Cultura

De un rascacielos a un tren (1)

La similitud entre películas, series de televisión, novelas y comics, es muy común. Realmente las ideas son siempre las mismas, pues como escribió el poeta León Felipe: la tierra rueda y se repite y la historia es siempre el dulce y egoísta cuento de la rosquilla.

Es así como volví a ver la cinta basada en una novela de James Graham Ballard (1930-2009): El rascacielos, dirigida por Ben Whethley en 2015.

Esta novela fue premiada con el prestigiado premio Gilgamesh. Una distopía 1 centrada en la modernidad.

Ballard rechazó en 2003 la condecoración de la Orden del Imperio Británico, por considerarla una “fantasía medieval”.

Está considerado como uno de los maestros de la moderna ciencia ficción inglesa o “ciencia ficción new age”.

Varias de sus escritos han sido llevados a la pantalla, tal vez la que más recuerde el público, sea El Imperio del Sol escrita en 1984 y dirigida por Steven Spielberg en 1987, y que narra la historia de un niño en campo de concentración japonés en Shangai durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1970, Jeremy Thomas adquirió los derechos del libro Rascacielos y a finales de la década intentó llevar el proyecto bajo la dirección de Nicolas Roeg, quien 1976, había dirigido El hombre que cayó a la tierra, cinta basada en novela homónima de Walter Tevis.

Notas

1.- Distopía o cacotopía es un antónimo de utopía significando “utopía negativa”, donde la realidad transcurre en términos antiéticos a los de una sociedad ideal, representando una sociedad hipotética indeseable. Wikipedia.

Fernando Muñoz Castillo

Escritor, hacedor de libros objeto, dramaturgo y director de teatro. investigador e historiador de teatro y cine. curador y museógrafo. periodista cultural. ha publicado varios libros.

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón