Yucatán

Pesquería del tiburón, en recuperación; hay bajas capturas por bajo precio

Industria, enfocada en especies de alto valor y significa descanso para tiburones

La pesquería del tiburón en Yucatán ha perdido interés entre los pescadores y los industriales, porque su precio es muy bajo, por lo que desde el 2007 se capturan menos de 500 toneladas en las temporadas de capturas, comentó David de Anda, investigador del Inapesca en Yucalpetén.

Durante su participación en la plática “La pesquería del tiburón en Yucatán”, organizada por la Secretaría de Pesca y Acuacultura Sustentables en Yucatán, comentó que los altos costos para la captura de tiburón y el bajo precio que se le paga al pescador, han provocado que la pesquería se encuentre en un receso, que le ayudará a recuperarse.

“En 1983 se dio el pico de captura con más de 2000 toneladas, pero fue bajando en los años 90 a menos de mil toneladas y aunque hubo un ligero incremento, desde el 2001 fue bajando de las 500 toneladas”, mostró el investigador.

Y en contraste, la captura del cazón fue subiendo en los años 2000, hasta llegar a un máximo de captura de casi 2,500 toneladas, pero luego fue bajando, pero nunca menos de mil toneladas.

“Las capturas se comportan así por un tema económico; es costoso salir a la captura del tiburón, el cazón es menos costoso, porque van a la escama e indirectamente traen cazón. Hay interés y atención en otras pesquerías, y el precio es bajo para el tiburón, comparado con la inversión que significa salir a la captura”, dijo.

Explicó que la captura del tiburón representa el alimento para los pescadores, pero también el ingreso y se trata de una de las pesquerías de mayor provecho, ya que se usan las aletas, la carne, la piel, las vísceras para fertilizantes y también para preparar medicamentos.

Es una especie que data de hace más de 400 millones de años y ha tenido éxito en tener presencia hasta ahora por la adaptación que tiene en la reproducción.

Explicó que es una especie considerada depredadora tope con siete hileras de dientes, pero el Tiburón ballena se alimentan plancton.

Tiene una tasa de lento crecimiento, viven mucho tiempo y es hasta los 14 años que se empieza reproducir, y son altamente migratorios.

La baja captura que se vive desde el 2007, permite que la pesquería se recupere. Suele capturarse con redes, así como palangres con carnada.

Existe normas que los protegen y regulan que son la NOM 029 del 2006, la NOM 009, la Carta nacional pesquera y el Plan de manejo, así como la Veda del 15 de Mayo a 15 de Junio, vigente desde el 2014.

“Falta interés en la especie por precios bajos, la captura es reducida por el precio y los rendimientos son de 300 a 400 toneladas con inversiones de 40 mil pesos por viaje. Es un recurso no aprovechado que es bueno para darle un descanso. Hoy está en pausa por el interés en otras especies, la perspectiva es que está en recuperación”, dijo.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.