EntérateMéxico

Artesanas de Oaxaca acusan a “marca de lujo” de vender sus diseños sin su consentimiento

La cooperativa Púrpura Tixinda exigió a la marca Purpura Mixteca, que se ostenta como promotora del comercio justo, que sus prendas sean removidos del catálogo venta y de sus redes sociales, así como deslindar a la organización de cualquier relación entre ambas, luego de la empresa usara imágenes y el nombre de la presidenta la organización para sugerir cercanía.

Ciudad de México, 3 de abril (SinEmbargo).– Artesanas de la cooperativa Púrpura Tixinda, originarias de Oaxaca, denunciaron que la marca Púrpura Mixteco se  apropió de sus prendas y las revende sin su consentimiento, bajo un esquema de publicidad engañosa que refiere al “comercio justo y ético”.

La cooperativa criticó que Púrpura Mixteco se ostente como productor socialmente responsable, cuando son “revendedores de textiles de nuestra región, que usurpan el nombre y la imagen de nuestra cooperativa para legitimarse”.

Púrpura Tixinda señaló que Púrpura Mixteco uso fotos de su organización y atribuye a su presidenta Amada Sánchez la autoría de algunas prendas para sugerir que la cooperativa trabaja con la empresa.

“Afirmamos que nuestra cooperativa no trabaja con Purpura Mixteco y que ninguna de sus integrantes reconoce ser su colaboradora”, señalan la artesanas en un comunicado publicado en redes sociales.

La cooperativa reconoció que varias de las prendas que se exhiben por la empresa fueron creadas por Púrpura Tixinda, pero sostiene que “jamás se nos dio a conocer que serían expuestas para su reventa como parte de una marca de lujo, ni se nos pidió autorización”.

“Esta situación es un ejemplo más de las prácticas extractivistas que explotan la labor y el conocimiento de los pueblos originarios y afrodescendientes, creando relaciones de producción en las que las comunidades quedamos en grave desventaja frente a quienes se asumen como nuestros benefactores”, expuso la organización.

Ante ello, Púrpura Tixinda exigió a Púrpura Mixteco el esclarecimiento sobre el origen y autoría de las prendas que comercializan, así como los procesos, acuerdos y demás elementos que justifiquen su promoción como “una marca de lujo que busca la inclusión de pueblos indígenas”.

Una aclaración pública de que ninguna de sus integrantes es colaboradora de Púrpura Mixteco.

Así como una remuneración por las prendas que hayan revendido sin su consentimiento, y la remoción de  las fotografías usadas sin permiso en sus redes sociales.

“Alertamos a todos los artesanxs y comunidades artesanales a tomar medidas para evitar ser víctimas de estas prácticas… pues elevan el costo de nuestras prendas sin una justificación clara”, sostuvo Púrpura Tixinda en el comunicado.

El robo de diseños de origen indígena es una práctica que se ha denunciado en diferentes ocasiones, que incluso derivó en reformas a la ley por parte del Congreso para castigar a quienes lo cometan.

En 2019, el Senado de la República aprobó la Ley General de Salvaguardia de los Elementos de la Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas, Afromexicanas y Equiparables, con la que se reconoce el derecho a la titularidad de estos pueblos y comunidades sobre los elementos de su cultura e identidad.

Las sanciones para quien haga uso de esos elementos sin el consentimiento de las comunidades pueden ir de tres a 10 años de prisión, y multa de 2 mil a 50 mil unidades de medida y actualización.

La reforma se dio tras las denuncias contra Zara, Carolina Herrera, Isabel Marant y Dior entre otros diseñadores y marcas internacionales.

–Con información de Carmen González de Periódico Central

Por SinEmbargo

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.