EntérateYucatán

¡Ya viene la ciruela!

Las matas de ciruela ya anuncian la llegada de esta fruta que se disfruta tanto para botanear con chilito y limón, o para un refresco bien frío, o para dulce o conserva.

Los pequeños frutos ya se observan en los árboles sin hojas de la ciudad, pero también en el interior del Estado.

Investigaciones de UADY, Chapingo, entre otras instituciones, han documentado que estos árboles son nativos, que crecen muy bien en suelos rocosos, y que la temporada de cosecha empieza a finales de abril, sigue en mayo, y en junio es el pico de la cosecha, antes de la llegada de las lluvias.

Son árboles que llegan hasta lo 15 metros de altura, y pierden todas sus hojas en la temporada de sequía, y es cuando brotan las flores, que después son los frutos.

Existe una gran variedad de ciruelas en la Península de Yucatán, así como de colores, se reconocen como ciruela tuxpeña, campechana, entre otras como: chi’ abal, sabak’ abal, ek’ abal, keke’ abal, ya que Abal en maya significa ciruela.

A finales de este mes de abril se verá en cruceros, tiendas, tendejones, centrales y mercados la llegada de esta fruta que además de disfrutarse en conserva, dulce, refresco o con chile y limón, es utilizada para la cura de algunos males.

De acuerdo con investigación de la UADY: “Usos y Costumbres de la Ciruela” la corteza se utiliza para tratar las diarreas con sangre, diarreas, salpullido, infección en el ojo, entre otras.

Las matas de los ciruelos tienen una estrecha relación con las costumbres de la comunidad, por lo que la llegada de sus frutos es alegría en las diferentes comunidades.

De acuerdo con la SADER la producción comercial de ciruela se da en Akil, Oxkutzcab y Tekax, sin embargo, en todo el Estado se registran árboles de ciruela.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.