EntérateMundo

BioNTech admite que tendrá dificultades para llenar el “vacío” de suministro de vacunas

El jefe de BioNTech dijo estar sorprendido por la reticencia de la UE a comprar suficientes suministros de la vacuna.”Nos faltan otras vacunas aprobadas y tenemos que llenar este vacío con nuestra vacuna”, dijo Sahin

Ugur Sahin, cofundador y director ejecutivo del desarrollador de vacunas alemán BioNTech, espera tener un plan para fines de enero para aumentar la producción de su vacuna COVID-19.

Ugur Sahin explicó las complejidades de producir la vacuna BioNTech-Pfizer a “Der Spiegel”.

“Estamos tratando de encontrar nuevos socios de cooperación para la producción de vacunas. Pero no es como si hubiera fábricas especializadas sin usar en todo el mundo que pudieran producir vacunas de la calidad requerida de un día para otro”, dijo Sahin a la revista alemana Der Spiegel.

“A fines de enero, tendremos claridad sobre si podemos producir más y cuánto”, agregó.

Sahin: “Carecemos de otras vacunas aprobadas”

La situación actual con respecto a la disponibilidad de vacunas en la pandemia no parecía “color de rosa”, dijo Sahin, “porque carecemos de otras vacunas aprobadas, y tenemos que llenar este vacío con nuestra vacuna”. 

BioNTech, con sede en Mainz, está trabajando junto con su socio estadounidense Pfizer para ampliar su producción.

La vacuna COVID-19 de las empresas recibió la aprobación regulatoria de la UE poco antes de Navidad, lo que provocó el lanzamiento de una gran campaña de vacunación hace solo unos días.

La Comisión Europea también ha ordenado de forma preventiva vacunas a otros productores, cuya aprobación regulatoria aún está pendiente.

“Se suponía que muchas más empresas vendrían con vacunas. Aparentemente, tenía la impresión de que obtendríamos lo suficiente, no será tan malo y lo tenemos bajo control. Esto me sorprendió”, dijo Sahin.

La complejidad de la tecnología de ARNm

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de licenciar el fármaco Pfizer / BioNTech para su producción en otros lugares, el científico destacó la complejidad de la tecnología de ARNm en la que se basa la vacuna.

“No se puede simplemente cambiar, de producir vacunas en lugar de aspirina o jarabe para la tos. El proceso requiere años de experiencia y el equipo estructural y tecnológico apropiado”. No obstante, Sahin dijo que la compañía estaba en discusiones avanzadas sobre cómo proporcionar más dosis “desde Europa, para Europa este año”.

Sahin aseguró que se había llegado a un acuerdo con la Comisión Europea en los últimos días para suministrar 100 millones de dosis adicionales de la vacuna, después de que los países expresaran la necesidad de más suministros. El aumento era parte del acuerdo marco original, que preveía 200 millones de dosis con la opción de comprar otros 100 millones de dosis. 

Por DW

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.