DeporteEntérate

El Super Bowl LV es un choque de eras para la NFL, pero algo personal para Patrick Mahomes

Patrick Mahomes se empuja a sí mismo, en buena medida, para llegar a donde Tom Brady ha estado muchas veces, y eso solamente hace que el fuego competitivo dentro de él arda con mayor intensidad

Los atletas súper estelares aborrecen hablar de “pasar la antorcha”. Eventualmente, sin embargo, todo reinado termina.

Eso nos lleva al Super Bowl LV.

En dos semanas, en el Raymond James Stadium de Tampa Bay, el quarterback Patrick Mahomes de los Kansas City Chiefs finalmente obtendrá lo que ha deseado por más de dos años: otra oportunidad para enfrentar a Tom Brady en la postemporada y, potencialmente, sumar la pieza faltante al arranque histórico de su naciente carrera.

Ocurrirá en el escenario más grande de la NFLMahomes nuevamente haciendo su parte para liderar a los campeones defensores del Super Bowl con un desempeño típicamente sensacional el pasado domingo por la noche durante una victoria por 38-24 sobre los Buffalo Bills en el Juego de Campeonato de la AFC.

Mahomes completó 29 de 38 pases para 325 yardas y tres touchdowns, al tiempo que superó decisivamente en el duelo al quarterback de los BillsJosh Allen, quien compartió honores esta temporada en el segundo equipo All-Pro con Mahomes y a menudo es mencionado entre aquellos pocos pasadores equipado para retar a Mahomes por la supremacía futura de la liga (más sobre esa narrativa interesante más adelante). Al otro lado de la llave, Brady, en su primera temporada con los Tampa Bay Buccaneers, cumplió con su parte, dirigiendo al equipo a un triunfo de visita sobre los Green Bay Packers en el Juego de Campeonato de la NFC.

Así que ahora lo tenemos: Mahomes-Brady II en los playoffs para culminar la temporada de NFL.

El actual G.O.A.T. Vs. el potencial futuro G.O.A.T. en un francamente delicioso duelo de Super Bowl. Si puede ser mejor a esto, en realidad no sé cómo.

En una de las laterales estará parado Brady, cuyos seis títulos son la mayor cantidad por un quarterback en la era del Super Bowl, y quien definitivamente no está interesado en desvanecerse en el fondo para que Mahomes, o alguien más, comande los reflectores. Mahomes estará en el lado opuesto del campo, intentando repetir, o “traerlo de vuelta”, como gustan decir los Chiefs. Para Mahomes, potencialmente poder vengar su única derrota de playoffs, la que Brady ayudó concretar en el Juego por el Campeonato de la AFC mientras trabajaba para empresa anterior, eso sería muy dulce.

“Ir allá y tener la oportunidad de repetir, y hacerlo en contra del mejor, es algo especial y estoy emocionado por la oportunidad”, dijo Mahomes, quien brilló después de sufrir una lesión en un dedo del pie en la victoria de los Chiefs de Ronda Divisional frente a los Cleveland Browns, y pasar por el protocolo de conmociones de la NFL.

En apenas su tercera campaña como titular, Mahomes tiene registro de 6-1 en postemporada. ¿La única mancha en su brillante registro? Un descalabro por 37-31 en tiempo suplementario en el Juego de Campeonato de la AFC del 2019 ante los New England Patriots liderados por Brady.

Mahomes posee la distinción de ser el pasador más joven en contar con un título de Super Bowl, un premio al Jugador Más Valioso del Super Bowl –habiendo conseguido ambos galardones a la edad de 24– y un premio como Jugador Más Valioso de la liga. Fue seleccionado como el ganador en el 2018 por The Associated Press.

Ahora con 25 años de edad, Mahomes es el pasador más joven en iniciar en tres Juegos de Campeonato de Conferencia consecutivos. Descontando imprevistos, se convertirá en el más joven en iniciar en múltiples Super Bowls. La lista de logros de Mahomes es tan impresionante como sus pases largos. Y para él, no es suficiente. Ni cerca.

El modo en que está armado Mahomes, su derrota única de playoffs le sigue irritando. Nunca lo admitirá públicamente, no obstante. Pero, no hace falta. Sus acciones revelan su verdadero sentir. No importa que los Chiefs fueron vencidos con lo justo por la franquicia más exitosa de esta generación, que era dirigida sobre el campo por Brady –el quarterback más ganador en la historia de la NFL–, Mahomes no soporta que los Chiefs fueron eliminados así.

Eso es porque Mahomes es absurdamente mezquino. Se guarda el rencor como si le pagaran por hacerlo. Pero, no se equivoquen. Para un atleta súper estrella, no hay mejor elogio.

Mahomes es mezquino de la misma manera en que el súper estelar de la NBALeBron James, lo es. MahomesJames y el resto de sus pares espectacularmente exitosos —Brady está al frente de esa fila, también– ven el mundo a través del mismo lente desfigurado, lo que hace que verlos trabajar sea tan divertido para el resto de nosotros.

Después de que se supo que James había finalizado segundo ante Giannis Antetokounmpo en la votación por el premio de Jugador Más Valioso de la pasada temporada de la NBAJames hizo cualquier cosa excepto esconder su molestia. Lo dejó en claro: tomó el finalizar segundo como algo personal. James admitió que el percibido desaire le ayudó como combustible para guiar a Los Angeles Lakers al título en las Finales de la NBA pasadas. El hecho que Antetokounmpo merecía ese premio no tiene nada que ver. James emplea toda clase de percepciones, reales e imaginarias, y decepción para impulsarlo más allá.

Por habilidoso que sea James, no se le acerca a Michael Jordan. En “The Last Dance” de ESPN FilmsJordan explicó reiteradamente que “lo tomé personal”. El agraviado Jordan escaló tantas montañas con la ayuda de tantos (y la mayoría de ellos, imaginarios) ataques, que fue difícil llevar la cuenta.

Ahora, de regreso a Mahomes.

Por algún tiempo, ha estado en una especie de tour de venganza. Comenzó la temporada pasada durante una victoria sobre los Chicago Bears.

Mahomes fue mostrado en la transmisión contando hasta 10 con los dedos mientras celebraba un pase de touchdown. Para los fanáticos casuales de la NFL entre nosotros, una breve lección de historia: los Bears, objetivamente, realizaron una decisión horrenda dejando pasar a Mahomes en el draft del 2017 y seleccionando al quarterback Mitch Trubisky con la segunda selección global (Mahomes se fue décimo a Kansas City). Los Bears de hecho realizaron otra movida inaceptable, dejando pasar al quarterback Deshaun Watson (se fue en el turno undécimo a los Houston Texans) también, pero eso lo guardamos para otro día.

Durante una victoria de los Chiefs de este año sobre los Baltimore RavensMahomes nuevamente fue mostrado contando, esta vez hasta el cuatro. Al inicio de la temporada, Mahomes fue ranqueado cuarto en la lista anual de la NFL de los 100 mejores jugadores. El quarterback de los RavensLamar Jackson, fue elegido como el primero. El domingo, Mahomes le sumó otra marca al cinturón, despachando a Allen, hablando metafóricamente.

¿Son los Chiefs un mejor equipo que el que ganó el Super Bowl LIV?

Ciro, John, Mauricio y Ramiro evalúan las posibilidades del vigente campeón de revalidar su título en Tampa Bay.

Si ustedes no entienden que Mahomes “lo tomó personal” que los votantes All-Pro colocaran a Allen al mismo nivel que él, quizás estén interesados en adquirir algo de propiedad sobre la playa, justo frente a Arrowhead Stadium. No es que Mahomes carece de respecto por JacksonAllen o incluso Trubisky, para ese efecto.

Simplemente es que Mahomes está perpetuamente en busca de la ventaja. Simplemente un impulso suficiente que le permita ser mejor que el otro. Y con Brady siendo el último personaje que queda entre él y un segundo título de Super Bowl consecutivo, Mahomes necesita cualquier ventaja que pueda obtener.

Luego de pulir sus credenciales de Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional durante una larga y condecorada estadía con los PatriotsBrady se liberó del head coach de New EnglandBill Belichick, y se dirigió al sur. A los 43 años de edad, Brady ha disfrutado otra temporada sensacional para ayudar a los Buccaneers a convertirse en la primera franquicia en la historia del Super Bowl en disputarlo en campo propio.

Brady se dirige a un décimo Super Bowl. Para poner ese asombroso número en perspectiva, uno debe comprender que Brady, descontando que acontezca algo inesperado antes del 7 de febrero, habrá iniciado en el 18 por ciento de todos los Super Bowls.

No sorprende entonces que el respeto de Mahomes por Brady es fuera de serie. Mahomes se empuja a sí mismo, en buena medida, para llegar a donde Brady ha estado muchas, muchas veces. Y eso solamente hace que el fuego competitivo dentro de Mahomes arda con mayor intensidad.

El Super Bowl de los Super Bowls. Ser capaz de enfrentar a uno de los más grandes, si no es que el más grande quarterback de todos los tiempos, en su Super Bowl N° 150, digo, será una gran experiencia para mí”, señaló Mahomes. “El trabajo no está terminado. Cuando entramos a la temporada, no estábamos hablando de llegar al Super Bowl. Estábamos hablando de ganarlo de nuevo. Estamos intentando traerlo de regreso. Y lo decimos en serio”.

Lo hemos dicho antes, pero vale la pena repetirse: Su nombre es Patrick Lavon Mahomes II. Ahora, es el mejor. Y pronto, en otro duelo de playoffs en contra del más grande de todos los tiempos, tendrá la oportunidad de cerrarle la puerta definitivamente a una era y abrirle a otra: la suya.

ESPN

Deja un comentario

Volver arriba botón