EntérateSororidad

Estrés postraumático después de un parto

El parto traumático es una forma del trastorno de estrés postraumático derivado del parto. Aunque inicialmente este trastorno se encontró entre personas que sufrieron algún trauma en la guerra, se ha visto que puede suceder a cualquier evento (accidente automovilístico, abuso sexual o parto dificultoso). También puede suceder a cualquier persona que haya presenciado algún evento traumático (asesinato violento, por ejemplo). Esto es la razón por la que algunas parejas y acompañantes de parto pueden cursar con estrés postraumático a un parto.

En la mayor parte de los casos, lo que hace traumático un parto es el miedo a morir, ya sea de la madre o su hijo. Por ejemplo, cuando hay una hemorragia obstétrica o se requiere de una cesárea por sufrimiento fetal.

Dentro de los síntomas de estrés postraumático posnatal, se encuentran estos cuatro:

  •  Revivir el evento traumático a través de flashbacks, pesadillas y memorias intrusivas.  Esto genera estrés y ansiedad.
  • Evitar todo lo que recuerde al trauma. Puede ser ir al hospital, conocer mujeres embarazadas o con hijos recién nacidos.
  • Sentirse hipervigilante. Estar constantemente alerta, irritable, nerviosa. Con la sensación permanente de que algo le sucederá a su hijo.
  • Depresión o ánimo bajo. Pueden sentir culpa por la experiencia obtenida. Dificultad para recordar la experiencia.

No todas las mujeres que cursaron con un parto traumático sufren estrés postraumático, pero muchas sí. Es algo involuntario, que requiere apoyo psicoemocional.

Los factores asociados al trauma posparto son:

  • Trabajo de parto largo o muy doloroso
  • Inducción
  • Inadecuado manejo del dolor
  • Percepción de pérdida del control
  • Altos niveles de intervención médica.
  • Parto con fórceps
  • Cesárea de emergencia
  • Trato inadecuado o problemas con el equipo de atención
  • Sentirse ignorada
  • Falta de información o explicación
  • Falta de privacidad o dignidad
  • Miedo por la seguridad de su hijo
  • Muerte fetal
  • Hijo con discapacidad derivada del nacimiento.
  • Hijo que requiere estancia en terapia intensiva
  • Pobre cuidado posnatal
  • Trauma previo (parto anterior o violencia doméstica)

Una de las dificultades más destacadas del trauma posnatal es que las mujeres no encuentran el apoyo necesario, dado la dificultad de la sociedad para comprender este problema. Esto hace que las mujeres se sientan abandonadas y deprimidas, con la autopercepción de debilidad emocional, por la incapacidad de poder olvidar su experiencia de parto. Pueden sentirse muy culpables con respecto a esto.

Esta falta de apoyo puede afectar las relaciones con la familia y amigos. En relación con la vida sexual, pueden debatirse en el deseo de tener otro hijo, perder interés en el sexo y con ello iniciarse conflictos con la pareja.

Para muchas mujeres, el conflicto más común es la dificultad para formar el lazo emocional con sus hijos, dada el recordatorio constante de lo sucedido.

Se requiere de un soporte psicoemocional continuo, con un abordaje integral, donde se proporcione una voz, que permita a las mujeres contribuir a un cambio en las prácticas que contribuyen al parto traumático.

Dr. Félix José Molina Aguiar

Médico especialista en Ginecología y Obstetricia

Maternar20@gmail.com

@uteria  @origenprimal @mommyrelax

Deja un comentario

Volver arriba botón