Bienestar EspiritualEntérate

“Nuestro milagro es nuestra existencia”

Día tras día, al estar conscientes de NUESTRA EXISTENCIA es una prueba más del milagro más sorprendente. Muchos de nuestros amigos, ¡ya se fueron! ¡Ya están en la eternidad!

Nosotros, los que aún seguimos gozando en el concierto de la vida en este mundo, estamos viviendo UN MILAGRO EXCEPCIONAL, ya que muchos son ahora la excepción que ya no está con nosotros. Lo maravilloso del VIVIR está en poder ver y aprovechar las grandes hazañas que aún podemos realizar antes de merecer pasar a la otra vida. Pensemos que mientras este mundo sea nuestro, nuestro actuar en él debe ser magistral. El aprovechamiento de sus recursos que estén a nuestra disposición no son para admirarlos, sino para que con esa capacidad creativa los mejoremos en su máxima expresión, porque nuestra existencia es MARAVILLOSAMENTE MILAGROSA.

Un corazón juvenil tiene EL TREMENDO CORAJE DE VIVIR SONRIENDO… ¡NO EN LAMENTOS Y GEMIDOS DE IMPOTENCIA! Estar vivos es provocar el bienestar con un fantástico buen humor, propio de una creatividad sinigual y propia de genios que saben que con amor lleno de pasión la vida se torna todo un éxito cuando se le imprime pasión, belleza, ternura y entrega sin reservas. El optimismo propio de una juventud madura, sabe por experiencia que LOS MILAGROS SON SIEMPRE DE EXCELENTE CALIDAD que nos hacen estallar en sonrisas llenas de encanto y de felicidad por hacer de nuestro diario existir UN POEMA, UNA SINFONÍA Y UN DELEITE PARA MUCHOS Y NO PARA UNOS CUANTOS.

La humildad, valor que fortalece e imprime calidad a NUESTRO MILAGRO DE EXISTIR, agradeciendo a Dios nuestro Creador porque hemos sido tierra fértil que ha logrado que germine LA SEMILLA DE LA ETERNIDAD, haciendo de nosotros esos seres agraciados, robustos y valientes, que al morir, reciben la bienvenida y las coronas de justicia en la patria celestial.

Una juventud alegre, entusiasta y emprendedora es la que vale tanto, que solo Dios la dota de una descomunal fuerza para resistir todo cuanto a su paso trate de minar su aliento y sus ganas de proseguir la lucha y salir avante con solicitud, con enjundia y sin quebranto.

P. Cosme Andrade Sánchez+

Deja un comentario

Volver arriba botón