Quintana Roo

Abre Fiscalía investigación por homicidio culposo en ‘caso Xense’

Grupo Xcaret señala que fue un “error humano”

Cancún, Q. Roo, 1 de abril. – La Fiscalía General de Quintana Roo investiga como “homicidio culposo”, la muerte del adolescente L. L. G., originario de Durango, quien se accidentó en el Parque Xense, localizado en la Riviera Maya.

La institución manifestó que a las 19:25 horas del 28 de marzo, el cuerpo del niño fue trasladado al Servicio Médico Forense para practicar la necropsia y determinar las causas de la muerte “acto de investigación que aún no ha sido posible realizar debido a que el padre solicitó la dispensa de la misma y otorgó el perdón legal”.

La carpeta de investigación aún se encuentra en trámite, por lo que la Fiscalía aseguró que realiza todas las indagatorias para determinar la probable participación de la o las personas quienes por comisión u omisión se encuentren relacionadas con el evento delictivo.

Los hechos ocurrieron el 27 de marzo pasado, en uno de los atractivos acuáticos del parque temático, conocido como Río de Sal. El adolescente de 13 años se encontraba en el sitio cuando fue succionado por un filtro de agua, siendo arrastrado por la corriente, lo que le originó lesiones graves, que requirieron su traslado a una clínica privada en Playa del Carmen, municipio de Solidaridad.

Al día siguiente, el niño murió. La Fiscalía indicó que a través del reporte del 911 recibió notificación médico legal de ese hospital, informándole de la muerte de L.L.G, quien ingresó con el antecedente de haber muerto por sumersión, motivo por el cual se inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo.

El Grupo Xcaret, en un comunicado, indicó que lo ocurrido se debió a “un error humano” y subrayó que, en los más de 30 años de operación de parques temáticos y con más de 45 millones de personas que han ingresado a sus atractivos, “nunca se había suscitado un acontecimiento de esta naturaleza”.

La empresa explicó que el río en donde ocurrieron los hechos, es una atracción de flotación que tiene una profundidad de 60 centímetros y, en condiciones habituales, “no representa ningún riesgo para los visitantes”.

“Sin embargo, un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente, tras el cual de inmediato se activaron nuestros protocolos de seguridad y paramédicos de planta acudieron al lugar para aplicar los primeros auxilios y trasladar al menor al hospital”, manifestó.

Añadió que personal de Xenses y del Grupo Xcaret ha acompañado a la familia desde el primer momento y reiteró que está abierto a la colaboración con las autoridades, aunque no han sido requeridos.

Además, se revisan procedimientos con el área de Seguridad Integral Corporativa y, en conjunto con el departamento de Ingeniería y Mantenimiento Avanzado, para que se garantice que nunca se repita algo similar.

“En la investigación realizada pudimos determinar un error humano al realizar unos arreglos no autorizados en la zona del accidente”, sostuvo el Grupo.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.