EntérateObituarios

En Memoria Dña Tete Peraza Azcorra


Las benditas redes sociales tuvieron a bien hacerme saber del fallecimiento de Dña Tete Peraza, mujer muy significativa en mi vida personal. Cuando alguien fallece los que seguimos viviendo volvemos al corazón para mirar lo que aquel que terminó su caminar entre nosotros nos deja como huellas. Las marcas en mi persona por su presencia son incontables.


En mi subconsciente cada que estoy cansado del trajín diario, vienen a mí algunas de las enseñanzas de Dña Tete: permanecer. Si alguien me mostro lo que es perseverar fue ella cuando volvía de trabajar y en lugar descansar un rato, diligentemente se ponía cocinar para su hijo y el agregado en turno (casi siempre yo). Siempre presta para cocinar y limpiar el des orden de la casa con un hijo adolecente, aun cuando volvía de horas de trabajo en las oficinas del gobierno donde por décadas trabajó.


En navidad, con los gastos propios de la familia, cuando no alcanza para los regalos recuerdo como Dña Tete, que por años debió entregar su aguinaldo para el pago de su casa, hacía postres (aún evocó el dulce sabor de un queso napolitano que ella me regaló, con la pena de no poder dar algo “mejor”). Me enseño la generosidad, dando no de lo que sobra, sino de lo que hay en el corazón.


Me enseño sobre todo a luchar. Nunca me lo dijo directamente pero lo vi. Cuando me surgió la oportunidad de comprar mi casa (sin tener dinero ahorrado) solo pude pensar no sé cómo voy a pagar pero lo voy a hacer. Y sin saber cómo hoy tengo casa y creo que fue al ver la determinación de Dña Tete por tener su casa. Por eso lo primeo que hice cuando volví a Mérida después de 12 años viviendo lejos fue ir a buscarla en su casa, pero ya no la encontré: se fue a vivir a Cancún cerca de sus hijos y sus nietos.


Nunca pude volver a verla. Creo que son y fueron tantos los afectos que me faltaron fuerzas.
Misa para depositar cenizas viernes 9 de abril a las 7:30pm
Les anexo lo que piensan sus familiares:
Gracias Teté por el hombre que educaste con tantos valores y metas, aún estando sola y con tantas dificultades , lo sacaste adelante y lo hiciste un hombre de bien. Gracias por compartirlo conmigo y permitirme disfrutar mucho de lo que tú sembraste.


Gracias por cuidar a Jp y a Didi en momentos complicados para mi, ahí estuviste cuando parí, cuando se enfermaban de pequeños, cuando viajaba, gracias por consentirlos y requete consentirlos, valoro mucho lo afortunados que fueron de tener una abuelita como tú .


Gracias por tus recetas deliciosas que me dabas a cuenta gotas y con tanto recelo… tenias que estar segura que las valoraba. Era una delicia verte cocinar, desde escoger los ingredientes con tanto esmero (en el mercado, NUNCA en el súper ), el proceso al elaborarlo, con tanta paciencia y todo a su tiempo; se veía en tus ojos cuánto disfrutabas vernos comer tus creaciones , era una manera más de darnos tu cariño.


Gracias por querernos tanto y a tu manera Teté así como por haber hecho tu mejor esfuerzo con nuestra familia y con todos los que te rodeaban. GRACIAS TETÉ.

Pienso en ti y se me vienen a la mente miles de recuerdos bonitos. Me transporta a cuando era 0niña, venías de visita y nos consentías sin parar. Te recuerdo desde que tengo memoria de la misma manera, con tus lentes y cabello blanco.
Recuerdo cuando nos consentías con toda la comida tan rica que nos preparabas y todos los postres tan deliciosos que hacías. Definitivamente siempre estarás presente en nuestros recuerdos y en los sabores de la comida. Te quiero mucho abuelita. Gracias por tantos momentos bonitos, por darme a mi papá y por tanta felicidad.

Hoy abuelita nos cuidarás desde el cielo, dejándonos grandes lecciones y recuerdos. Tu vocación y devoción a tus nietos, siendo yo uno de los más beneficiados, es algo que atesoraré por siempre. Fuiste una gran abuela para mi y formaste al gran hombre que es mi padre. Y aunque habían momentos en estos últimos años donde no podías más, siempre intentabas consentirnos y querernos como solo lo hiciste tú, Teté.


Te quiero mucho, y te agradezco infinitamente tu amor a nosotros y ser una abuela muy cariñosa por siempre.

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.