EntérateQuintana Roo

Llaman a Congreso a legislar la despenalización del aborto en Quintana Roo con base en nuevos criterios de la SCJN

07 de septiembre/ Cancún, Q. Roo.- Colectivas feministas en Quintana Roo llamaron al Congreso del estado a legislar sobre la despenalización del aborto con base en el nuevo criterio fijado hoy por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que declaró inconstitucional encarcelar a las mujeres y personas con capacidad de gestar que deciden interrumpir voluntariamente su embarazo.

Las colectivas celebraron el fallo de 10 de las y los 11 ministros del máximo tribunal del país, que este martes invalidaron el artículo 196 del Código Penal de Coahuila que penalizaba con cárcel la práctica del aborto, al considerar que es inconstitucional criminalizar a las mujeres y personas gestantes que, en el ejercicio de autonomía y su derecho a decidir, optan por suspender su embarazo.

Si bien la resolución se circunscribe a Coahuila, creó jurisprudencia y criterios que deben ser acatados obligatoriamente por las y los jueces en todo el país y pueden dar pie a la modificación de la legislación local de los estados de la República, en el mismo sentido.

Con base en lo anterior, Marea Verde Quintana Roo planteó la posibilidad de que alguna diputada o diputado del Congreso ingrese una iniciativa de obvia y urgente resolución para derogar los artículos del Código Penal que criminalizan el aborto en la entidad, no solo para ser congruentes con el slogan de la XVI Legislatura, que se autodenominó “de la paridad”, sino “para no seguir siendo vergüenza nacional”, toda vez que desecharon el dictamen que despenalizaba la interrupción del embarazo.

“Es urgente pasar del discurso a los hechos”, demandó la colectiva que, junto con otras agrupaciones mantienen un bloque en defensa de los derechos de las mujeres.

La organización Gobernanza MX subrayó que la discusión legislativa sobre el aborto tendrá que darse con base en argumentos científicos, laicos y sostenidos de jurisprudencias, incluida la fijada hoy por la Corte, “que abre un camino expedito para la interrupción voluntaria del embarazo en todo el país y por supuesto, en Quintana Roo”.

En ese sentido, explicó que la decisión de la Corte se basó en la autonomía de la mujer para decidir sobre la maternidad, más allá de otros conceptos sobre la vida prenatal y destacó que la SCJN no discutió sobre temas morales ni religiosos, sino constitucionales.

“A partir de ahora, al resolver casos futuros, deberán considerar que son inconstitucionales las normas penales de las entidades federativas que criminalicen el aborto de manera absoluta, como lo son los tipos penales, que no contemplan la posibilidad de interrumpir el embarazo en un periodo cercano a la implantación o las normas que sólo prevean la posibilidad de abortar como excusas absolutorias, pues en esos supuestos la conducta se cataloga como un delito, aunque no se imponga una sanción”, detalló la organización.

¿Qué resolvió la Corte?

Durante las sesiones celebradas por el Pleno, ayer y hoy, las y los ministros discutieron el recurso de inconstitucionalidad 148/ 2017 promovido por la entonces Procuraduría General de la República (PGR), en contra de los artículos 195 y 196 del Código Penal de Coahuila.

La sesión de hoy estaba programada para las 11:30 horas, pero inició hasta las 13 horas, con la ausencia del ministro Jorge Pardo Rebolledo, quien se ausentó por razones personales.

La ministra, Ana María Ríos, subrayó que en la discusión sobre el aborto permean “sofismas crueles y falaces en nombre de la vida” y expuso que, históricamente, a las mujeres que deciden abortar, “se les deja a su suerte”, lidiando con la impotencia, el estigma, el abandono y la cárcel, todo ello “¿en nombre de la vida?”, cuestionó.

Respaldó lo dicho por las y los otros ministros, que ayer afirmaron que, jurídicamente, el “producto de la gestación”, en sus etapas más tempranas, “no tiene calidad de persona”, por tanto, no es titular de derechos, como sí lo son las mujeres y personas con capacidad de gestar.

“No es procedente otorgar el estatus de persona al embrión. Sé que puede resultar fuerte para algunas personas”, dijo, al sostener que la Corte no puede ni debe pronunciarse sobre “apreciaciones subjetivas y espirituales”, al tratarse de creencias personales que no pueden colocarse sobre los derechos humanos, ni en agravio de estos.

Luego de escuchar los argumentos del resto de los ministros, se abrió la votación y se declaró por unanimidad la invalidez e inconstitucionalidad del artículo 196 que impone de 1 a 3 años de cárcel a las mujeres que interrumpieran su embarazo voluntariamente, al igual que a las personas que las asistiesen en ello.

Sin embargo, el artículo 195, que establece que comete aborto quien causa la muerte al producto de la concepción “en cualquier momento del embarazo”, fue declarado válido.

Al respecto, el ministro presidente, Arturo Zaldivar, insistió en que esta decisión es contradictoria; incluso se pronunció por invalidar todo el capítulo séptimo que aborda el tema de aborto, que va del artículo 195 al 199, al considerarlo “inconstitucional y discriminatorio”.

“Es contradictorio dejar vivo el tipo penal de aborto; es una incongruencia no menor. Se debe invalidar completo”, dijo, al reiterar que el ejercicio de un derecho -reconocido por el proyecto a discusión- no podía ser al mismo tiempo un delito.

Insistió en que esta contradicción era “delicada e incongruente” y que ser más definitivos no era un tema de ideología, sino del tipo de mensaje que se intentaba enviar, así como un tópico de técnica constitucional.

El planteamiento de Zaldivar Larrea no fue acompañado por el resto de sus pares, pero al margen de esa diferencia de criterios y luego de la votación unánime que determinó que no se puede encarcelar a una mujer o persona gestante por abortar, el ministro presidente calificó la decisión como histórica.

“Con este criterio unánime del tribunal constitucional, no solo se invalidan las normas que fueron objeto de discusión, sino se establece un criterio obligatorio para todos los jueces y juezas del país.

“A partir de ahora no se podrá -sin violar el criterio de la Corte y la Constitución- procesar a mujer alguna que aborte en los supuestos que ha considerado válidos este tribunal constitucional”, subrayó, al agregar que este es el inicio de una nueva ruta de libertad, de claridad, de dignidad y de respeto a todas las personas gestantes, pero sobre todo a las mujeres.

La Corte extendió su decisión al artículo 198 del mismo Código, en una porción que impedía que la mujer fuera asistida por personal sanitario en un aborto voluntario y extendió la invalidez a porciones del artículo 199 que criminalizaban la interrupción del embarazo y limitaban a 12 semanas la posibilidad de abortar en caso de violación, inseminación o implantación artificial.

Como parte del segundo tema discutido, las y los ministros también se pronunciaron a favor de declarar la invalidez del artículo 224, fracción segunda del Código Penal de Coahuila, que versa sobre la violación dentro del matrimonio, que establecía penas menores que en la violación en general, lo cual consideró discriminatorio, especialmente para las mujeres.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.