CulturaEntérate

De las primeras lidias de toros en Yucatán

Nuestros primeros cronistas de la Historia de Yucatán poco o nada nos dejaron en los escritos de los siglos XVI Y XVII en lo relativo a las lidias de toros que se celebraban en Mérida y en los pueblos principales de la península.

En el siglo XVIII ya hay un poco más de información aunque fuera a costa de los indígenas que se fugaban de las haciendas ante el trato brutal de sus amos y el ridículo salario que devengaban (si se puede llamar salario a unos cuantos pesos. Y decimos “información” pues gracias al padre Lara nos llega la noticia del horrendo castigo de Canek y sus cómplices en la conflagración que levantaron contra el inhumano trato que recibían de los “gavilanes blancos”, como les llamaban los esclavos a los conquistadores.)

Y podríamos mencionar más hechos de sangre de aquellos tiempos, como los asesinatos de don Jose Campero (quien tuvo un enfrentamiento misterioso con alguien dentro de la catedral precisamente a las 12 de la noche sin que se supiera de los victimarios) y de don Lucas de Gálvez, ambos (Campero y Gálvez) gobernadores de Yucatán.)

Los toros

Los viejos cronistas no nos mencionan, por ejemplo, las diversiones y sus conquistadores, como es el caso de las corridas de toros, las cuales gustaban tanto los españoles como a los mayas. Y no es hasta el siglo XIX cuando la acuciosa pluma de John L. Stephens narra a la perfección la celebración de algunas lidias en un estilo ágil que nada tendría que pedirle a los cronistas de nuestros tiempos. Esto ocurre al mediar la dicha centuria y no volveremos a leer una crónica amena escrita por un extranjero hasta dos o tres décadas después cuando la Sra. Alice D. Leplongeon, brillante periodista esposa del investigador Augustus; visita Yucatán y escribe una interesante crónica donde discursa sobre una corrida (charlotada en los pueblos) en la que impera la tragedia y de la que hablaremos en futuras entregas.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.