EntérateOpiniones

Paso 2: Elaboración de un presupuesto

Se dice que Albert Einstien una vez dijo “La locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, pero independientemente de si la frase es suya o no, hay que grabarnos esas palabras en la cabeza, pues nos permitirán corregir el rumbo cuando las cosas no estén saliendo como esperábamos.

¿Te ha pasado que te preguntas a dónde se te fue el dinero que ganaste? Te depositan el sueldo o te paga un cliente y en un abrir y cerrar de ojos ¿se te “esfuma” el dinero? Pagas la tarjeta de crédito, la renta, la luz, el gas, la salida al restaurante, y cuando te das cuenta otra vez ya andas corto de lana. No estás solo, te garantizo que a la mayoría de la gente que te rodea también le ha pasado. Esto se debe a que, desafortunadamente, son pocas las personas que elaboran un presupuesto detallado de sus gastos. De hecho, de acuerdo con un estudio de la organización NFCC elaborado en 2018, en los Estados Unidos se estima que sólo un 40% de las personas lleva a cabo esta importantísima actividad.

Pero hagamos borrón y cuenta nueva, porque si estás leyendo esta columna es porque te interesa tener finanzas sanas y construir un patrimonio que te permita un retiro con seguridad e independencia financiera. Tener un presupuesto lo más detallado posible será la base para que puedas alcanzar tus metas financieras. Para elaborarlo hay que tener un listado de nuestros ingresos y nuestros egresos (gastos) mensuales.
Como ingreso hay que considerar cualquier origen por el cual recibas dinero en el mes, esto puede incluir: sueldos, ganancias de algún negocio, rentas, intereses por inversiones, dividendos, entre otros. Mientras que los egresos están conformados por todos los conceptos en los que gastamos dinero mes a mes.
Al tener todo esto por escrito vamos a poder identificar por donde se nos está escapando el dinero, y realizar cambios en nuestro consumo, que nos faciliten alcanzar nuestros objetivos y metas. Tener un presupuesto hace que TÚ estés en control, que tengas el poder de determinar en dónde vas a gastar tu dinero, en lugar de estarte preguntando a dónde se te fue.

Una vez que ya tenemos el listado de nuestros ingresos y egresos (lista que podremos ir complementando o modificando con el tiempo) entonces podemos pasar a determinar la manera en la que vamos a asignar nuestros recursos. No existe una fórmula única para el éxito, pero puedes basarte en una asignación 60/25/15. Estos números nos indican que de nuestros ingresos (después de impuestos) el 60% se destine a nuestros gastos esenciales como son la renta o el pago de una hipoteca, comida, luz, agua, teléfono, gas, etc. Un 25% hay que destinarlo a aquellas cosas que, aunque no son indispensables, nos gusta tener y forman parte de nuestro estilo de vida, como pueden ser: coche/moto, comidas en restaurantes, conciertos, teatro, cines, membresías a gimnasios, compras, televisión de paga, etc. Y finalmente, pero no menos importante, hay que ahorrar un 15%, de hecho, si es posible para ti, trata de ahorrar el mayor porcentaje posible, pues los esfuerzos de tu “Yo” presente, serán muy apreciados por tu “Yo” futuro.

Te compartimos algunos errores comunes que debes evitar a la hora de elaborar un presupuesto:

  1. Pensar que tu único ingreso es tu sueldo. No se te olvide considerar los bonos que puedes recibir, prestaciones como el aguinaldo, el PTU (Participación de los Trabajadores en las Utilidades), intereses que estés ganando por alguna inversión, el dinero que ganaste por vender ese reloj que ya no usabas, etc. Al final de cuentas lo importante es tener contemplado cada peso que ganes, para que tú decidas de qué manera lo vas a utilizar, de acuerdo al presupuesto que definiste.
  2. Confundir la planeación financiera con ser codo. El tener un presupuesto y cumplirlo resultará en gozar de finanzas sanas, de tranquilidad. Cuando dudes, recuerda tus metas, piensa en lo dulce que va a ser alcanzarlas, la disciplina es tu aliada.
  3. Darle prioridad en la asignación de dinero a las cosas no indispensables. A la hora de elaborar un presupuesto, siempre hay que cubrir primero nuestras necesidades (lo indispensable), luego nuestro ahorro y en tercer lugar, poner aquello que queremos pero que no necesitamos.
  4. Olvidar los gastos no frecuentes. Hay gastos que realizamos con menos frecuencia, tal vez una vez al trimestre o al año como por ejemplo el pago del predial, del seguro de auto, seguro de Gastos Médicos, etc. También hay que contemplar gastos como visitas al doctor, compra de medicinas, servicio del automóvil, llantas o cualquier otro imprevisto que pudiera surgir en un año. Todos estos gastos tienen que estar contemplados en nuestro presupuesto, de lo contrario, nos van a afectar nuestra capacidad de ahorro, o peor aún, pueden hacer que acabemos con deudas.

Es indispensable que te des el tiempo para elaborar tu presupuesto, no será perfecto a la primera, pero con el tiempo, se volverá más detallado y exacto, lo que te servirá para poder identificar tus tendencias de consumo y modificarlas de manera que estén orientadas a tener finanzas sanas. En resumidas cuentas, tu presupuesto se convertirá en tu aliado número uno para lograr la independencia financiera.

¡Conecta con nosotros!

Escríbenos tus comentarios y preguntas al correo: fconperasymanzanas@gmail.com

O en nuestras redes sociales:

Facebook e Instagram: @Progresum.nv

Youtube: Progresum

Twitter: @NorbertoVidana @LuisPatrimonial

Luis Pérez Gil Menéndez, Norberto Vidaña Ramírez

Finanzas con Peras y Manzanas Te damos la bienvenida a una columna financiera diferente, donde de manera simple, con Peras y Manzanas, aprenderás sobre Finanzas Personales. Semanalmente estaremos compartiendo contigo información relevante que te permita quitarle el tabú a las finanzas. Te sorprenderá gratamente, darte cuenta de que volverte experto en Finanzas Personales requiere más fuerza de carácter, que matemáticas. Nuestro objetivo es que al manejarlas mejor puedas vivir más tranquilo y con mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.