EntérateOpiniones

Los riesgos de la Semana Santa y de pascua: yo responsabilizo

Y llegamos los yucatecos como todo el mundo al primer año de esta pandemia, crisis sanitaria, que comenzó allá en China (Wuhan) en el mes de diciembre de 2019 y que llegó a nuestro país en febrero de 2020. Un año que debió de servirnos como ejemplo para tratar de hacer las cosas mejor, pero ya con más de 200,000 defunciones en el país y con 3700 y más en nuestra Yucatán, parece ser que las autoridades viven en un estado en donde los números solo son eso y no personas.

Un año en donde se han ido, por no decir, muerto, más de 3700 personas, mujeres, hombres, padres, madres, abuelos, abuelas, tíos y tías, hermanos, amigos y conocidos y eso parece que no importa a las autoridades que deben de hacer algo por frenar que la Pandemia siga cegando vidas y enlutando hogares yucatecos.

¡¡¡Son tiempos en donde la semaforización vale madres!!!, así como se lee mis caros y caras lectoras, y pido de nueva cuenta disculpas, pero no se vale que nos cuidemos y que leamos en los medios de comunicación masiva tradicionales y modernos y veamos y escuchemos por la tele, que ya los puertos están repletos de personas que han ido a vacaciones y las autoridades locales, contentas porque se reactivará su economía. Coraje en grado sumo.

Pero vayamos poco a poco y reflexionemos que ocurrirá después de las famosas vacaciones de Semana Santa y de Pascua, desde ahora yo acuso a las autoridades de nuestro Estado por lo que pueda ocurrir, pasemos pues a la posición del Pensador de Rodin y detengamos nuestra vida un momento para pensar, reflexionar y molestarnos.

1.- La Pandemia sigue en nuestro país y estado, tal y como lo dicen las lectoras que con bata blanca y presumiendo ser Doctoras y Doctores ( en realidad son médicos y médicas) nos dicen cada tarde, en punto delas 6 el tan molestoso : No bajemos la guardia!, porque no hay otra palabra ya que no existe entre los lectores del informe alguna reflexión sobre lo que acontece y solamente se dedican a leer lo que ya está escrito, el Informe Oficial. Es necesario decir cantidades y actualizar, no solo alarmar a las personas con los miles de contagios que hay en cada punto cardinal de nuestra ciudad.

2.- Una vez más se cambiarán los paraderos para poder hacer que los comercios del centro de la ciudad revivan y reactive, así como también se ha escuchado la noticia que van a retirar los maceteros de algunas calles. ¿Y el millonario gasto que representó su compra? ¿Será que la pandemia ya terminó y el de la letra no lo sabe? De nueva cuenta el gentío reaparecerá y la tan famosa sana distancia desaparecerá con el paso de los días.

3. El de la tinta sufre, bueno realmente no tanto, pero si se molesta, cuando a su paso cotidiano por el Hospital del IMSS “Juárez” ve todas las mañanas el cúmulo de personas haciendo cola (fila)para entrar a su consulta o realizar algún trámite y la distancia que se debe de tener no existe. ¿Y los guardias que hacen? ¿Así como hay inspectores de camiones para ver que éstos lleguen a tiempo a sus paraderos, no se podrá implementar algo así como inspectores de la sana distancia para evitar posibles contagios? Como diría un famoso Abogado, amigo del de la grafía, que al leerlo se identificará, “hay que cumplir con el cumplimiento”. Esto es, si hay recomendaciones para evitar contagios, pues a cumplirlo.

4. Se anuncia con bombo y platillo por medio del Gobernador de nuestro estado que en la Semana santa el malecón y puerto de Progreso se mantendrán cerrados. Y esto para que carambas sirve, si los demás puertos de la costa yucateca ya están repletos de visitantes que sin cubrebocas y dejando a un lado la sana distancia ya se encuentran vacacionando, so pretexto que será un alivio para la economía local de cada puerto. Desde hoy yo responsabilizo y responsabilizo al gobernador de nuestro Estado por el incremento de contagios que seguro habrá una vez concluida las vacaciones de primavera o de Semana Santa. ¿Dónde queda la prudencia y la prevención de la salud y preservación de la vida de los yucatecos?

5. En nuestra ciudad como en el país entero, la llegada de visitantes se hace de manera libre, sin pedir algún documento en donde se manifieste la cabal salud del visitante. Hace unos días el diario español El País, exigió a las autoridades sanitarias de México y en especial al subsecretario de la misma Dr, Hugo López-Gatell Ramírez seriedad en el manejo de la pandemia. El incremento diario de muertes en nuestro país hace que se encuentre en la tercera posición de fallecimientos a nivel mundial. Sería bueno averiguar en qué lugar se encuentra Yucatán en el número de fallecidos a causa del Covid-19.

6. Las autoridades mexicanas y la yucateca, se encentran felices y esperanzados que pronto se inoculará la vacuna a adultos mayores en la ciudad de Mérida, como si esto fuese una panacea para evitar el incremento en casos de contagio y muerte. Desde luego que será un alivio para los adultos mayores de 60 años, pero y la demás población. Y los adultos mayores que salen a vacacionar o sus parientes ya están en la playa. ¿Será que ninguno de ellos podrá contagiarlos antes que se les vacune?

7. El semáforo color naranja en nuestra ciudad ya es un tema que a nadie le importa. Sea naranja, verde, morado o azul, los contagios siguen. Las autoridades sanitarias mencionan cada quince días, independiente del número de contagios y muertes oficiales(ya que como diría alguien, hay otro dato) mantienen un color que ya no es representativo, porque en realidad si tuviesen más responsabilidad que corresponsabilidad con la clase empresarial yucateca, ya habríamos estado desde hace algunos meses en color ROJO, como se debiera de estar para que de esta manera el flujo automovilístico, de personas y la movilidad redujera su ritmo, de seguro las cantidades de contagio y muerte bajarían de manera exponencial.

8. La única diferencia que hay en nuestra ciudad y que nos hace ver que estamos o seguimos en Pandemia, es que no hay clases presenciales. Como diría un cantante longevo español, La Vida Sigue Igual, lo único que es diferente es que algunas personas usan de manera correcta el cubrebocas. La gente va y viene, los supers como si nada, los restaurantes, igual, solo los meseros usan medidas sanitarias. La vida sigue, no se quien le habrá dicho a nuestro dirigente estatal que cortando o prohibiendo la circulación o toque de queda a las 11 y tantos de la noche sería una buena idea para disminuir los contagios y muerte. ¿En la mañana y la tarde, no pasa nada? La circulación es normal como cualquier día del 2019, pero sin clases.

9. Las clases presenciales siguen suspendidas, no existe ninguna manera de continuarlas de manera presencial y será otro curso en donde la deserción, el rezago y la regalada de calificaciones esté presente. Un año más en donde los niños no aprenderán y los maestros aunque hagan su mayor esfuerzo se encuentran limitados en cumplir a cabalidad su función de transmitir conocimientos. Se pensaba regresar cuando haya semáforo verde en Yucatán, pero gracias a la apertura de todo por parte del gobernador, esto no será posible. Yo responsabilizo al señor gobernador por propiciar que el retorno a clases se siga posponiendo.

10. Señor Gobernador y Secretario de Salud, no basta con salir en los foros viendo que se vacune a los adultos mayores, ni tampoco cargando cajas con vacunas contra él o la Covid-19. Es necesario actuar, es primordial tomar las cartas en el asunto, es necesario que sean ustedes responsables de la salud de los yucatecos, ustedes son o serán los responsables en el incremento que tendremos en el estado después de las vacaciones de Semana Santa, ustedes serán los responsables de las desgracias familiares ante los contagios y la muerte. Ya déjense de poses y pónganse a trabajar en pro de la salud de los yucatecos, ustedes son los responsable directos de lo0 que suceda en Yucatán en el ámbito de la salud hoy día.

11. Es necesario que se tomen las medidas necesarias para frenar estos contagios, con la vacunación no se garantiza que haya un decremento en las hospitalizaciones y fallecimientos. Es necesario hacer algo más que da discursos y hacer como que se preocupan las autoridades por la salud de los yucatecos. Es necesario frenar la movilidad, evitar las aglomeraciones, no privilegias la economía sobre la salud, es necesario estar algunos días en semáforo rojo para poder combatir de mera efectiva la pandemia del Covid-19. La salud y la preservación de la vida es lo importante.

Un Comentario

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.