EntérateMéxico

Solo 2 mujeres dirigen grandes empresas corporativas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores

Implementar principios de empoderamiento de las mujeres en empresas permitiría medir y analizar la inclusión

Solamente dos mujeres dirigen grandes empresas corporativas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por lo que es necesario que se implementen principios de empoderamiento de las mujeres para poder medir y analizar la inclusión, propuso el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

“De las 155 empresas analizadas (en la BMV), solo 2 son dirigidas por una mujer (que representan el 1 por ciento). Se trata de Ana Patricia Botín-Sanz como CEO de Banco Santander y María Ariza, directora de la Bolsa Institucional de Valores.

“IMCO propone implementar los principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEP, por sus siglas en inglés), para medir y analizar las políticas corporativas de inclusión de las mujeres y su progreso”.

De acuerdo con el análisis “Una radiografía del sector privado: la participación y el liderazgo de las mujeres”, que realizó el Instituto en las empresas que cotizan en la Bolsa, se observó que la proporción de mujeres disminuye a medida que aumenta la jerarquía de los puestos de trabajo.

“Aunque las trabajadoras representan el 35 por ciento del total de empleados en las empresas que cotizan en la Bolsa, sólo el 1 por ciento (dos mujeres) dirigen una empresa. El 15 por ciento de los cargos equivalentes a vicepresidencias o direcciones de área son ocupados por una mujer”.

Se detalla que 99 de las 155 empresas analizadas de la Bolsa, tiene al menos una mujer en sus consejos de administración. Sin embargo, en promedio, las mujeres representan solo el 9 por ciento de los consejos.

El análisis se centra en las empresas que cotizan en la Bolsa, como figuras de alto nivel corporativo y tomadoras de decisiones.

“Únicamente el 30 por ciento de las empresas reporta políticas de inclusión al interior de sus organizaciones, como convocatorias dirigidas sólo a mujeres, flexibilidad de horarios o capacitación constante.

“México necesita empresas más competitivas y productivas que impulsen su desarrollo. Una forma de lograrlo es a través de estrategias de inclusión que incorporen a más mujeres en el sector privado, especialmente en puestos de alto nivel. Entre los beneficios, podrían encontrarse el incremento del desempeño financiero de las empresas y la mejora de la satisfacción de sus colaboradores y clientes”.

Se detalla que de las 210 mujeres consejeras de la muestra, el 28 por ciento participa como suplentes.

Los sectores de materiales y telecomunicaciones tienen una representación femenina del 6 por ciento y el del 4 por ciento en sus consejos de administración, respectivamente. Los más bajos en comparación con el sector de salud (14 por ciento) y productos de consumo (11 por ciento).

“El sector privado es un agente económico fundamental para generar y retener el talento femenino en el mercado laboral, así como para garantizar la autonomía económica de millones de trabajadoras. En la medida en que se implementen políticas que impulsen la participación de las mujeres en todos los niveles de jerarquía, las empresas y el país podrán mejorar su desempeño financiero, acceder a nuevos mercados y atraer más talento.

“Es necesario transparentar la proporción de hombres y mujeres por nivel de jerarquía. Las empresas listadas en las bolsas podrían divulgar su información siguiendo los estándares de factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG), y presentar los datos estructurados y actualizados constantemente, desglosando por sexo, nivel de escolaridad, años de experiencia y puesto”.

Incluso proponen fomentar una mayor representación de mujeres en los puestos de liderazgo, incluyendo la alta dirección y los consejos de administración. Identificar las barreras que tiene cada organización para sumar a más mujeres en puestos de liderazgo e incentivar la adopción de políticas de integración vida-trabajo.
Incentivar la certificación de la NMX-R-025-SCFI-2015 en los centros de trabajo, para que más organizaciones cuenten con políticas de equidad de género.

Deja un comentario

Volver arriba botón