Sororidad

Masaje perineal ante parto

Hola lectores de Maternar:

El día de hoy hablaremos sobre el masaje perineal durante el embarazo, es un masaje que se realiza a partir de la semana 34 y 35 de gestación, abarcando el periné o suelo pélvico conformado por el conjunto de partes blandas que cierran hacia abajo el fondo de la pelvis menor (externamente es la vulva y entrada de la vagina), este masaje se ejerce de manera circular y media luna, se aplica una ligera presión y suave apertura.

En los últimos 10 años se han realizado estudios de este tipo de masaje, que se pueden consultar en las bases de datos de COCHRENE, CUIDEN y CIHNAL. Estos estudios mencionan que la ejecución de este masaje ayuda; en el descenso significativo en la incidencia de traumatismo perineal, mejora el dolor perineal durante el postparto, así como la prevención de desgarros obstétricos y la necesidad de episiotomía.

Pero el máximo beneficio del masaje es que la embarazada entre en contacto con su cuerpo, que sienta y visualice la zona donde va a transitar el bebé, tenga ese contacto sensorial de una zona que muchas veces no conoce, no explora, no siente por si misma, de ésta manera el masaje puede ubicarla en la sensaciones de presión, estiramiento y relajación, observando que si esta zona esta tensa al momento de realizar el masaje, como resultado experimentará malestar, es por eso que es necesario ubicarlo en un momento de tranquilidad y en un lugar donde se experimente comodidad e intimidad.

Otro de los beneficios que mencionan los estudios, es que este masaje evita las episiotomías, en este punto realmente una de las pautas para evitarlas, es entablar una estrecha comunicación con el ginecólogo para saber si realiza episiotomías justificadas, pues la recomendación de la OMS en NO realizarlas de manera rutinaria. Otra manera de evitar estos impactos en el suelo pélvico es adoptar libremente posturas durante el expulsivo del parto, en esta última queda claro que todas las posturas en vertical ayudan a el descenso del bebé utilizando la gravedad: Otra de las pautas a evitar, es no manipular externamente el periné durante el expulsivo y sugerir a la embarazada la respiración y exhalación lenta durante los pujos del expulsivo fomentando la salida suave del bebé.

De alguna manera es importante considerar que independientemente que sea recomendable la aplicación del masaje perineal durante el embarazo, las ventajas van de ser fácil de realizar, te conecta con tu cuerpo, con tu respiración y en los procesos de relajación, cimentando también una confianza en el parto.

Te invitamos a realizar tus preguntas si tienes alguna duda a nuestro correo de Maternar, nuestro objetivo primordial es poder proporcionar información para acompañar a la mujer embarazada y su familia en este camino para experimentar un embarazo, parto y postparto informado.

Mtra. L.Gabriela Castro Zárate
Educadora Perinatal-UNAM
Profesora de Yoga prenatal, postnatal y Doula
Maternar20@gmail.com

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.