Bienestar Espiritual

¡Nuestra juventud debe aspirar a ser diferente y divergente!

El gran ejemplo que nos da el Divino Maestro en sus tiempos nos hace ver que fue un hombre nada común, nada normal, nada chapado a la antigua, nada conservador, sino revolucionario, innovador, auténtico y nada artificial.

Cristo nos invita A QUE CAMBIEMOS TOTALMENTE; que nos liberemos de máscaras y disfraces para que la alegría, la paz, el bienestar y el éxito en nuestras labores de emprendedores nos lleven a la cima de la montaña más encumbrada y nos ubiquen justamente allí donde se nos ofrece una vista inigualable, que nos llenará de entusiasmo, nos dará la visión de águilas, nos asemejará más a los seres espirituales, que amando las alturas, nuestro diálogo con el Creador sea tan hermoso, tan fructífero, tan sublime, que al descender bajemos renovados, llenos de vigor, ricos en el espíritu y bien dispuestos a ser los seres incansables que tienen mucho que dar a  los suyos y a los demás. A partir de este momento, nuestra labor no será de 8 horas diarias, ni de semana inglesa, ni con goce de vacaciones, ni con esperanza de retiro por edad. Ahora esa nueva generación juvenil solo hará aquello que realmente le apasione. Lo que actualmente hacemos es trabajar en lo que muchos no deseamos hacer, porque “no hay de otra”, porque no hay preparación ni habilidad para aquello que nos gustaría.

Ese cambio es propio de quienes en verdad AMAN LA EXCELENCIA DE LA VIDA, que los hace amigos de nuestro Creador, de nuestro Señor, de nuestro Inspirador, quien nos brinda toda la confianza porque Él se proclamó como “EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA.” (San Juan 14:6). Como realmente estamos seguros que nuestra estancia en la tierra es breve, queremos hacer que la calidad de vida no tenga nada que ver con la cantidad de años a vivir. Por eso, estamos convencidos que vamos a LA CASA DEL PADRE CELESTIAL y solamente para quienes creemos en que Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida, nos está reservado el tener UNA ETERNIDAD EXTRAORDINARIA Y ULTRA MARAVILLOSA EN LA CASA DE SU PADRE CELESTIAL.

Quien tiene un encuentro con Jesús CAMBIA RADICALMENTE. Recordemos al SAULO DE TARSO, quien era un FARISEO ULTRACONSERVADOR Y FANÁTICO que perseguía a los primeros cristianos, en ese encuentro que tiene con Cristo, EXPERIMENTA UN CAMBIO Y TIENE UNA NUEVA ACTITUD ANTE LA VIDA: Se convierte en el APÓSTOL DE LAS GENTES Y EN EL SUPERAPÓSTOL.

Jóvenes: ¡Obtengan una plática amena y profunda con Cristo y verán cómo salen transformados y cómo la gracia divina hará en ustedes, con ustedes y para ustedes las más novedosas maravillas que los harán revolucionar la misma historia!

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.