EntérateMéxico

Leobardo Ramos, Alcalde de Chahuites, Oaxaca, es asesinado mientras viajaba en su camioneta

Leobardo Ramos, Presidente Municipal de Chahuites, fue asesinado a balazos cuando se transportaba en su camioneta. El Edil gobernaba por segunda ocasión este municipio localizado en el Istmo de Tehuantepec. Durante su trayectoria política protagonizó una confrontación con el Padre Alejandro Solalinde, quien lo acusó de querer cerrar el Albergue “Hermanos en el Camino”. Este episodio lo llevó a ser apodado como el “Trump oaxaqueño”. Recientemente fue señalado de cometer actos de corrupción por el Diputado Gerardo Fernández Noroña.

Ciudad de México, 4 de febrero (SinEmbargo).– Leobardo Ramos Lázaro, Presidente Municipal de Chahuites, localidad oaxaqueña del Istmo de Tehuantepec, fue asesinado a balazos este jueves cuando viajaba en su camioneta por el Barrio Juchi, confirmó la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca.

La prensa local señala que tras escuchar las detonaciones de las armas de fuego, los vecinos rodearon el vehículo para percatarse de que el hombre asesinado era el Alcalde. Los mismos reportes indican que cuando los paramédicos acudieron al lugar de los hechos, el funcionario ya había fallecido.

La Fiscalía de Oaxaca inició una carpeta de investigación, mientras que personal multidisciplinario de la institución acudió al lugar del crimen para iniciar las diligencias correspondientes.

Ramos Lázaro se encontraba en su segundo periodo de Gobierno, al cual llegó como candidato independiente. En su primer mandato fue abanderado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), según consigna El Universal.

El Presidente Municipal protagonizó además distintas polémicas, como cuando en 2017 fue apodado por el Padre Alejandro Solalinde como el “Trump mexicano” por querer cerrar la ampliación del Albergue “Hermanos en el Camino”, fundado por el cura para recibir y apoyar a los migrantes en su paso por México hacia Estados Unidos.

“Yo jamás discriminaría a un ser humano cualquiera que sea su origen”, dijo en ese entonces, aunque también aseguró que los habitantes estaban hartos del “vandalismo” de los migrantes. “Ellos han rebasado los límites (…) nadie está por encima de la paz de un pueblo. Quién quiere tener discípulos que se droguen, que entren a sus hogares sin pedir permisos”, acusó en una publicación en su Facebook de mayo de 2017.

Recientemente, Ramos Lázaro fue acusado por el Diputado federal, Gerardo Fernández Noroña, de enriquecimiento ilícito y corrupción. “El Alcalde de aquí de Chahuites llegó pobre, sin una casa y que ya tiene tres de más de un millón de pesos”, acusó el legislador en una grabación difundida esta semana.

Este crimen ocurre, además, un año después del asesinato del activista Modesto Valencia Baltazar, quien fue identificado por la prensa local como un opositor al Gobierno de Leobardo Ramos Lázaro, a quien le pidió transparentar el manejo de recursos en su administración.

Por: SinEmbargo

Deja un comentario

Volver arriba botón