Quintana Roo

Cuestionan protocolos de actuación de policía de Cancún ante pleito entre particulares que involucró a adulta mayor (VIDEO)

Cancún, Q. Roo, 10 de mayo. – La actuación de policías municipales de Cancún, al tratar de llevarse a una mujer que allanó una casa, de su propiedad, pero rentada a una familia, fue cuestionada por colectivas feministas, quienes acusaron exceso de fuerza y demandaron una explicación a la alcaldesa con licencia, “Mara” Lezama y al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, sobre la calidad y eficacia de la capacitación a elementos de Seguridad Pública.

¿Dónde están esos Cursos de Derechos Humanos y Perspectiva de Género? Quien los impartió y cuántos integrantes de la fuerza pública en Quintana Roo lo tomaron?, pero lo más importante, ¿Quiénes los aprobaron?, ¿por qué siguen cometiendo atropellos y violaciones a derechos humanos de la ciudadanía?

¿Dónde está Mara Lezama quien fue elegida para gobernar y administrar el Municipio de Benito Juárez? Es presidenta con licencia para poder reelegirse. Así gobierna Morena. ¿Y ahora qué explicación darás Carlos Joaquín? ¿Volverás a decir que lamentas mucho este desafortunado suceso? (…)”, reprochó Ariadne Song, de la colectiva Xtabay.

La activista ligó lo sucedido con hechos anteriores, que evidencian el proceder de la policía, incluso bajo mando único, como sucedió en Cancún, el nueve de noviembre de 2020, y el 27 de marzo, en Tulum, con Victoria Salazar.

“Hoy, el desalojo de una mujer de la tercera edad por policías que actúan como delincuentes”, señaló, al manifestar que la policía sacó por la fuerza a una persona, de su propia casa.

Desde anoche se hizo viral un video en el cual se observa a elementos de la Policía Municipal de Benito Juárez, al interior de un domicilio ubicado en la supermanzana 307, en el fraccionamiento Lol Be, forcejando con una adulta mayor para llevársela. La señora se resiste, alegando que es dueña del inmueble.

“No me toquen, no me agarren, no me saquen”, se escucha a la mujer, mientras un oficial intenta explicarle que habiendo un contrato de arrendamiento, ella no puede permanecer en el lugar.

Song añadió que la empresaria había rentado la casa a una familia extranjera; sin embargo, desde hace varios meses los inquilinos adeudan el pago del alquiler, por lo que decidió dar por terminado el contrato.

De acuerdo con los inquilinos, la mujer que les arrenda entró en el domicilio, forzando candados y chapas del portón, por lo cual se llamó a la policía para pedir auxilio.

La señora mostró los papeles que la acreditaban como la legítima dueña, pero mediando el contrato, al irrumpir en el domicilio y negarse a salir, estaba incurriendo en allanamiento e incluso podía ser acusada de probable despojo.

En la imagen se ve que el policía la toma del brazo e intenta hacerla entrar en razón, sin éxito. La mujer, dueña de una agencia de bienes raíces, amenazó además con proceder, aludiendo que tiene conexiones con “gente de arriba” y “amistades en el gobierno”.

Luego de lo sucedido la Secretaría de Seguridad Pública inició una investigación, para deslindar responsabilidades.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.