EntérateEntretenimiento

La apariencia de las cosas, el thriller inspirado en obras de arte

Basado en la única novela traducida al español de Elizabeth Brundage, autora estadounidense que trabajó como guionista en el American Film Institute de Los Ángeles, el largometraje sigue la historia de un joven matrimonio que decide dejar atrás su vida en Manhattan para mudarse a un pequeño pueblo del valle de Hudson.

Ciudad de México, 1 de junio (SinEmbargo).- “Todo en el mundo natural tiene su contraparte en el mundo espiritual”. La relación entre el terror, el cielo y el infierno no es ajena sin embargo cuando un thriller hace referencias a distintas obras de arte, la historia suele tomar otra dirección. Tal es el caso de La apariencia de las cosas, la cinta de Netflix dirigida por la pareja de directores Shari Springer Berman y Robert Pulcini.

Basado en la única novela traducida al español de Elizabeth Brundage, autora estadounidense que trabajó como guionista en el American Film Institute de Los Ángeles, el largometraje sigue la historia de un joven matrimonio que decide dejar atrás su vida en Manhattan para mudarse a un pequeño pueblo del valle de Hudson.

Aunque al principio se muestra a una pareja feliz, conforme avanza el filme el título de la producción toma peso pues deja en claro que todo se trata de una simple apariencia, dejando así salir la verdadera personalidad de sus personajes.

Los actores Amanda Seyfried (Mamma Mia!, Chicas pesadas y Chloe) y James Norton (Mujercitas y Happy Valley) son los encargados de darle vida a los protagonista de la historia: Catherine y George Claire, quienes fungen como reparadora de arte y profesor de historia del arte respectivamente. A su familia se suma Franny, su pequeña hija interpretada por Ana Sophia Heger (Life in Pieces).

Se dice que todo cambio es bueno, pero qué sucede cuando los nuevos aires cuentan con una historia siniestra detrás de su brillo. El nuevo hogar de los Claire guarda un obscuro pasado y los fantasmas que en éste habitan –cabe aclarar no se trata de los típicos espectros que se han presentado en otros clásicos de terror – comienzan a adueñarse de la historia de la joven pareja.

El haber abandonado su vida por seguir los sueños de su pareja, el sentirse sola en un pueblo desconocido, la sensación de que algo fuera de lo común está sucediendo en su hogar y el descubrir que su marido no es más que un sociópata, se suman a los problemas que Claire venía arrastrando como sus desordenes alimenticios.

El nuevo hogar de los Claire guarda un obscuro pasado. Foto: Netflix
Justine en La apariencia de las cosas. Foto: Netflix

Ante el “escepticismo” de su marido, Claire logra encontrar en quien confiar dentro del grupo de colegas de George: Justine (Rhea Seehorn) y Floyd DeBeers (F. Murray Abraham), este último devoto que realiza sesiones espiritistas y hace referencia a Emanuel Swedenborg, teólogo sueco del siglo XVIII que solía escribir sobre el cielo y el infierno, y a El Valle de la sombra de la muerte, obra de George Inness que representa a un hombre que viaja del mundo de los vivos al de los muertos.

En contraste a Floyd, George hace referencia a los cuadros de Caravaggio, un pintor italiano que combinaba la observación realista de la figura humana y que sus obras sirvieron como inspiración del Barroco. Sin embargo, Caravaggio no sólo ganó popularidad por sus pinturas sino por tener antecedentes criminales.

La diferencia entre las obras de George Inness, fiel seguidor se Swedenborg, y Caravaggio deja entrever que la historia de Elizabeth Brundage es un mundo de contrastes entre el bien y mal.

Floyd hace referencia a George Inness. Foto: Especial
Willis y George entablan una conversación sobre Caravaggio. Foto: Netflix

La apariencia de las cosas es el filme más reciente de Shari Springer Berman y Robert Pulcini, la pareja de directores que contrajo matrimonio en 1994 y que también estuvo a cargo de los largometrajes Esplendor americano (2003) y Una niñera en apuros (2007).

Pese a que la cinta no ha sido bien valorada en Rootten Tomatoes (39 por ciento), la adaptación es un buen plan para pasar un fin de semana cuando no se sabe qué ver. A la mala critica del portal se suman comentarios positivos por parte del público en los que destacan que “el terror no consiste en screamers sino en lo psicológico”.

UN FINAL EXPLICADO

A poco más de un mes de su estreno, el desenlace del metraje -en el que se hace una clara referencia a El resplandor de Stanley Kubrick, ha dejado un par de dudas entre sus espectadores.

Para terminar con los cabos sueltos, Pulcini se dio a la tarea de explicar en una entrevista cedida a Decider que se trata de una metáfora del cuadro de George Inness.

“Creo que, en realidad, es una noción muy actual, ya que estamos viendo este tipo de revuelta cultural con las ‘personas tóxicas’ que se han salido con la suya durante mucho tiempo y ahora reciben su merecido. Hay algo muy satisfactorio en este cambio de quién está condenado en realidad en esta historia y quién tiene el poder para hacer eso”, indicó.

Al reparto de La apariencia de las cosas se suman los nombres de Alex Neustaedter (Josie & Jack), Jack Gore (Campamento en el fin del mundo), Natalia Dyer (Stranger Things) y James Urbaniak (Esplendor americano).

La apariencia de las cosas se encuentra disponible en el catálogo de Netflix desde el pasado 29 de abril.

Póster de La apariencia de las cosas. Foto: Netflix

Por: SinEmbargo

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.