Sororidad

Hablemos de Educación Perinatal (Parte 2)

Querido lect@r de maternar:

En esta segunda parte mencionaremos específicamente sobre la importancia de los cursos psicoprofilácticos como herramientas de comprensión de los procesos de embarazo y parto.

Hay que tener en cuenta que, en muchas sociedades, el embarazo y parto sucesos donde convergen muchas emociones, como: la felicidad, la expectativa, el temor, todo ello aunado a rituales y roles sociales que enmarcan la pertenencia a un grupo cultural, es por eso que las sociedades ponen especial atención en los cuidados de la mujer gestante y es un hecho cultural que alrededor de estos procesos fisiológicos se desarrollen diversos mitos, consejos o intervenciones para “ayudar” a que se lleve a buen fin el embarazo y parto, esto ha sido una constante en la historia de la humanidad.

Sin duda y pieza clave, son los referentes sobre el embarazo que tiene una mujer, que son principalmente otras mujeres que han transitado por el camino del embarazo y de la maternidad, fungen como guías de esos proceso fisiológicos, la mayoría de los consejos se fundamentan en vivencias personales o creencias, unos valiosos y que pasan de generación en generación porque se ha comprobado su efectividad y otros que son mitos, como por ejemplo: quién ha escuchado decir que si una embarazada tiene antojo de cierto alimento hay que dárselo a toda costa, para evitar que en la piel del bebé aparezca una mancha que asemeje ese antojo, o prohibir tocar constantemente la panza para que al bebé no le salgan lunares, no salir cuando hay eclipse o poner un hilo rojo para evitar los males, y muchos consejos que a fuerza de repetición se van tomando como verdades absolutas, algunos de ellos anecdóticos, pero que no tienen evidencia y solo causan preocupación a la embarazada.

Es importante que el embarazo se vea como algo natural y no como una enfermedad, donde muchas cosas están prohibidas, pues desde la ciencia la evidencia apunta que es un proceso normal y sexual en la vida de una mujer, por lo tanto, es capaz de realizar muchas cosas durante el embarazo.

Desde el conocimiento basado en evidencia científica nacen los cursos de Educación en Psicoprofiláxis Perinatal (psicoprofilácticos o de preparación al parto), pero ¿qué son?, ¿cuál es su propósito?, ¿cuándo asistir? Dichos cursos son la preparación tanto teórica, física y psicoemocional proporcionada antes y durante el embarazo, con el fin de tener las herramientas necesarias para transitar de manera saludable y con la mejor experiencia de tranquilidad y confianza en los procesos fisiológicos y beneficiando la conexión con el bebé.

En estos cursos no se enseña a parir, los objetivos deben de ser; ofrecer a través de medios didácticos y teóricos, las herramientas para evitar el miedo, que muchas veces se origina por falta de conocimiento. Todo esto con el fin de tener la información necesaria para tomar decisiones sobre la manera de vivenciar los procesos de parto y postparto.

En estos cursos pueden centrarse en diferentes temas como: fisiología en el embarazo, nutrición, activación física, las etapas del parto, conocimiento del postparto, los cuales deben ser impartidos por un Educador Perinatal certificado o personal de salud certificado en dicho ámbito.

Generalmente se convoca a mujeres a partir de la semana 20 de gestación, y lo ideal es que se incorpore a la pareja o a un familiar, que pueda acompañar a la embarazada en su proceso y le recuerde la importancia de generar confianza y conexión con su cuerpo.

Abarcar estos grandes e interesantes temas en pocos meses nos hace reflexionar en la necesidad de que la educación perinatal debe de impartirse antes del embarazo, quizá desde la infancia, pues es una manera de sensibilizar y crear acercamiento y confianza en nuestro cuerpo y conocer sus procesos fisiológicos, pensar en las responsabilidades del hecho de cuidar y criar a un bebé, pues cuando tenemos el conocimiento podemos tomar decisiones sobre tener o no tener hijos, cuántos, cómo tenerlos y criarlos, tomando en cuenta todas las implicaciones y cambios psicológicos, sociales y económicos que se generan al momento de decidir ser padres. Estamos hablando que a nivel individual es la toma de responsabilidades con base en la información, y a una escala social, es tomar conciencia colectiva para mejorar las formas de nacer, con el respeto y cuidado que toda mujer merece en el momento de su parto y en el nacimiento del bebé. Lo menciona Michel Odent (obstetra francés) “Si queremos cambiar al mundo, debemos de cambiar la forma de nacer”, lo cual nos convoca a un cambio de paradigma.

Por tanto, cuando una mujer decide ser madre, como sociedad debemos de cuidar todos los aspectos el embarazo, el parto, el nacimiento, contener a la madre y al bebé, en afecto, derechos e información, para que este vínculo madre-hijo se estreche en confianza y amor, importantes para que los cimientos de cuidados y de Buenos tratos se instalen desde la etapa de gestación y perdure más allá de la primera infancia, estamos hablando de fomentar una cultura de la paz y de respeto.

Es por eso que la información evita tener miedo en estos procesos fisiológicos, estos cursos sirven para ello. Sugerimos que las mujeres embarazadas o que planeen un embarazo, puedan acceder a esta información valiosa, que les harán vivenciar con confianza y seguridad, y sobre todo sin temores y desconocimiento, conectando con su cuerpo, siguiendo su instinto para hacer nacer y criar a su bebé.

Desde Maternar queremos invitar a las embarazadas y sus familias al curso de preparación al parto llevado a cabo con el apoyo de profesionales de salud especializados en distintas áreas. Se llevará a cabo de manera online con una cuota de recuperación reducida y simbólica. Iniciaremos el día jueves 19 de enero. Para mayores informes comunicarse al: 999 117 5315 o al 999 139 8913.

fotografía: Albany J.Alvarez y Gabriela Castro/talleres

Maternar20@gmail.com

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.