México

Giran orden de aprehensión contra Luis Ernesto Derbez

Existen órdenes de aprehensión en contra de Luis Ernesto Derbez Bautista como parte de una persecución en su contra emprendida por el gobierno del estado, pues surgen a raíz de señalamientos de supuestos delitos que no han sido corroborados, acusó la Familia Jenkins que lo sostiene como rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Dichas órdenes de detención han impedido que el académico se apersone en el campus de esa casa de estudios para concretar la entrega de la misma a los Jenkins, tras la suspensión provisional que éstos obtuvieron para ser restituidos como patronos de la institución.

Así lo señaló Enrique Rodríguez Martínez, vocero de la Familia, quien puntualizó que la universidad cuenta con otros mecanismos que permite que haya otras personas autorizadas para recibir el campus.

En entrevista con La Jornada de Oriente, recordó que el Poder Judicial de la Federación (PJF) otorgó en julio pasado una suspensión provisional a Margarita Jenkins de Landa para que sea reinstalada como presidenta del Patronato de la Fundación Jenkins que está a cargo de la UDLAP, mandato que debe ser acatado por Juez 24 Civil de la Ciudad de México, Roberto Yáñez Quiroz, pero quien no lo ha realizado.

Hay que recordar que la resolución en cuestión ocurre después de que la Familia Jenkins impugnó su remoción como patronatos de la fundación que en junio llevó a cabo la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada (JCIAP) ante los señalamientos de lavado de dinero que hay en su contra.

El vocero explicó que un aspecto de la resolución a cumplir, es entregar el campus de la universidad a la antigua administración encabezada por Derbez Bautista, pero éste no ha podido acudir a dicho sitio ante el temor de ser aprehendido pues dijo que fueron liberadas ordenes de aprehensión en contra del mismo, quien es señalado por el nuevo Patronato de lavado de dinero, robo y administración fraudulenta. 

El representante de los Jenkins acusó que toda vez que los delitos de los que se le acusa a Derbez no han sido corroborados y son solo señalamientos, es posible considerar que existe una persecución en contra del académico, así como de la propia familia, y señaló de ello al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

“Tan sencillo como que se lo demuestren con pruebas, el tema es que se giran órdenes de aprehensión sin tener sustento, es un mecanismo para amedrentar y generar incertidumbre”, acotó.

Otro punto de la resolución judicial es el regreso del manejo de las cuentas bancarias a los Jenkins, los cual ya se cumplió y es así como se ha podido pagar la nómina de la UDLAP, dijo el vocero.

Sin embargo, indicó que Margarita Jenkins aún no ha sido restituida como presidenta de la Fundación, por lo que este y la entrega administrativa de la universidad, están pendientes y deben cumplirse ya que de lo contrario se caería en un desacato que representa consecuencias legales.

Sentenció que, si los jueces a cargo siguen sin cumplir el mandato judicial, entonces la familia procederá a presentar las denuncias penales correspondientes.

Aseguró además que el Poder Judicial está cerca de resolver de fondo el asunto y otorgar a los Jenkins una suspensión definitiva que los restituiría de forma inapelable al frente de la Fundación y de la UDLAP.

Con información de La Jornada Oriente

Leave a Reply

Check Also
Close
Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.