EntérateQuintana Roo

Exigen cancelar actualización del PDU 2020-2030 de Puerto Morelos y reponer el proceso

Respalda el CPC del Sistema Anticorrupción de Quintana Roo oposición al instrumento de planeación


12 de enero/ Cancún, Q. Roo.- Con el respaldo del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Anticorrupción de Quintana Roo, científicos, académicos y organizaciones civiles de Puerto Morelos, exigieron al ayuntamiento de Puerto Morelos, cancelar la actualización del Programa de Desarrollo Urbano 2020-2030 (PDU) y reponer su proceso hasta que las condiciones de la emergencia sanitaria por la COVID-19 permitan la participación real de la comunidad.

En conferencia de prensa, organizaciones como Voces Unidas por Puerto Morelos, Puerto Morelos Sustentable, Transparencia por Quintana Roo y la Casa de la Cultura de aquel poblado -ubicado al sur de Cancún- reiteraron que el anteproyecto sometido a consulta pública en noviembre pasado replica el modelo de vivienda denominado por urbanistas como “paraísos siniestros”, aplicado en ciudades como Cancún y Playa del Carmen.

Ese modelo fomenta la construcción de fraccionamientos masificados, sin áreas verdes, en espacios reducidos en donde la población vive hacinada, lo que genera a su vez otros problemas sociales, como depresión, estrés, inseguridad y violencia.

Rosa Rodríguez y Aurora Beltrán, explicaron que, a través de un proceso excluyente, sin una convocatoria plural y conformando un comité revisor a modo, el gobierno liderado por la alcaldesa, Laura Fernández Piña pretende beneficiar a la industria de la construcción y a los grandes consorcios, a costa de la devastación de grandes cantidades de selva y manglares, dañando además al ecosistema costero y a innumerables especies de flora y fauna silvestre.

Además de que su proceso de elaboración no fue transparente, ni inclusivo, el modelo de desarrollo propuesto mediante el PDU, “es incompatible con un desarrollo social en equidad, de calidad y ambientalmente sostenible y cambiará irreversiblemente la identidad de Puerto Morelos”, alertaron.

Los impactos

En los términos en que fue sometido a consulta pública, el instrumento de planeación “cambiará la identidad de Puerto Morelos”, transformándolo en un Centro Logístico de manejo de carga, potenciando un turismo masivo en lugar de un destino de bajo impacto.

Se autoriza el incremento de las densidades habitacionales y hoteleras; las primeras, hasta con 500 viviendas por hectárea y mínima cobertura vegetal, con hasta 10 niveles; y las segundas, hasta 200 cuartos hoteleros por hectárea con alturas de 10 y hasta 20 pisos.

Tampoco se ha analizado la operación portuaria de muelle fiscal, a mixto -para hacerlo de carga- en el Área Natural Protegida “Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos”.

Para conectar a ese muelle con un Centro Logístico, se pretende abrir un puente que atraviesa el manglar, devastando grandes cantidades del humedal, lo cual está legalmente prohibido, agregó Rosa Rodríguez, quien dijo que ninguna de las obras planteadas está sustentada mediante estudios que se hayan hecho públicos.

A la par de la destrucción de selva en grandes cantidades y del daño a cientos de especies en peligro de extinción, “lastimadas por este tipo de desarrollo” -detalló- no se contemplan reservas, ni corredores biológicos eficientes.

En números, habrá una afectación promedio de 108 hectáreas de manglares y cuatro mil 476 hectáreas de selva, sin contar con que las viviendas se pretenden construir en zonas inundables, reforzó Aurora Beltrán, quien agregó que se contempla el cambio de uso de suelo en el Caso Antiguo, para dar entrada a hoteles y condominios.

Por tanto, refrendaron su oposición al proceso de elaboración del PDU, a la consulta pública y a la eventual aprobación del instrumento de planeación urbana y solicitaron que se cancele y se reponga el proceso, una vez que existan condiciones sanitarias que permitan una participación real de la comunidad, la conformación de un comité plural y que se garantice una convocatoria abierta.

También que se respeten los niveles de conservación actuales, identificar colectivamente las formas de diversificación económica sustentables que garanticen justicia social y que se privilegien los derechos a un medio ambiente sano, a la salud, a los derechos humanos, principios que no se siguieron.

Respalda CPC oposición al PDU

Presentes, en representación del CPC, su presidenta, Cynthia Dehesa y tres de sus integrantes Janet Aguirre, Mariana Belló y Raúl Cázeres, manifestaron que respaldarán las acciones de la comunidad opositora al proceso de actualización del PDU ante las evidentes violaciones al marco legal en que incurre.

Como CPC Dehesa enfatizó que la postura obedece al “riesgo” que supone la aprobación de un PDU que “no respeta la lógica de la ciudad; que no escucha las voces ciudadanas” y que rompe con los preceptos de la Agenda 20-30.

El controvertido instrumento de planeación “impacta de manera drástica al derecho a la salud y a un medioambiente sano”, desprotegiendo la selva, el arrecife y el manglar”, en lugar de garantizar su protección, indicó Janet Aguirre, al señalar que un PDU no debe ser desarrollado por técnicos de gabinete que responden a ciertos grupos”.

Opacidad sobre resultados de la consulta

Durante su intervención, Rosa Rodríguez informó que, en diciembre pasado, ingresaron una robusta opinión técnica con diversas observaciones, como parte de la consulta pública, pero desde entonces nadie sabe cuál es el estatus del proceso.

Lo último que se hizo público fue la destitución del entonces secretario de Desarrollo Urbano, Tirso Esquivel, quien lo atribuyó a que solicitó a la alcaldesa la ampliación del límite para mantener abierta la consulta pública, sin éxito.

“No sabemos qué está pasando. Estamos a la espera”, dijo la científica, quien agregó que conocen de un amparo promovido en contra del proceso de consulta pública.

El biólogo, Horacio Ocampo, señaló que es sintomático que el ayuntamiento tampoco haya dado respuesta a ninguna de las observaciones hechas por las y los participantes en la consulta pública, por lo cual desconocen su serán incorporadas o ignoradas.

Tampoco hay una invitación del nuevo secretario de Desarrollo Urbano para atender las inquietudes de la comunidad.

Aurora Beltrán subrayó que se demanda de la autoridad, un PDU sustentable, que privilegie la vida sobre el tema económico, que se decida a través de un camino comunitario, con ética ambiental, anteponiendo la vida sobre la generación de recursos económicos, revalorando la diversidad biocultural, principios que la actualización hecha por el ayuntamiento, no cumple.

La activista manifestó que antes de elaborar un Programa de Desarrollo Urbano, deben existir instrumentos rectores que no están vigentes o de los cuales se carece, como un Programa de Ordenamiento del Territorio (POET); un Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL), un Atlas de Riesgo estatal y municipal; un Programa de Ordenamiento de Zona Metropolitana o conurbación y un Plan hídrico regional.

Un Comentario

  1. Hace 20 años vivo en puerto Morelos y porque vivo en ese lugar? Porque lo considero un paraíso,con sus playas,con sus manglares,con sus playas,con sus arrecifes,con su gente,con sus caminos,con sus tradiciones,con su vigilancia entre otras maravillas.
    Éramos una dependencia de Benito Juárez hoy somos independientes y podemos evolucionar sin destrucción sin alterar nuestro ecosistema natural podemos continuar con educación básica, expansión administrativa,la conservación de nuestra riviera sin la presipitacion de la destrucción de nuestra tierra y nuestra cultura.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.