EntérateYucatán

Se “brincan” las leyes y venden en maquinita cigarros electrónicos

***México prohibió desde mayo del 2008 el comercio de estos cigarrillos porque causan la muerte

Una máquina expendedora, como la de refrescos, botanas o café, vende cigarros electrónicos desde el lunes pasado en la Plaza Victory Platz, en el Norte de Mérida, violentando la normativa federal de salud, ya que México prohibió desde mayo del 2008 el comercio de estos cigarrillos, ya que pueden causar la muerte al contener sustancias dañinas para el corazón y los pulmones.

EstamosAquí Mx presenció la operación y venta de esta máquina, donde se observa cómo los jóvenes ingresan al local de WE, ubicado en la Victory Platz, e ingresan el dinero para obtener por 200 pesos los cigarrillo elctrónicos chicos y 270 pesos los grandes.

De acuerdo con información recabada por EstamosAquí Mx esta máquina comenzó a operar el pasado lunes 25 de enero, es propiedad de Gabriel Gerala, de origen poblano, pero es Rami Dahler, quien la opera en la Ciudad.

Las imágenes de EstamosAquí Mx ubican la plaza, el local y evidencian su operación, al momento en que las y los jóvenes compran estos productos que la Secretaría de Salud federal ha decretado que son riesgosos para la salud e incluso está prohibida la importación de los mismos.

La comercialización de estos productos debería tener un registro de la Secretaría de Salud o la autorización de la Cofepris, pero carece de ella, porque la autoridad sanitaria considera que son riesgosos y los prohíbe.
“El aerosol procedente de los cigarrillos electrónicos con contiene metales más metales pesados que el humo del cigarro tradicional. Por decreto presidencial desde el 20 de febrero del 2020 queda prohibida la importación de cigarros electrónicos”, de acuerdo con la Secretaría de Salud federal.

La propia autoridad sanitaria prohibió desde mayo del 2008 el comercio de estos cigarrillos y para afianzar el hecho de que no se comercialice, en febrero del 2020 se prohibió la importación.

Sin embargo, el comercio de estos productos persiste, “brincando” las leyes y normas.

La propia Organización Mundial de Salud (OMS) indica que los cigarrillos electrónicos con o sin nicotina pueden contener niveles de sustancias tóxicas y compuestos superiores a los cigarros tradicionales y son un riesgo para las personas que están expuestas alrededor, porque continen gliocerina que es dañina para el corazón y pulmones, lo que significa una amenaza actual para la población.

De acuerdo con la Secretaría de Salud en México casi 1 millón de adolescentes han probado alguna vez estos cigarrillos electrónicos, de los cuales 160 mil lo usan de manera habitual, según los últimos datos del 2017.

La puesta en marcha de una máquina expendedora, violenta la normativa federal, al igual que las ofertas comerciales que hay en redes sociales de estos productos.

Foto y video de EstamosAqui.mx

Deja un comentario

Volver arriba botón