MunicipiosPolicía

Se mató mientras cazaba

Sucilá, Yucatán. Rogelio N., de 45 años, perdió la vida luego de que su escopeta calibre 20 se disparara accidentalmente en contra suya. El hombre murió de manera instantánea.

De acuerdo con las autoridades locales, el lamentable hecho se registró en el rancho “Santa Librada”, ubicado en el tramo carretero entre Sucilá-Panabá.

G. A. P. M., de 30 años, informó a las autoridades policías que fue de cacería con su primo Rogelio N., al rancho antes mencionado. Acordaron que al ingresar al monte se separarían y, más tarde, quedaron de verse en el punto de donde partieron (entrada del rancho).

Más tarde, G.A.P.M. escuchó un disparo, por lo que supuso que había sido su primo y continuó con su trabajo para ver que podía cazar. A las 20:00 hrs, se fue a donde quedó de encontrarse nuevamente con su primo, pero al ver que no regresaba fue a buscarlo. Lo encontró atorado en un árbol de jabín como a 2 metros de altura, inconsciente.

De inmediato, acudió a reportar a la policía. Los oficiales constataron que la persona no contaba ya con signos vitales.

Según el peritaje, el hombre al estar en un árbol, espiando a algún animal, se le cayó el arma y esto accionó el disparador.

Al lugar arribo personal de la fiscalía, para el procedimiento legal correspondiente.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.