EntérateQuintana Roo

Fonatur debe revertir despojo a Parque Cancún y Patronato ampararse en contra del gobierno municipal: GEMA

● Despojo se asemeja a esquema usado por Catastro de Puerto Morelos para arrebatar terrenos costeros a propietarios


26 de abril/ Cancún, Q. Roo.- El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) debe hacer válido o revertir el convenio mediante el cual donó 107.6 hectáreas a favor del ayuntamiento de Benito Juárez para crear un parque urbano gratuito, luego del despojo de casi 1.4 hectáreas al Parque Cancún, mientras que el Patronato Ecopark debe promover un amparo en contra de la comuna, por la afectación al polígono que tiene bajo su resguardo, afirmó el Grupo Ecologista del Mayab (GEMA).

La presidenta de la agrupación, Araceli Domínguez, indicó que la donación de las 107.6 hectáreas está escriturada ante notario y se condicionó a respetar la superficie total y el uso de suelo, sujeto a conservación ecológica, sin que ninguna de las dos condicionantes pudiera modificarse.

“Además de que los argumentos del sindico (Heyden Cebada) son lamentables, de no creerse, es un hecho que con la fusión de los dos lotes (Lote 3 y Lote 3-03) el Parque Cancún disminuyó su superficie y además le cambiaron el uso del suelo, homologándolo.

“No existe un argumento legal para haber hecho eso. Aunque se hayan inventado un lote y un propietario, el ayuntamiento no debió, ni estaba obligado a modificar el uso del suelo sujeto a conservación ecológica, incluso siendo propiedad privada. Por otro lado también es lamentable que un miembro del Patronato se haya prestado para hacer esas tranzas”, expresó.

La ambientalista subrayó que, independientemente de “las maniobras” hechas por el gobierno municipal para avalar y legalizar el despojo promovido por un particular, existe una autorización de impacto ambiental, expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el tres de octubre de 2016.

Esa autorización es la del Parque Cancún, en una superficie total de 243.1 hectáreas, compuesta por dos lotes, uno de ellos, de 107.6 hectáreas, con uso de suelo de conservación.

Aunque el ayuntamiento esté facultado para modificar un uso de suelo, en este caso estaba impedido.

“Tiene que revertirse y Fonatur tiene que hacer algo al respecto para que regrese a su estado original, porque la donación está condicionada. Y el Patronato, que tiene a su cargo la custodia de esa superficie, tiene que presentar un amparo por la alteración de esas 107 hectáreas y el cambio de uso de suelo”, sostuvo.

“Cuatreros” a cargo de despojos

Domínguez Rodríguez coincidió en que lo sucedido en Cancún, replica el esquema utilizado en Puerto Morelos, para despojar a legítimos propietarios de sus terrenos en Punta Brava, en 2016, en colusión con autoridades del ayuntamiento, presidido por la alcaldesa, Laura Fernández, quien hace semanas solicitó licencia para contender por la diputación federal del Distrito 03.

A finales de 2016, una decena de particulares denunció que, a través de Erick Estrella Matos, entonces director de Catastro -y actual candidato por la vía independiente a la presidencia municipal de Cancún- también se creo un lote 1, en una manzana 10, inexistente que se traslapó sobre 10 predios privados.

La clave catastral apareció en el sistema en 2016, pese a que en los planos de la dependencia no existía un predio con la nomenclatura inventada por Estrella Matos.

Aquello benefició a una particular de nombre Gladis N. R. -madre de José Luis de la Peña Nava, funcionario de Conciliación y Arbitraje durante el borgismo- operación que involucró a una empresa llamada “Gajo del Sureste” y otros particulares que, incluso, invadieron los 10 predios costeros.

“Son cuatreros. Se falsificaron documentos oficiales, sellos y firmas de funcionarios en títulos de propiedad, escrituras, folios del Registro Público de la Propiedad, pagos de predial, boletas catastrales.

“Se comprobó la falsificación de la firma de una directora del Registro Público y se detectó que la inscripción física de uno de los lotes afectados presenta distinta caligrafía”, evocó la ambientalista.

El tema terminó con la destitución de Erick Estrella -hoy candidato- y con la cancelación de la cédula catastral que expidió indebidamente. Sin embargo, todo el tema desembocó en un juicio que aún no concluye, en el que los legítimos propietarios obtuvieron la posesión y Gajos del Sureste promovió una demanda de amparo en contra del ayuntamiento de Laura Fernández.

“Es el mismo modus operandi. A partir de un supuesto título de propiedad, van sacando los papeles en complicidad con Catastros, Registros Públicos y notarias, que participan de este esquema ya ensayado y probado, y van dándole vida jurídica a lotes o predios inexistentes.

“Luego, se va vendiendo y revendiendo a partir de un documento apócrifo que fue legalizado por la propia autoridad en todos sus trámites”, reprochó.

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.