Quintana Roo

Se queja gobernador de Quintana Roo ante desobediencia a decálogo emergente. Personal de Cofepris, agredido en actos de campaña

Cancún, Q. Roo, 2 de junio. – Luego de anunciado el decálogo emergente en Quintana Roo, para reducir contagios por COVID-19 y evitar pasar al color rojo, el gobernador del estado, Carlos Joaquín González, se quejó de la resistencia mostrada e incluso de la actitud agresiva en contra de elementos de la Dirección General de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Hemos detectado, en estos dos días, que hay un gran relajamiento en algunos lugares, hay olvido total, agresividad de personas cuando te acercas a comentarles la necesidad de hacer uso de los hábitos, que me parece muy lejano a lo que tenemos que tener en el estado en cuanto a formación cívica (…)

“Ahora que se incrementa la disciplina que se busca que se cumpla, hay estos levantamientos que, a mucha gente no le gusta porque cree que estamos jugando, que estamos mintiendo o que estamos pensando en otras cosas o que son metas u objetivos diferentes”, dijo.

Apenas el lunes pasado el mandatario estatal anunció 10 medidas de urgente aplicación que versan sobre la reducción de movilidad, instalando filtros en calles y avenidas, además de suspender el desplazamiento de automóviles y personas a partir de medianoche y hasta las cinco horas.

También el cierre de todo negocio que no sea esencial a partir de las 23 horas; sanitización constante de transporte público, desinfección de instalaciones y de barcos antes de cada viaje; uso obligado de cubre bocas y gel, además de sana distancia; el respeto irrestricto de aforos; señalización e identificación de puntos de alto contagio, evitar reuniones sociales, aumentar vacunación y pruebas de detección, entre otros.

Una de las 10 medidas tiene que ver con la reducción de aglomeraciones durante actos de campaña, lo que ya provocó insultos y agresiones en contra de inspectores de la Cofepris.

“Ofendiendo, gritando, pensando que se trata de un tema político. Muy mal. Me parece un tema que va más allá de la disciplina y el liderazgo que tú tienes que tener como candidato, como candidata; y ofender o atacar a quien va a hacer su trabajo, evidentemente, es una situación muy baja, que parece más de delincuentes, que de candidatos”, expresó.

Joaquín González aclaró que “nadie quiere atentar contra sus campañas ni contra sus partidos”, insistió, al señalar que el exhorto para evitar aglomeraciones y tumultos se dirigió a todas las fuerzas políticas.

“Sin embargo, hubo algunos que gritaron, manotearon y casi golpean a un grupo de trabajadores que estaban haciendo su esfuerzo”, reclamó, al señalar que partidos y candidatos han insistido en hacer cierres de campaña de forma tradicional, con excepción de quienes han realizado caravanas vehiculares.

El ejecutivo estatal también se quejó de algunos municipios que “de repente se nos esconden”, aunque tienen responsabilidad directa en poner orden y coadyuvar para hacer cumplir los protocolos y el decálogo.

Admitió que ayer, al ponerse en marcha, hubo algunas fallas y no se ha aplicó totalmente.

“Recibimos videos en las terminales marítimas donde no estaba aplicándose el uso de cubre bocas, donde no había sana distancia; hace rato tuve reportes de camionetas de TTE de transporte público que están subiendo más de 10 personas en el vehículo, contrario a todas las comunicaciones que hemos dado”, manifestó.

Aclaró que la idea no es pelear con nadie, sino de buscar la cooperación voluntaria para cuidar la salud y evitar retornar al color rojo y, con ello, regresar al confinamiento y ver desplomarse la economía nuevamente.

En la misma sintonía el secretario de Seguridad Pública del estado, Lucio Hernández, subrayó que le parece increíble que se tenga que llegar al extremo de multar, sancionar y clausurar, en aras de proteger la vida de la población, renuente a acatar las medidas sanitarias.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.