EntérateOpiniones

Recursos federales para “La Escuela es Nuestra”

El programa educativo La escuela es nuestra pretende “mejorar las condiciones de Infraestructura y Equipamiento de los Planteles públicos de Educación Básica además de proporcionar y establecer escuelas con Servicio de Alimentación, a través de la asignación de subsidios de manera directa, así como establecer de forma gradual y progresiva escuelas de horario completo de Educación Básica, con jornadas entre 6 y 8 horas diarias, mediante la asignación de subsidios al Personal Educativo”.

Sus reglas de operación se publicaron en el Diario Oficial de la Federación del pasado martes 26 de enero. Tiene tres componentes, según el documento de la Secretaría de Educación Pública (SEP):

  1. Mejorar y dignificar las condiciones físicas de la infraestructura escolar; Construir espacios educativos; Mejorar las condiciones de higiene y saneamiento de los espacios educativos; Mejorar las condiciones del servicio educativo público.
  2. Fortalecer el uso eficaz de la Jornada Escolar; Fortalecer el desarrollo de habilidades musicales del Alumnado, conformando orquestas sinfónicas y coros infantiles y juveniles.
  3. Mejorar las condiciones seguridad alimentaria del Alumnado, mediante la entrega de recursos para el Servicio de Alimentación.

Recursos federales

El presupuesto de egresos de la Federación para el año 2021 asignó a La Escuela es nuestra, la suma de 25 mil 014 millones 869 mil 250 pesos:

  1. “Erogaciones para el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas: 577 millones 171 mil 750 pesos”.
  2. “Erogaciones para el desarrollo de los jóvenes: 3 mil 315 millones 667 mil 500 pesos”.
  3. “Recursos para la atención de niñas, niños y adolescentes: 12 mil 280 millones 250 mil pesos”.
  4. “Acciones para la prevención del delito, combate a las adicciones, rescate de espacios públicos y promoción de proyectos productivos: 8 mil 841 millones 780 mil pesos”.

Al programa Escuelas de Tiempo Completo le otorgó cero pesos, aunque un artículo transitorio del decreto que contiene el presupuesto federal, dispuso:

“El programa denominado La Escuela es Nuestra incluye recursos para ejecutar los objetivos del programa Escuelas de Tiempo Completo, incluyendo los apoyos de las y los docentes que imparten actividades académicas de este programa, en términos de las disposiciones que al efecto se emitan por parte de la Secretaría de Educación Pública”.

Los componentes 2 y 3 de las reglas operacionales se refieren, sin mencionarlo, al desaparecido programa Escuelas de Tiempo Completo, que ya no figura entre los principales programas de la SEP.

Asignación de recursos

Componente 1. La asignación de recursos se determinará en función de la disponibilidad presupuestal: a). 150 mil pesos a escuelas que tengan hasta 50 alumnos; b). 200 mil pesos, de 51 a 150 estudiantes; c). 500 mil pesos, de 151 y más escolares.

Componente 2. La asignación mensual de apoyos, “preferentemente a través de cuentas del Banco de Bienestar”, dependiendo si atienden hasta 6 y 8 horas diarias, en su orden:

a). Directores, $3,853.00 y $5,017.53. b). Docentes, $3,046.72 y $4,265.41. c). Personal de apoyo, $772.33 y $1,081.27.

Los recursos siguen: a). Director de Orquesta, $16,389.61. b). Coordinador operativo, $15,203.50. c). Maestro, $12,607.39.

Componente 3. “El costo diario de los alimentos será de $10.00 (diez pesos) por alumno”.

La SEP advierte: “Los recursos del Programa que se componen por aportaciones federales y en su caso, por aportaciones voluntarias de las entidades federativas, se otorgarán directamente a la Comunidad Escolar, así como al Personal Educativo, a través de la Tesorería de la Federación”.

Los gobiernos de los estados, menos las autoridades educativas locales, no intervendrán en el ejercicio de los recursos del programa La escuela es nuestra. Serán responsables de ellos, unos denominados “Comités Escolares de Administración Participativa”.

Caso yucateco

En el caso de Yucatán, las autoridades educativas y financieras no le otorgaron ningún peso al programa La escuela es nuestra, tampoco al desaparecido Escuelas de Tiempo Completo, de acuerdo con el presupuesto de egresos estatales 2021.

Otro asunto grave es la falta de pago al personal docente, directivo y de apoyo que laboró en el programa Escuelas de Tiempo Completo en 2020.

Los docentes siguen reclamando el pago de sus servicios. Se les adeuda desde septiembre último, dicen, y no saben si el programa continuará en Yucatán. La Secretaría de Educación del estado (Segey) aseguró que “finiquitó el pago pendiente de diez días hábiles del ciclo escolar 2019-2020”.

Ahora, ha enmudecido al reclamo de los sueldos impagados desde septiembre 2020.

Deserción escolar

El portal de noticias, Animal Político, publicó el miércoles 3, un interesante reporte, “SEP retrasa publicaciónn de cifras sobre deserción escolar en medio de la pandemia”, en el que señala, entre otras cosas:

  • “A cinco meses del inicio del ciclo escolar 2020-2021, la Secretaría de Educación Pública (SEP) no ha publicado la estadística sobre los alumnos inscritos en el país, información que serviría para calcular la deserción escolar durante la pandemia”.
  • “La SEP tampoco ha dado a conocer la deserción escolar entre el ciclo escolar de 2020 a 2021. Es decir, saber si la pandemia afectó el ámbito educativo en que estudiantes ya no se inscribieran en el actual ciclo o ni siquiera hubiesen terminado el anterior”.

En Yucatán la Segey sigue los pasos de la SEP y no informa de las estadísticas estatales.

Deja un comentario

Volver arriba botón