CulturaEntérateEspeciales

Tomás Ramos

Todavía con la consternación de su prematuro deceso, escribo estas líneas para recordar a Tomás Ramos Rodríguez, poeta, ensayista y académico, que fungía como coordinador de la carrera de Literatura Latinoamericana de la UADY.

Tomás fue un animador de la vida literaria dentro o fuera de Yucatán. Una voz crítica que ponía de relieve sus acuerdos o desacuerdos con ideas, textos, autores y prácticas literarias en general. Además de desarrollar sus puntos de vista con sustento argumentativo también hacía uso de la ironía y del humor, sobre todo en sus conversaciones cuando se refería a algún suceso que considerara erróneo o malintencionado. 

Aun en las etapas en donde cursaba sus posgrados, primero en Nuevo México y luego en Arizona, estaba al tanto de lo que ocurría en Yucatán y mantenía su presencia por medio de ensayos y artículos que se publicaron en libros, revistas y periódicos del estado. A la vez, fomentó el enlace con la vida literaria de la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, que dio resultados positivos al establecer contacto con escritores e investigadores chicanos y de otros países latinoamericanos que realizaron actividades en Yucatán, ya fuesen cursos, conferencias o presentaciones de libros.

Recuerdo su interés analítico por la literatura chicana, por la literatura maya (por ejemplo, el libro “Paisajes críticos en la literatura maya de Yucatán”) y por las nuevas generaciones de escritores yucatecos, todo lo cual apoyó de diversas maneras. Tomás Ramos fue generoso al abrir espacios en las publicaciones norteamericanas donde cumplió tareas de editor jefe o asistente, tales como “Arenas Blancas” y “Puentes, Revista México-Chicana de Literatura, Cultura y Arte”, en las cuales varios yucatecos tuvimos oportunidad de publicar escritos gracias a la invitación que nos brindó. Aunque distantes en la geografía y la cultura de la zona fronteriza, mediante su labor se pudieron establecer lazos para compartir proyectos entre las dos regiones. La visión de Tomás era de apertura de espacios, de libertad de voces.

Fue impulsor de las tertulias que dieron lugar al grupo Marsias y de las cuales se originó el poemario colectivo “El éter de las esferas”, publicado en 2008, y donde la sección suya se tituló “La eternidad de las banquetas”. Para la creación de la Red Literaria del Sureste original fue uno de los más activos gestores y se ocupó de hacer propuestas y desarrollarlas en esos primeros años impetuosos y optimistas.     

Durante varios años me contaba de sus experiencias en sus estudios de maestría y doctorado, sus inquietudes acerca de la cultura, su visión poética (esa lucha por “arrancarle alguna batalla a los demonios y a los dioses”). Siempre elocuente, manifestaba de diversos modos sus andanzas académicas, los cursos que impartía, sus publicaciones recientes o en proceso, su amistad con escritores de distintas generaciones, la alegría de su matrimonio, sus raíces familiares en Halachó y sus lejanos parentescos con los poetas Raúl Cáceres Carenzo y Rubén Reyes Ramírez.

Por las rutinas de trabajo y por la disgregación urbana y social que cada vez más padecemos en Mérida, durante los años más recientes ya no coincidimos en eventos y reuniones, aunque escuchaba esporádicamente de sus labores académicas donde se manifestaba el aprecio intelectual por él y por sus clases. La última vez que conversé con Tomás fue en marzo de 2018 y agradecí mucho su actitud conciliadora y la reiteración de su amistad. Esa última vez nos despedimos con un abrazo fraternal.

Uno de los temas que le preocupaban eran las formas de enajenación que padecemos como sociedad y como personas, y escribió que “esa enajenación es culpable de obstruir los espacios interiores que deben sensibilizarse al punto de poder escuchar ese leve susurro, la pequeña voz que desde adentro nos dice que somos únicos e impredecibles”. Y en verdad, Tomás Ramos fue único e impredecible. 

Jorge Cortés Ancona

Licenciado en Derecho, con Maestría en Cultura y Literatura Contemporáneas de Hispanoamérica. Es egresado del Doctorado en Literatura de la Universidad de Sevilla con una tesis sobre teatro y boxeo, y cuenta con un DEA (equivalente de maestría) de la misma institución. Ha impartido clases y cursos en diversas instituciones educativas y culturales sobre literatura e historia de las artes visuales. Ha escrito numerosos artículos y entrevistas sobre temas culturales y figura en varias antologías de poesía.

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.