EntérateEspecialesOpiniones

Los maestros de Yucatán ya están vacunados

Sin lugar a dudas, una de las mayores preocupaciones que había en el estado mexicano, además de la reactivación económica, lo constituía el regreso de las profesores a las aulas para impartir sus clases de manera presencial. Ya que esta actividad fue una de las primeras que se suspendieron a inicios de la pandemia/epidemia del Covid-19 a mediados del mes de marzo del año 2020.

            Esta suspensión trajo consigo unas serie de cambios en la manera de impartir clases, se tuvo que echar mano de las nuevas tecnologías para poder llevar a los niños y niñas, adolescentes y jóvenes universitarios los conocimientos que cada uno de ellos debía de adquirir con respecto a su nivel escolar. La Secretaría de Educación  a nivel federal implementó un programa por medio de la televisión abierta denominada Aprendamos Juntos, que hasta el día de hoy está en su tercera serie o temporada. Pero estos programas además de ser incompletos y carentes de seriedad por la manera en que se desarrollaban, resultaron repetitivos hasta el cansancio, es muy probable que la nueva Secretaria de Educación , la “maestra” Delfina NUNCA haya visto estos programas para ver sus problemas y lo tedioso que resultan ser.

            El temor al contagio, en enfermarse y tener la posibilidad de fallecer por adquirir el Covid-19, hizo que los profesores de todos los niveles y grados de la currícula de enseñanza, implementaran sus mecanismos para poder “dar clases” a distancia, sin lugar a duda muchos de ellos dieron más de lo que se esperaba y otros simplemente cumplieron de manera normal ante este reto al que se enfrentaba,

            Entre las condiciones para que los profesores regresaran a las aulas, según las indicaciones de la Secretaría de Salud y Educación a nivel federal son: que el semáforo epidemiológico  esté en color verde, el índice de contagios e ingresos sean menores, que las condiciones de cada estado así lo permitan y que los profesores estén vacunados.

            Líneas abajo, el de la tinta hará una reflexión en torno de cada una de estas características que se deben de cumplir para poder regresar a las aulas para la impartición las clases de manera presencial. Sin lugar a dudas algunos estados del país ya han regresado de manera paulatina en el tema del regreso a clases y han tenido en el proceso algunos aciertos y problemas, entre las cuales una de las principales es la de regresar a un color de semáforo amarillo o naranja, haciendo que este camino al regreso a la escuela sufra algunos tropiezos.

            Una de las primeras experiencias en el plan  de retorno a clases presenciales es que han presentado algunas escuelas casos de Covid-19 lo que ha propiciado la suspensión de labores en la escuela o bien,  que se haya incrementado el número de contagios que marca un retroceso en los colores, llegando incluso al anaranjado estando antes en amarillo o verde.

            Sin lugar a dudas este reingreso a las aulas cada vez se hace y se ve más complicado, ya que de manera independiente de lo que diga el gobernador- empresario Sr. Vila, cada día va en aumento el número de contagios e ingresos, aunque según él no hay ningún problema ni porque alarmarse ante este incremento. Pero la realidad es otra. Seguramente él tendrá como el gestor de nuestro país, el morenista AMLO, habrá en su poder otros datos.

Semáforo epidemiológico

            Desde las famosas mañaneras, el Presidente de la República se ha desgañitado diciendo que ya es necesario que se retornen las actividades escolares presenciales, dando un primer paso al afirmar que será en el mes de junio cuando en algunos estados se comience con este proceso, ya que el número de contagios es cada vez mayor, haciendo a un lado el caso más temprano que ha sido Campeche, quien estando durante mucho tiempo en color verde y con la alegría y algarabía de las autoridades federales, se dio luz verde(como el semáforo epidemiológico) se comenzó a trabajar y en fecha actual las clases en ese estado se han suspendido. Es por eso la necesidad de muchos estados de nuestro país de llegar lo más pronto posible al color verde, aunque en la actualidad se ha manifestado que aún estando en amarillo ya es posible este reinicio de labores educativas.

            Más que una necesidad de reactivar esta actividad, es necesario el tener un plan sanitario que haga posible la permanencia por tiempo determinado de la apertura de las escuelas y se haga dentro de los parámetros sanitarios que se deben de observar para tal caso. De manera específica nuestro estado de Yucatán , según ha declarado el gobernador Mauricio Vila Dosal, las clases presenciales se iniciarán en el mes de agosto, esto es a inicios del nuevo ciclo escolar 2021-2022

|           Seguramente el gobernador está escuchando el canto de las sirenas, y no ve la realidad del costo que está teniendo en nuestro estado y de manera específica en nuestra ciudad capital, la reapertura económica, y la libertad que se han tomado los habitantes de actuar de manera irracional, solo basta con ver las imágenes que la prensa local remite de las aglomeraciones que se presentan en las calles de la ciudad, en algunos municipios y sobre todo, la fiesta que se produce  los fines de semana en los puertos. Amén de las grandes aglomeraciones que algunos dirigentes políticos han reunido para sus mítines en plena crisis sanitaria, haciendo a un lado las restricciones a vista y paciencia de las autoridades encargadas de mantener a raya este tipo de reuniones.

Contagios e ingresos menores

En este rubro se puede afirmar que el número de contagios se ha venido incrementado día a día, por ejemplo a inicios del mes de mayo se tuvo 104 personas contagiadas, número que ha ido variando, fluctuando de 100 hasta llegar a 170 el sábado 29 y terminando el mes en 116.

En el caso de los ingresos o personas que se encuentran en alguno de los distintos hospitales oficiales de la ciudad, la cantidad ha ido variando, siendo el número mínimo de 136  el sábado 15 de mayo y terminando el presente mes de mayo en 160.

Ambas cantidades han estado en ascenso, a pesar de que el mismo gobierno quiere minimizar el peligro que esto representa ya que hasta la fecha las medidas de apertura siguen de la misma manera y se presume estar en amarillo, aún cuando que para las autoridades federales ya estamos en alarma.

En este rubro lo ideal es llegar a una cifra de dos o un dígito en el número de contagios diarios y hacer lo posible por que las personas no tengan que ser ingresados, esto se lograra con la cooperación de la comunidad en general. Pero la realidad es que la movilidad ha incrementado el número de ambos ítems.

Se termina el fin del mes de mayo con 930 personas activas del contagio, esto es sin tomar en consideración a aquellas personas que acuden a los hospitales particulares y se hacen pruebas de manera privada, el número de casos seguramente estará por encima de lo que las autoridades sanitarias locales reconoce.

Las condiciones de cada Estado

            Aunque el semáforo es nacional, cada estado es autónomo en declarar el color que les corresponde según las características de cada uno de ello. En el caso particular de Yucatán, son pocos los municipios que presentan un alto índice de contagios. Hay algunos que no ha  presentado contagios aunque en otros y pese a las campañas de concientización, van en aumento.

            Cada estado deberá de implementar programas de desinfección y dotación de material para que las escuelas cuenten con lo indispensable para poder abrir sus puertas. Esperemos que el gobierno estatal y las autoridades educativas proporcionen los recursos en material ya que si es en económico, conozco a muchos directores que se harán de las suyas para avenirse con recursos ajenos y “jinetear” este recurso. Comprando los requerimientos de baja calidad para tener una mayor ganancia.

            La pobreza, las condiciones de aprovisionamiento de agua corriente, los salones adecuados y en óptimas condiciones(en la escuela del de la tinta se requiere de mucha infraestructura ya que sus actuales directivos no se han comprometido en tener salones dignos para la educación y enseñanza de sus estudiantes).

La vacunación de los profesores

            Este aspecto ya ha sido cubierto de manera óptima, alcanzando un buen porcentaje de aplicación, ya que, dicho sea de paso, muchos de los profesores mayores de 60 años que aún siguen en activo, desde el mes de abril recibieron su primera dosis de vacunación y aún están en espera de su segunda dosis.

            Un dato importante a destacar es que la vacuna que se aplicó al magisterio yucateco y personal que labora en las escuelas, es la que tiene una menor efectividad, además de ser la que más causas adversas a la inoculación ha tenido. Muchos han sido las voces q han manifestado que tuvieron diversos malestares posterior a la aplicación de la vacuna CanSino. En un mayor porcentaje se presentaron fiebre, malestar general, náuseas, diarrea, cansancio general, en algunos casos urticaria y el dolor de cabeza fue un común denominador entre los inoculados. Menos efectividad pero con mayores problemas.

            Lo importante es la vacunación y nuestro estado y el magisterio ya se encuentra en condiciones personales para reanudar labores. Los maestros en activo de 60 años y más, seguramente ya tendrán  su segunda dosis para el mes de agosto que es la fecha que el gobierno del Estado pretende reanudar actividades.

            Sin lugar a dudas el gobierno del Estado hará lo posible por llegar a un color amarillo o verde, con tendencia a naranja en la realidad, pero hay que ser conscientes que esta tarea no es solo compromiso del gobierno, la sociedad en general debe también de apoyar, a seguir cuidándonos y no ver las imágenes en los medios de comunicación en donde las aglomeraciones son mayores a las permitidas y sin considerar las restricciones sanitarias.

            Las condiciones serán determinantes cuando las autoridades encargadas de la salud de nuestro estado tomen cartas en el asunto, mientras esto ocurre seguiremos viendo las calles con muchas personas paseando, los restaurantes y los centros comerciales llenos todos los días y nuestras playas recibiendo a los cientos de personas que van a pasar el día y contagiar y contagiarse ante la mirada perdida de nuestras autoridades.

            El gobierno federal está ansioso por comenzar las clases presenciales, siendo así que en algunos estados de nuestro país se iniciarán estas actividades el próximo lunes 7 de junio. Las autoridades locales han dicho que se iniciará el próximo mes de agosto, hay que estar pendientes de los caprichos del señor gobernador-empresario Vila, ya que seguramente hará caso a las recomendaciones de su élite.

Y ustedes caros y caras lectoras, qué opinan acerca de este regreso a clases presenciales? Tendrán la confianza de enviar a sus hijos? Habrá el compromiso de seguir las indicaciones sanitarias? En nosotros está la respuesta.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.