Sororidad

¿Por qué es indispensable realizar actividad física durante el embarazo?

Hola querid@ lector@ de Maternar:

Estamos en enero, ¿ya pusiste en marcha los propósitos que elegiste para este año?, ¿entre ellos está practicar ejercicio?, ¿realmente somos conscientes de la importancia que conlleva para la salud mental, emocional y física?, ¿lo hacemos por vanidad, o por salud?, ¿sabes los beneficios de la actividad física durante el embarazo?

En muchos casos la mala alimentación y el sedentarismo propicia el aumento de peso, esto representa un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como la diabetes, el cáncer y las enfermedades del corazón, tristemente México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en obesidad y el primer lugar de obesidad infantil. Todo esto nos debería de poner a reflexionar sobre el tipo de hábitos tenemos, y más ahora en pandemia, ya que nuestra movilidad se ha reducido drásticamente, generando una pérdida de masa muscular y ganancia de kilos de más. Pero ¿qué sucede en el embarazo?, ¿realmente hay una conciencia de recomendar ejercicio durante este periodo?

Alrededor de una embarazada se ciernen ideas y tabús, en nuestra cultura y más en las grande urbes, tenemos la creencia de que lo mejor para una embarazada es que “descanse”, evitamos que se mueva, como si el abdomen que va creciendo fuese una bomba de relojería que en cualquier momento pudiese explotar, le decimos que no se agache, que camine despacio, que no cargue nada, que no se esfuerce, bueno, la “cuidamos” del movimiento  cuando es el movimiento lo que genera muchos beneficios.

Si observamos a los profesionales de salud, que son los encargados del cuidado del embarazo para que transite en lo saludable, no realizan una recomendación sobre la importancia de la actividad física en el embarazo de bajo riesgo, quizá por falta de actualización y desconocimiento del tema, entonces mujeres embarazadas y familias tienen que conocer los grandes aportes que tiene el ejercicio y tomar la responsabilidad de su autocuidado.

Fotografía: @uteria_yoga

Pero puntualicemos los beneficios de la actividad física en el embarazo:

· Reduce el malestar de espalda evitando el dolor pélvico lumbar y corrige la mala postura 

· Reduce el estreñimiento, la distensión estomacal y la hinchazón

· Mejora la condición cardiovascular

· Genera tono muscular, fuerza y resistencia para llegar preparadas al trabajo de parto

· Reduce el riesgo de preclamsia y la ganancia excesiva de peso

· Activa las hormonas del bienestar como serotonina, endorfinas, oxitocina

· Previene el deterioro de las articulaciones al activar el líquido sinovial que actúa como lubricante

· Mayor responsabilidad en el autocuidado

· Proporciona consciencia corporal enfatizando la respiración

· Disminuye el riesgo de sufrir complicaciones como preclamsia y diabetes gestacional.

· Según estudios científicos publicados por ScienceDirect la práctica de ejercicio, pero principalmente el Yoga, genera beneficios físicos y psicológicos, reduciendo la ansiedad, el estrés y mejora el tono muscular de la zona pélvica.

Es importante considerar que el embarazo debe de ser activo, cuando no exista un diagnostico de embarazo de alto riesgo, y la actividad física se puede iniciar a partir de la semana 12 hasta el fin del embarazo, de hecho, el movimiento durante el trabajo de parto ayuda a que descienda el bebé, y siguiendo la evidencia científica, el movimiento pélvico es una alternativa no farmacológica para aliviar el malestar durante el trabajo de parto, es por eso que fomentar el movimiento constante en el embarazo y parto suma muchos beneficios a la madre como al bebé.

Lo ideal es que la mujer que hace ejercicio previo al embarazo, continúe su práctica con ciertas modificaciones y tratando que sea una actividad de bajo impacto.  También es cierto que la mujer cuando se entera de su embarazo, incrementa su interés en buscar bienestar en todos los aspectos de su vida, y suele incorporar ejercicio por primera vez, por lo cual, empezar siempre con la guía de personal capacitado y certificado, le dará las bases y el seguimiento en su proceso de acondicionamiento físico.

Existe varias actividades recomendadas como la caminata, el yoga prenatal, la gimnasia prenatal, la natación, y el baile, y siempre iniciar con una actividad suave pero constante y procurando que la duración de una sesión sea mayor a 30 minutos.

Así que nuestra recomendación desde Maternar es y será siempre vivir un embarazo en movimiento, esto proporciona más conciencia corporal, conexión con bebé, realizar movimiento sola o acompañada y buscar aquellos grupos (por ahora virtuales) en donde se conecten con más mujeres y acompañar su camino como tribu materna.

Mtra. L. Gabriela Castro

Educadora Perinatal del Equipo de Maternar

Maternar20@gmail.com

Deja un comentario

Volver arriba botón