonato francés, en un triunfo ante el PSG. Contaba con 16 años y 9 meses.

Esa temporada fue la de su consagración, con 25 encuentros ligueros disputados. En el siguiente curso (2020-21) se consolidó, aunque fue de más a menos, con 35 partidos, un gol y dos asistencias.

Después de haberse nacionalizado francés poco tiempo antes, el 8 de septiembre de 2020 debutó en la selección absoluta, en una victoria de Francia ante Croacia (4-2), correspondiente a la Liga de las Naciones.

En su segunda participación con la selección absoluta francesa, el 7 de octubre pasado, ya fue titular y marcó su primer tanto, un impresionante gol acrobático que abrió el marcador, en un amistoso contra Ucrania que terminó 7-1.

Su último partido con Les Bleus fue el 14 de octubre de 2020, en otro triunfo ante Croacia. Después, solo ha sido convocado en las categorías inferiores.

En diciembre de 2020, Camavinga hizo un movimiento que ha podido ser clave para su llegada a Madrid. Cambió de representante. Dejó a Moussa Sissoko y se comprometió con Jonathan Barnett, muy bien relacionado con los despachos del club blanco.

Con información de: ESPN

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.