Yucatán

“Me sentí feliz de ir a la escuela”

Ver a los compañeros, estar en la escuela y que los maestros expliquen y enseñen en lugar de los papás, fueron las principales razones de la felicidad que hoy sintieron alumnos de la Escuela Primaria “Antonio Martínez de Castro”.

En esta escuela, aproximadamente 70 niños fueron los que decidieron regresar a clases presenciales, que representan el 24 por ciento del total, explicó la maestra Fany Pérez, directora del plantel.

La mirada de Jazmín y Paloma, de 7 y 10 años, respectivamente, reflejaban su emoción al momento que su mamá las fue a buscar a las 10:15 y 10:30 de la mañana.

“Me sentí contenta, tenía emoción de venir, de ver todo, la escuela, a los compañeros, todo. En mi salón somos 7 y vamos a venir Lunes y Miércoles”, relató Paloma, de 10 años y que cursa el 4.º de primaria.

Para Jazmín, de 7 años, y que cursa el 2.º de primaria, no fue cansado usar el cubrebocas desde las 7:30 de la mañana y hasta las 10:30, ni para sus 5 compañeros de clase.

Vanesa, mamá de las pequeñas, relató que tiene 3 hijos, dos en primaria y uno en secundaria y al ser el primer día de clases presenciales anduvo “carrereada”, pero todos en casa estuvieron contentos del regreso y aplicaron las medidas de higiene, de tomarse temperatura y saber que no haya síntomas.

En la escuela siguieron las medidas de seguridad: les midieron la temperatura, aplicaron gel y les preguntaron si les dolía la cabeza o tenían algún malestar.

Los pupitres fueron con sana distancia, no tuvieron recreo ni comieron nada al interior.

“Vamos a venir Lunes y Miércoles, los demás días debemos hacer lo que nos marca de tarea la maestra”, explicaron.

Enseñan mejor

Para otros, la felicidad estuvo en la enseñanza de los maestros, en lugar de su mamá.

“Me sentí muy contento, lo que más me gustó fue venir y que me enseñe la maestra, ella enseña bien, explica bien. No tuve recreo ni comí nada, acá traigo mi yogurt”, relató uno de los alumnos de 4.º grado. En su salón eran 7 alumnos.

Su madre relató que a las 5:30 de la mañana lo despertó para prepararse y desayunar y “hasta se bañó”.

“Aunque ande a la corre, corre, corre, mejor para los niños venir, porque uno explica cómo papá, pero yo me desespero, me estresa, no es igual que la maestra, ellos ya querían venir, él, hasta desayunó y se bañó”, dijo.

Los estudiantes salían poco a poco del plantel y se reencontraban con sus familiares, relataban cómo les había ido y lo que aprendieron.

En la escuela, la señalética, el filtro de sanidad y los horarios están a la vista.

“Me sentí bien en este primer día, cono escuela hemos implementado todo, hay agua, pusimos jabón, papel, los niños traen su gel y también cubrebocas de repuesto”, dijo.

Los niños que platicaron con EstamosAqui.MX comentaron que se dejaron 4 bloques de mosaicos de distancia de uno a otro y platicaron en este primer día sobre las medidas de higiene y sobre cómo se sintieron.

Leave a Reply

Check Also
Close
Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.