EntérateOpiniones

¿Qué está pasando en el DIF?

El DIF (Instituto de Desarrollo Integral de la Familia) tiene su remoto origen en el Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI) creado el 31 de enero de 1961, bajo la gestión presidencial del Lic. Adolfo López Mateos, por una iniciativa de su esposa, Profra. Eva Sámano. Desde su creación, esta institución ha tenido por objeto la asistencia social, qué no la caridad, ya que, asistencia social y caridad, son dos conceptos cercanos en muchos puntos, pero de esencia diferente en el objetivo de su gestión. Desde su fundación, el INPI, sentó precedente en varios rubros de la mayor importancia; tal es el caso de la creación de los desayunos escolares que vinieron a llenar un renglón de la mayor importancia en la vida de la niñez de clase popular de nuestro país. Usualmente, esta dependencia ha sido encomendada a la responsabilidad de las esposas de quienes ejercen el ejecutivo de cualquiera de los tres niveles de gobierno, y es algo así como una joya de la corona, y siempre se ha procurado mantenerla al margen de vaivenes políticos, por su propia naturaleza. Por tanto, el INPI, evolucionado a través del tiempo y las administraciones en DIF, ha sido siempre una dependencia libre de acciones políticas, y mucho menos, electorales.

A lo largo de su existencia y su gestión, el DIF fue abarcando cada vez más amplios aspectos de la asistencia social, algunos de ellos muy memorables. Cinco sexenios atrás, en nuestro estado, esta institución llegó a contar con una cobertura casi total de desayunos escolares, merced la decisión de una distinguida empresaria local que levantó el guante que no quisieron recoger industrias locales que habrían podido hacerlo, y montó una planta de fabricación de galletas integrales y con dosis extra de vitaminas y proteínas que resultaron muy beneficiosas para los niños de las clases sociales más desprotegidas. En ese mismo período, se monta en Yucatán la CROPAFY, fábrica de prótesis de la mejor calidad, y que tuvo varios fines, todos de la mayor trascendencia. Esta planta, se concibió bajo una iniciativa del Lic. Mario Luis Fuentes, entonces director del DIF nacional, y se tuvo el cuidado de planear muy bien su sustento económico y social. La CROPAFY producía las prótesis, y estas se vendían a otros estados de la república; esto con el objeto de hacer autofinanciable su producción y, además, generar un remanente que permitiera que, estas prótesis se pudieran otorgar de forma gratuita, en algunos casos, o casi gratuita en otros, a los ciudadanos de Yucatán que las necesitaran.

Dentro del organigrama del DIF, existe una dependencia de la mayor importancia, la Unidad de Enlace Social, que es la encargada de hacer llegar las acciones de asistencia social directamente al ciudadano que lo requiera. Ahí se gestionaba la entrega de medicamentos, leche para los niños y albergues de ancianos, lentes, audífonos, muletas, bastones, sillas de ruedas, prótesis, pañales desechables, y mil y un cosas más de urgente necesidad para las clases más desprotegidas. Pues el caso es que, en los últimos tiempos, de esto hace poco más de un año, se suspende la entrega de apoyos al ciudadano, bajo la razón de no contar con los recursos para hacerlo. Cosa que llama poderosamente la atención, pues en el presupuesto de egresos del Estado de Yucatán, publicado en forma oficial, existe una partida importante destinada a estos menesteres. Entonces uno se pregunta ¿En qué se están aplicando esos recursos? Porque, definitivamente, los apoyos no están llegando a la gente. La entrega de leche, se ha constreñido a los albergues e instituciones que cuentan con un patronato o A. C., y el ciudadano común y corriente, el verdaderamente necesitado, a ese, no llegan los apoyos. Los pocos apoyos que se han  entregado al interior del estado, es porque los alcaldes correspondientes aportan para apoyar a su ciudadano. ¿Y los recursos destinados a la Unidad de Enlace, en qué se han aplicado?

A todo esto tenemos que agregar unos datos económicos que son verdaderamente preocupantes. El ejecutivo ha gastado en publicidad el año pasado, 27.8 millones en el Diario de Yucatán; 10.4 millones, en Novedades de Yucatán; 6.9 millones en el periódico Por Esto!; y 4.1 millones en la Jornada Maya. Y hay que agregar lo gastado en televisión que es en TV Azteca: 19.5 millones; Media Yucatán: 13.9 millones; Sistema Tele Yucatán (que es del propio gobierno) 9.7 millones; GIM Compañía Editorial: 1.2 millones; Telesistemas Peninsulares: 765 mil pesos; y además cuatro proveedores que recibieron $ 696,000 cada uno, Fredy Antonio Heredia Durán, Acereto Operadora, José Luis Rojas Sarlat y Promovisión del Caribe. Lo cual hace un gran total de $ 97’049,000. Datos proporcionados por el prestigiado periodista Hansel Vargas Aguilar. Sumemos a esto 111 millones invertidos en las ciclovías, y no podemos evitar unas preguntas. ¿Entonces, hay dinero o no hay dinero? Y ¿Si hay dinero para estas cosas, por qué no hay para asistencia social? Además, en redes, se publica una convocatoria conjunta del Gobierno del Estado, el DIF y la CROPAFY, pidiendo a la ciudadanía que done muletas, bastones, andaderas, sillas de ruedas, prótesis, férulas y más equipos semejantes, para apoyar a los que menos tienen. ¿No es un contrasentido gastas más de doscientos millones y por otro lado pedir al ciudadano común y corriente estos donativos?

Hemos señalado que, tradicionalmente, al DIF se le ha mantenido siempre al margen de cualquier acción que pueda ser vinculada a los procesos electorales, y es el caso que, actualmente, una gran cantidad de personal del DIF, de sus más diversas secciones y dependencias, está volcado a comisarías municipales de Mérida y a otros muchos municipios del interior del estado, en una rara e inusual campaña de reparto de pollos y huevos. Esto, estimados lectores, tiene un mal sabor y peor dimensión. Se han cerrado los programas de asistencia social, se está usando al personal para repartos de apoyos poco claros, entonces, uno tiene que preguntarse ¿Qué está pasando en el DIF? Nuestras autoridades tienen la respuesta.

Un Comentario

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.