Bienestar Espiritual

Microhomilía Predicar es anunciar, propagar, divulgar una doctrina, unas ideas

Predicar es más que enunciar, con palabras, una doctrina. Predicar el Evangelio es hacernos al modo de Jesús, es decir, sanar, compartir, incluir y perdonar.

Estas últimas semanas se antoja decir junto con Job: “La noche se alarga y me canso de dar vueltas…”. Pero este es el tiempo de predicar el Evangelio con más fuerza, libertad y gratuidad. Es tiempo de mantener la esperanza siendo en Cristo esperanza. Hay que buscar en medio de tanto ajetreo el silencio y la soledad, para luego volver la misión de predicar, con más obras que palabras.


P. Hernán Quezada sJ

Deja un comentario

Volver arriba botón