EntérateYucatán

En riesgo ingresos de pescadores, biodiversidad y especies pesqueras de alto impacto

Esteban García Peña, director de campañas en pesquerías de la organización Oceana, informa sobre la Auditoría 2.0

La toma de decisiones en materia pesquera con instrumentos desactualizados como la Carta Nacional Pesquera, la falta de Planes de Manejo, o de fichas completas de capturas, ponen en riesgo los ingresos de pescadores, la biodiversidad y especies pesqueras de alto impacto, social y económico en el país, incluido Yucatán.

Esteban García Peña, director de campañas en pesquerías de la organización Oceana, relató en Entrevista En Vivo con EstamosAquí Mx que en México se ejerce la pesquería “a ciegas”, ya que la información con la que se toman las decisiones es obsoleta.

Y aunque se establece que cada año se debe actualizar la Carta Nacional Pesquera, donde se encuentran las 587 fichas de especies de captura, con sus tiempos de veda, las artes de pesca, con el número de embarcaciones mayores y menores y de pescadores, la realidad es que no se actualiza, desde hace 8 año, sigue siendo la misma.

La Auditoría 2.0 que realizó la organización Oceana, compara lo analizado hace 2 años y no ha habido avance, se siguen tomando decisiones con instrumentos viejos, no actualizados, lo que genera riesgos e impactos, ya que de seguir así lo más riesgoso es que se acabe el recurso y el ingreso de los pescadores se vea afectado.

Reconocen lo que ha hecho la Cuarta transformación en materia pesquera y es reconocer que el 25 por ciento de las especies pesqueras están en deterioro, entre ellas el mero.

Se ha focalizado el recurso en apoyo directos, de manera individual y hay un esfuerzo por lograr los refugios pesqueros, en Yucatán ya se tiene uno en Celestún.

Sin embargo, falta actualización, ya que se toman decisiones sin tener la infomación fresca y actualizada, como en el mero, que desde el año 2000 está comprometida y la biomasa sigue siendo menor.

Lo que genera la toma de decisiones sin información actualizada es que los pescadores asumen más riesgos, se alejan más de la costa y bucean a mayor profundidad, ya que el recurso pesquero es menor.

La propuesta es actualizar la información, transparentarla y etiquetarla, ya que otro gran problema es que se cataloga a las escamas como una sola especie y en ella hay cientos.

Esta auditoría fue entregada al Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, al Comisionado de Pesca, y al director del Inapesca, pero no han tenido respuesta.

Esta organización es la que realizó el estudio de “Gato por liebre”, que evidenció que se venden productos que no lo son.

Deja un comentario

Volver arriba botón