EntérateMundo

Raniere contrata a abogado de ‘El Chapo’ y Emma Coronel; busca repetición de juicio

En su búsqueda por reponer el juicio que lo halló culpable de siete cargos criminales y por el cual fue condenado a 120 años de prisión, Keith Raniere contrató los servicios del litigante Jeffrey Litchamn, quien formó parte del equipo que defendió a Joaquín El Chapo Guzmán Loera, y quien funge actual abogado de Emma Coronel.

También, Raniere reforzó su defensa con Marc Fernich, abogado especializado en apelaciones y quien ingresó una moción a nombre de Guzmán Loera, y que ahora piensa hacer lo mismo con el caso del ex líder de NXIVM.

En un comunicado, Litchman aceptó que Raniere lo contactó “en relación con hechos nuevos e importantes que cuestionan algunas de las pruebas más perjudiciales presentadas durante el juicio”.

El polémico defensor neoyorquino dijo que luego de revisar los documentos que les hicieron llegar, “acepté comparecer por Keith, y presentar una moción para un nuevo juicio”. Adelantó que Fernich y él “simplemente advertimos que todos los acusados de un delito merecen justicia y un juicio justo, independientemente de quiénes son y de qué se les ha acusado, Raniere y sus coacusadas incluidas”, apuntó.

Las coacusadas se declararon culpables antes del juicio de Raniere y dos de ellas ya han sido sentenciadas. A finales de julio se conocerá la pena que deberá purgar Lauren Salzman, y restará saber la sentencia de su madre, Nancy Salzman, así como la de la contadora Kathy Rusell.

Por su parte, Marc Fernich agregó que “el gobierno no debería estar en el negocio de vigilar la moralidad”, al referirse que “la autonomía personal y la elección individual, por poco ortodoxas que sean, son valores esenciales”. Fernich considera que el juicio contra Raniere infringió esos valores, por los que se declaró dispuesto a reivindicarlos.

No es la primera vez que Raniere pide la reposición de su juicio, pues en octubre del año pasado, semanas antes de ser sentenciado, sus anteriores defensores ingresaron una moción para repetir el proceso basados en dos declaraciones juradas de Nicole Clyne y Michele Hatchette, ambas aun seguidoras del gurú, quienes acusaron “amenazas e intimidación por parte de los fiscales”.

Éstas declaraciones “habrían impugnado elementos materiales del caso de la fiscalía, exculpando al acusado de los cargos más graves en su contra”, según la moción. Raniere fue juzgado durante seis semanas a partir de mayo del 2019 y, finalmente, un jurado lo halló culpable de siete cargos relacionados con crimen organizado y tráfico sexual.

Por Milenio

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.