EntérateMéxico

Pese al Covid, crece 12% destrucción de selva tropical primaria

La plataforma Global Forest Watch y la Universidad de Maryland revelan que los trópicos del planeta perdieron 12.2 millones de hectáreas de cobertura arbórea en 2020, de los cuales 4.2 millones de hectáreas fueron en zonas húmedas, en bosques primarios tropicales.

CAMPECHE, Cam. 31 de marzo del 2021.- La plataforma Global Forest Watch y la Universidad de Maryland informaron que en 2020, los trópicos del planeta perdieron 12.2 millones de hectáreas de cobertura arbórea, la tercera tasa más alta de pérdidas en lo que va del siglo XXI.

De esta superficie, “4.2 millones de hectáreas, un área del tamaño de los Países Bajos, se produjeron en zonas húmedas, bosques primarios tropicales, que son especialmente importantes para el almacenamiento de carbono y la biodiversidad”, indicaron.

“Las emisiones de la pérdida de bosques primarios en 2020 son equivalentes a las emisiones anuales de 570 millones de automóviles, más del doble de la cantidad de automóviles en las carreteras en los Estados Unidos” de Norteamérica, compararon.

En el 2019, según la plataforma Global Forest Watch, “aunque la tasa de pérdida en 2019 fue más baja que en los récords de los años 2016 y 2017”, era la tercera tasa más alta desde el inicio del siglo, al perder los trópicos 11.9 millones de hectáreas de cobertura arbórea. Casi un tercio de esa pérdida, 3.8 millones de hectáreas, ocurrió en bosques primarios tropicales húmedos.

En un trabajo de Mikaela Weisse y Elizabeth Goldman, en Global Forest Review, con el título “La destrucción de la selva tropical primaria aumentó un 12 por ciento de 2019 a 2020”, se destacó que “los trópicos perdieron 12.2 millones hectáreas de cubierta de arbórea en 2020, según nuevos datos de la Universidad de Maryland y disponibles en Global Forest Watch”.

“La pérdida de bosque primario fue un 12 por ciento más alta en 2020 que el año anterior y el segundo año consecutivo en que la pérdida de bosque primario empeoró en los trópicos”, expresó.

En la publicación, se aclaró que “la pérdida de cobertura arbórea no es lo mismo que deforestación”.

“Cubierta de árbol” puede referirse a árboles en plantaciones, así como también a bosques naturales, y “pérdida de cobertura arbórea” es la eliminación de la copa de los árboles, debido a causas humanas o naturales, incluido el fuego. Los datos presentados aquí no tienen en cuenta la ganancia de cobertura arbórea y, por lo tanto, no son una indicación de cambio neto”, precisó.

Señaló que el 2020 estaba destinado a ser un año histórico en la lucha contra deforestación- un año en el que muchas empresas, países y organizaciones internacionales se comprometieron a reducir a la mitad o detener por completo la pérdida de bosques.

“Las pérdidas continuas de bosques tropicales primarios dejan en claro que la humanidad se ha quedado corta en el cumplimiento de estos objetivos”, expuso.

Afirmó que los datos no revelan ningún cambio obvio y sistemático en las tendencias de pérdida de bosques que pueda estar claramente relacionado con Covid-19.

“No obstante, la pandemia del coronavirus y los bloqueos asociados han remodelado el mundo de muchas formas que probablemente afectarán a los bosques”, agregó.

“Más directamente, ha habido informes de un aumento de la extracción ilegal en áreas protegidas, muchas de las cuales fueron cerradas temporalmente al público y tenían restricciones en las actividades de los guardabosques. Queda por ver cómo otras tendencias relacionadas con la pandemia, como un gran número de personas que regresan a las zonas rurales o las interrupciones en las cadenas de suministro, afectarán a los bosques”, abundó.

“Quizás incluso más importante que el impacto inmediato de los bloqueos y las restricciones de viaje es cómo los países eligen reconstruir sus economías después de la pandemia del coronavirus. Algunos países ya han debilitado las protecciones ambientales en nombre de la recuperación económica. El hecho de que los países aprovechen la oportunidad para reconstruir de una manera que proteja mejor sus bosques o, en su lugar, recurran a la tala para recuperar sus economías, tendrá un impacto en la pérdida de bosques en los próximos años”, puntualizó.

Consulta aquí la información completa de Global Forest Watch:

Más información en:

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.