EntérateQuintana Roo

Aplican casi 11 mil dosis contra Covid en Cancún durante segunda jornada de vacunación

07 de abril/ Cancún, Q. Roo.- La segunda jornada de aplicación de vacunas contra Covid-19, en la ciudad de Cancún, culminó hoy con un promedio de 10 mil 794 primeras dosis administradas y transcurrió de forma ordenada y mejor organizada, aunque con algunas quejas, como las filas bajo el sol o dudas acerca de hasta cuándo se aplicarán las segundas dosis.

El proceso comenzó a las ocho horas, en cinco módulos ubicados en domos y escuelas; otros 10 se instalaron en el Hospital General “Jesús Kumate”.

La vacuna aplicada fue la producida por los laboratorios AstraZeneca, mientras que las dosis administradas la semana pasada, en estos mismos puntos, fueron de Sinovac.

Por eso una de las dudas recurrentes que se escuchó entre las personas mayores de 60 años, en las 5 filas dispuestas para ingresar a las mesas de vacunación, es cómo se organizará la aplicación de una y otra vacuna y en qué tiempos.

En el caso de la vacuna AstraZeneca, la indicación del personal médico a las y los adultos mayores, fue que el lapso para aplicarse la segunda dosis será de 55 a poco más de 80 días.

El clima ayudó. También el sol, que no pegó con la intensidad usual de la primavera. Afuera del domo del Jacinto Canek, en la Supermanzana 1, los letreros de una carpa que funge como primer filtro de entrada, marca los cinco horarios -de 8 a 18 horas-  que corresponden a las supermanzanas atendidas en ese módulo.

Así que ahí se encontraron vecinas y vecinos de las supermanzanas 31, 52, 64, 74, 84, 85, 86, 32, 33, 34, 35, 36, 37 y 38. Las y los “abuelitos”, como les llaman cariñosamente, van en compañía de hijas e hijos, de nietos, de sus parejas o solos.

En la fila hay quienes tuvieron la ocurrencia de llevarse sombrilla, para cubrirse del sol; otros más, llevaron sillas portátiles, para hacer menos cansada la espera. La fila de 10 a 12 horas se prolongó lo suficiente como para inquietar a los de las 12 a 14 horas, sobre el momento de ingresar.

“No se le ve fin a la fila”, “seguro saldremos tardísimo”, “la semana pasada estaba peor, esto”, “no lo vamos a lograr, se van a acabar antes de que pasemos”, “sí, así pasó hace una semana”, “¿no hay un lugar con aire acondicionado en todo Cancún para hacer esto?”, se escuchaba a las señoras y a los señores.

Nunca falta el que todo-lo-sabe y todo-lo-haría-mejor. “Está muy mal esto. Yo sé de logística. A ver, usted dígame, ¿les cree? Yo, no. Esto tendrían que hacerlo diferente, comenzando por estos muchachos que nos dicen que sí vamos a alcanzar vacuna… ¿usted les cree?”.

En la calle, la fila más larga avanza a buen ritmo. La hilera dispuesta especialmente para personas que llegan en silla de ruedas, sin importar el horario que les tocaba, tenía obvia y necesaria preferencia.

Las y los jóvenes que iban y venían resolviendo con la mejor actitud las dudas recurrentes y gestionando los reclamos o atendiendo las necesidades de las y los mayores de 60 años, no paraban. Su trato afectuoso, paciente y cálido, sentó bien a muchas de las y los asistentes que llevaban un año sin salir de casa.

La suma de voluntades en la jornada, se escuchó. Artistas locales, músicos y cantantes, colaboraron para interpretar desde boleros, hasta música de Selena, la Diosa del Tex Mex, para hacer más grata la espera.

Así, al ritmo de “la carcacha”, el personal de la Secretaría del Bienestar verificaba los documentos solicitados para corroborar el registro en línea, la identidad y el domicilio de las y los asistentes y llenar una serie de formatos. No faltó quienes se movían al ritmo de la música, quienes agradecieron a los jóvenes, a las doctoras y médicos por la atención.

Después de un segundo y tercer bloque, ya sentados y bajo carpas o el propio domo, las personas mayores de 60 años llegaban a la mesa de vacunación, en donde les preguntaban sus antecedentes, si padecían alguna enfermedad crónica o eran alérgicos a algún medicamento y luego explicarles el tipo de vacuna a recibir, el tiempo para aplicar la segunda dosis y las recomendaciones una vez vacunados.

Pasado el mediodía la alcaldesa de Cancún, “Mara” Lezama llegó a ese módulo para verificar cómo transcurre la jornada. Explica que al viernes se hará un recuento sobre el número de dosis aplicadas, del lote de 48 mil vacunas de AstraZeneca disponibles.

“Tenemos información de que prácticamente todas son para Cancún, pero no tenemos la confirmación. Haremos un recuento hoy”, responde, para agregar que si todas fueran para este municipio, se estaría cubriendo casi la totalidad de personas mayores de 60 años que lo habitan distintos laboratorios.

La edil también se refirió a la duda que circuló entre las y los asistentes hoy, en torno a la aplicación de las segundas dosis, respecto a las vacunas de dos

“Haremos el mismo protocolo, por eso lo hicimos por Supermanzanas. A los que les tocó Sinovac, el día 29 y 30 de marzo, serán las mismas Supermanzanas: 2, 2A, 3, 4, 5, 6 7, 11, 18, y la segunda dosis será a esos mismos, en este módulo”, dijo, por eso recomendó prestar atención sobre qué vacuna se aplicó.

Antes de caminar entre las personas, saludarles y conversar unos minutos, Lezama subraya que, la vacuna, en cualquier caso, no evitar contagios, pero sí morir y vuelve a llamar a la gente vacunada a mantener las medidas de prevención sanitaria: Cubre bocas, sana distancia, lavado de manos y evitar aglomeraciones.

“No podemos bajar la guardia. Tenemos un año y días de haber empezado la pandemia y ya hay una luz de esperanza con las vacunas y no quiere decir que el virus se haya ido. El virus sigue y sigue causando mucho dolor, angustia. La mejor formula es no bajar la guardia”, sostuvo.

Fotos de Adriana Varillas

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.