EntérateEspecialesOpiniones

Idefeey: más debilidades que fortalezas

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) revisó y analizó el “control interno” del Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (idefeey), como “ejecutor de los recursos del programa Escuelas al Cien, para el ejercicio fiscal 2020”.

            El Idefeey tiene por objeto construir, equipar, dar mantenimiento, preventivo o emergente, supervisar, certificar, rehabilitar, reforzar, reconstruir y habilitar inmuebles e instalaciones destinados al servicio de la educación, conforme a las propuestas que le dirijan la Secretaría de Educación, las instituciones educativas de todos los niveles, los municipios y los particulares; así como planear, programar, presupuestar, ejecutar, modernizar, conservar y dar mantenimiento a la infraestructura eléctrica y recreativa en el estado”.  

            La ASF encontró, fortalezas y debilidades en el Idefeey. Enseguida una muestra:

Debilidades

            1. Careció de un plan o programa estratégico en el que se establezcan sus objetivos y metas.

            2. No determinó parámetros de cumplimiento en las metas establecidas, respecto de los indicadores de los objetivos de su plan o programa estratégico.

            3. No identificó los riesgos que podrían afectar el cumplimiento de sus objetivos y metas.

            4. Careció de un programa para el fortalecimiento del control interno de los procesos sustantivos y adjetivos.

            5. Careció de sistemas informáticos, los cuales debían apoyar el desarrollo de sus actividades sustantivas, financieras y administrativas.

            6. No implantó formalmente un plan o programa de sistemas de información que apoyara los procesos que dan cumplimiento a los objetivos de la institución.

            7. No estableció responsables de elaborar información sobre su gestión para cumplir con sus obligaciones en materia de trasparencia y acceso a la información pública.

            8. No elaboró un documento para informar periódicamente al titular de la institución o, en su caso, al órgano de gobierno, la situación que guarda el funcionamiento general del sistema de control interno institucional.

            9. No evaluó los objetivos y metas establecidos, respecto de su plan o programa estratégico.

            10. No realizó auditorías internas de los procesos sustantivos y adjetivos del componente de Administración de Riesgos.

Fortalezas

            *** Contó con: a). Un estatuto orgánico, que estuvo debidamente autorizado, y estableció las atribuciones y funciones del personal de las áreas y unidades administrativas que son responsables de los procesos sustantivos; b). Normas generales, lineamientos, acuerdos, decretos y otros ordenamientos en materia de control interno aplicables a la institución; c). Un comité de administración de riesgos formalmente establecido.

Recomendación

            La ASF indicó al gobierno conservador del PAN (2018-2024) y al Idefeey que “elabore un programa de trabajo, con responsables y fechas perentorias, para atender las debilidades e insuficiencias determinadas en la evaluación de los componentes del control interno, con objeto de fortalecer los procesos de operación, manejo y aplicación de los recursos, a fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos del programa Escuelas al CIEN”.

El “desaparecido”

            El Idefeey es una de las entidades que “desaparecerían” en 2020 del aparato gubernamental del gobierno conservador del PAN (2018-2024).

            Con esa “desaparición”, el gobernador Mauricio Vila Dosal dijo que“ahorraría” a partir de 2020, unos cien millones de pesos. No logró ese “ahorro”, ya que el Idefeey no “desapareció”, ni entonces ni a la fecha.

            Y en 2020, el Idefeey registró más debilidades que fortalezas, como “ejecutor” del programa “Escuelas al Cien”, según reporte de la ASF.

            “Escuelas al Cien” pretendió ser “uno de los programas más grandes de rehabilitación y mejoramiento de planteles educativos de las últimas décadas en nuestro país”. El gobierno de la 4T lo minimizó con su (contra) reforma educativa, dando prioridad a su programa denominado “La Escuela es Nuestra”.

            No obstante su anunciada “desaparición, el Ejecutivo y el Legislativo le asignaron recursos presupuestales en 2020 y en 2021. Las cantidades de 49 millones 114 mil 285 pesos y 41 millones 451 mil 297 pesos, respectivamente.

Informe

            El director del Idefeey, MVZ. Luis Jorge Montalvo Duarte, aún no rinde el informe del programa de trabajo, ordenado por la ASF, hasta donde se tiene noticia pública.

Retorno a las aulas

            La información es aterradora, y debería ser asumida por las autoridades educativas yucatecas:

            – “Al cierre del ciclo escolar 2020-2021, sólo tres de cada 10 niños de tres a 15 años de edad tuvo computadora en su casa, y apenas la mitad contó con conexión a Internet, lo cual revela que las clases en línea resultaron prácticamente imposibles para más del 50 por ciento de los estudiantes de educación básica de Yucatán” (Por Esto!, 17 julio 2021).

            El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, agregó: “En el caso de Yucatán, sólo el 34.2 por ciento de los alumnos de edades de 3 a 15 años tuvo acceso a un dispositivo electrónico en su casa”.

            La nota periodística reveló una crítica a las autoridades educativas yucatecas: “Aún no hay datos oficiales para saber cuánto aumentó el rezago educativo en la entidad”. La Segey no ha dicho nada, ni la anterior secretaria ni el actual.

            El gobierno conservador del PAN reiteró que las clases presenciales, en agosto próximo, “será voluntario, opcional y mixto”, y que la “estrategia” estatal de “Regreso Seguro a Clases”, será pública ya no en la segunda quincena de julio, sino en la primera quincena de agosto (Diario de Yucatán, 17 julio 2021).

            Para el regreso a clases presenciales, la SEP sugiere “tres áreas que deberían orientar las actividades de las comunidades escolares en los próximos meses: a). Apoyo emocional para que niñas, niños y adolescentes recuperen la confianza ante los efectos de la pandemia. b). Análisis de los resultados de aprendizaje del ciclo escolar que termina para ofrecer medidas y acciones que regularicen el nivel en los aprendizajes esperados. c). Análisis de los avances del programa escolar de mejora continua para reconocer el logro de los aprendizajes de estudiantes y la mejora continua del servicio que brinda la escuela” (Marco Antonio Fernández y Daniel Hernández, “Los desafíos que plantea el calendario escolar 2021-2022”, Blog de Educación, Nexos, 14 julio 2021).

            A ver cómo lo plantea la Segey en su “estrategia” yucateca del “Regreso Seguro a Clases”.

Sin proyecto estatal

            El Secretario de Educación, Liborio Vidal Aguilar, informó que el gobernador conservador del PAN, “pospuso el anuncio del protocolo para el regreso a clases en Yucatán, debido a que el Presidente de la República informará de nuevas disposiciones” (Novedades Yucatán, 21 julio 2021).

            ¿Quiere decir que no hay proyecto estatal para el retorno a las aulas, sino que en su caso, la Segey se ajustará a lo que disponga la presidencia de la República?

            Recuérdese que la Segey informó en marzo último que instalaría una “mesa central de consulta y opinión”, para “dar a conocer los lineamientos y protocolos, las medidas de seguridad e higiene, así como los principales resultados de la Encuesta de Opinión aplicada durante febrero pasado a más de 133 mil personas, para que, cuando las autoridades federales determinen un eventual regreso a clases presenciales, todos los que intervienen en el proceso educativo ya estén informados y preparados”  (ver Política Educativa, “Pandemia educativa”,EstamosAquí.mx, 24 mazo 2021).

            Todo parece indicar que la “mesa central de consulta y opinión” de la Segey será avasallada por el poder presidencial.

Falta poco

            De acuerdo con la estadística de la Segey, en educación básica funciona un total de 3 mil 270 escuelas: Preescolar, 1 mil 223; primaria, 1 mil 390; y secundaria, 657.

            El titular de la Segey “aseguró que se están rehabilitando cerca de 700 escuelas, para que tengan “sanitarios en buen estado y cuenten con agua potable y energía eléctrica” (Novedades Yucatán, 21 julio 2021).

            Le “falta poco” para atender a los demás centros escolares.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.