CulturaEspeciales

Algunas personas que he conocido en mi vida (I)

A lo largo del tiempo y ante la oportunidad de escribir y realizar entrevistas, el de la letra ha podido conocer a personas que han tenido una relevancia en los diferentes ámbitos, ya sea en lo académico, en lo social como en lo artístico. La trascendencia de muchos de los conocidos ha sido a nivel internacional, aunque también hay otros y otras que se desarrollaron dentro de nuestra vida local. A continuación se hará u ejercicio memorístico acerca de los personajes que han impactado en a vida del de la tinta, desde luego no podrán estar todos, pero para muestra un botón.

            En el ámbito académico, y siendo estudiante de la licenciatura de Arqueología en nuestra Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY,  le ha dado al de la nota, la oportunidad de conocer un poco sobre el trabajo de distinguidos personas ya sean del ámbito local, como nacional y del extranjero. Una de las personas académicas que ha impresionado al de la letra, no solo por sus estudios y dedicación a la escritura de los antiguos mayas y su aporte a la cultura de nuestra región sino por su presencia. Parecía al verlo sentado un personaje de ficción, impresionante con su traje negro y su presencia que impactaba, me refiero al Dr. Yuri Knorozov, aunque no hablaba sino que acompañaba a una de sus colegas también rusa, la investigador Dra. Galina Yerskova. Grandes aportaciones y uno de los principales investigadores de la cultura maya más allá de nuestra fronteras. Investigador reconocido en el mundo entero por sus aportaciones arqueológicas.

            Sin lugar a dudas uno de los investigadores de nuestra historia local, con amplio camino recorrido tanto en el ámbito de la educación como en la investigación, lo fue el amigo y antiguo director de la Facultad de Antropología, me refiero al Antropólogo Salvador Rodríguez Losa, personaje distinguido tanto por sus colegas como por toda la comunidad académica local, nacional e internacional. El chato, como se le conocía localmente, sentó las bases para la investigación histórica local, siendo sus trabajos de consulta obligada para estudios antropológicos e históricos.

            Siempre era importante conocer a aquellos autores de libros que teníamos como de texto o consulta, en la carrera de la Licenciatura en Ciencias Antropológicas, recuerda muy bien el de la letra que había un investigador que siempre estaba en la boca de nuestros maestros de aquellos años, me refiero al Dr. Robert Patch, quien trabajaba el tema de las haciendas de Yucatán, lo recuerdo de bigote y siempre amable y afable. Todo un acontecimiento cuando lo veíamos paseando los corredores de la Facultad o bien asistiendo a alguna de sus clases.

Un especialista en epigrafía maya, de nacionalidad estadounidense, es el Dr. David Stuart, en una de sus tantas visitas a nuestro Estado para trabajar en alguna de nuestras principales ciudades mayas, el de la letra tuvo la oportunidad de platicar con él para saber de la importancia que generaba de manera especial para el investigador y para el mundo de la arqueología los descubrimientos que se estaban realizando en el Área Maya. El Dr. Stuart, de baja estatura, pero con el dominio de la epigrafía como los grandes, descifraba lo escrito en alguno de los soportes, ya sea en dinteles, jambas, estructuras u otros soportes que tenían escritas fechas, u relatos de los que dirigían las élites del sistema social de los mayas.

            Un personaje que siempre acudía a la biblioteca pública Manuel Cepeda Peraza, ubicada en aquellos años a un costado del parque de los Hidalgos, fue el famoso ajedrecista que le dio lustre a este deporte ciencia, me estoy refiriendo a Carlos Torre Repetto, con una lupa de tamaño considerable acudía todos los días a la biblioteca a leer los periódicos locales. Siempre se le veía solo sentada en una lejana mesa y con los ojos pegados a la lupa procedía a leer las notas que más le interesaban. Personaje que como diríamos “pasaba agachado” por la vida, sencillo, aunque no daba el aire de querer acercarse a platicar con él.

            Un personaje que irradiaba paz y tranquilidad solo con verlo y si se platicaba con él ya se imaginarán, la dicha y alegría de hacerlo, me refiero al hoy Arzobispo y Secretario para los Seminarios Jorge Carlos Patrón Wong, lo conocí cuando hice una serie de entrevistas a propósito de las vocaciones cuando él se desempeñaba como Rector del Seminario de Yucatán. Hombre de fácil palabra, de buenos comentarios y de paz en el alma. El Padre Patrón, como se le conoce ha dejado una huella imborrable en el clero yucateco y es por eso que cada vez que viene de visita a nuestra ciudad para estar con su familia, res todo un evento el saber qué actividades realizará y en donde dará la santa misa.

            Una persona de juventud acumulada, pianista y compositora y directora de las Mayas Internacional, fue Judith Pérez Romero de Castaldi. Mujer simpática que se enorgullecía de nuestro traje regional y es por eso que en cada una de sus presentaciones, ya sea con su grupo o bien de manera particular, lucía alguno de sus numerosos ternos que tenía y portaba con orgullo. Cada una de sus actuaciones era un  privilegio asistir, ya que con las demás integrantes de su grupo hacían que el público pasara un momento agradable de música, humor y profesionalismo. Fue doña Judith un referente en nuestra música regional, poseedora de una singular voz, nos trasladaba a diferentes lugares gracias a sus profesionales y muy sentidas actuaciones.

            El de la letra la a conoció por medio del entonces director del Instituto de Cultura de Yucatán, el Mtro. Jorge Esma Bazán, quien la invitó para realizar una serie de actividades en nuestra ciudad, me refiero a la actriz Angélica Aragón, mujer a quien la envolvía un halo de misticismo y conocimiento, famosa en el cine mexicano y en la pantalla chica por su participación en una telenovela que paraba el tráfico del país cada vez que se transmitía, Mirada de Mujer, cuyo capítulo final fue el 5 de junio de 1998. La recuerdo con un terno color blanco que hacía una buena combinación con sus bellos ojos y su piel como la nieve. Una mujer de paz, que transmitía esa tranquilidad de una mujer plena, feliz de la vida u de su trabajo.

            Importante personaje que en los años ochenta representó a muestro Estado cuando se desempeñaba como director de la Orquesta Típica Yucalpetén, me refiero a don Pedro Hoil, de estatura baja, pero de un gran corazón de manera personal y también cuando dirigía nuestra Orquesta insignia. Fue muy aplaudido por propios y extraños, incluyendo al entonces Presidente de la República (JoLoPo), conocido y reconocido como aquel que defendería el peso como un perro. Don Pedro persona humilde, quien se caracterizaba por ser un poco tímido pero que en cada pieza que dirigía, sabía combinar los metales, las cuerdas y las percusiones.

            En el ámbito del deporte, para ser más exacto, del beis bol, una de las figuras que tuvo mucha importancia como jugador y como personal del equipo de los Leones de Yucatán fue el Sr. Leonel “El Coronel” Aldama, cubano de nacimiento quien llega a México a finales de los años 40 y principio de los 50. Jugó con los Cardenales de Motul en la Liga Peninsular y posteriormente  fue manager de los Leones de Yucatán en 1971 y 1987. Fue jugador de 2ª base con los Diablos Rojos de México y con los Sultanes de Monterrey el pasado siglo. Leonel Aldama, siempre fue una persona con la sonrisa en la boca, amable y como cubano que era siempre estaba alegre, se le pudo ver en el parque Kukulcán una vez que se retiró en alguno de los juegos que disputaban nuestros leones de Yucatán, Falleció en esta ciudad a los 94 años de edad.

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.