Quintana Roo

Publican decreto que restablece el carácter de “zona libre” a la frontera de Chetumal, en Quintana Roo

31 de diciembre/ Cancún, Q. Roo.-

El decreto que devuelve a la frontera de Chetumal, capital de Quintana Roo, la denominación de “zona libre” para incentivar el comercio internacional de la región, mediante el otorgamiento de diversos estímulos fiscales, fue publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y entra en vigor a partir de mañana.

La decisión del gobierno federal obedece a la necesidad de restablecer mecanismos que impulsen el desarrollo de la economía de la población de Chetumal, en el municipio de Othón P. Blanco, ya que históricamente aplicaba ahí el régimen de “zona libre” para incentivar el comercio internacional.

El decreto señala que para ello se requiere desgravar arancelariamente las mercancías extranjeras -contenidas en el documento- que se importen en definitiva a la referida región.

Las mercancias desgravadas abarcan alimentos y bebidas; aparatos electrónicos, ropa, bisuteria, joyería, electrodomésticos,  artículos de papelería, farmaceutica, insumos de belleza, medicinas, calzado, juguetes, instrumental médico, de ortopedia, oftalmología, dental, de jardinería o musical; mueblería y diversos tipos de textiles y pieles.

Incluye armas blancas como sables, espadas, bayonetas o lanzas; neumáticos, balsas, motores, cierto tipo de maquinaria y material de construcción, restaurantes, hotelería y alojamiento temporal; servicios educativos, médicos y hospitalarios; de esparcimiento culturales y deportivos, así como recreativos.

El amplio listado será revisado cada año, a fin de ajustarlo a las necesidades de la Región Fronteriza de Chetumal.

También se establece un estímulo fiscal que permitirá que pasajeros en viajes internacionales, sean residentes en el país o en el extranjero, puedan introducir mercancías distintas de su equipaje, sin el pago de impuestos al comercio exterior.

Ocurre que la legislación aduanera vigente establece que las mercancías nuevas o usadas que integran el equipaje de este tipo de pasajeros, así como de los pasajeros procedentes de la franja o región fronteriza con destino al resto del territorio nacional, no pagarán los impuestos al comercio exterior por la entrada al territorio nacional o la salida del mismo.

De este modo, con el decreto, se otorgará un crédito equivalente al 100% del impuesto general de importación que se tenga que pagar por las mercancías extranjeras distintas de las que integran el equipaje de los pasajeros con valor hasta de mil dólares americanos o su equivalente en moneda nacional o extranjera, que hayan sido importadas definitivamente en la Región Fronteriza de Chetumal y que, posteriormente, se extraigan de la misma con destino al resto del territorio nacional, siempre que los pasajeros lleven consigo dichas mercancías.

Dicho estímulo no podrá aplicarse a las operaciones que en términos de la legislación aduanera se efectúen por o a través de empresas de mensajería y paquetería, a los capitanes, pilotos y tripulantes de los medios de transporte aéreo y marítimo que efectúen el tráfico internacional.

Tampoco será aplicable a la introducción de bebidas alcohólicas, tabacos labrados o combustible automotriz, salvo el que se contenga en el tanque de combustible del vehículo que cumpla con las especificaciones del fabricante.

Por combustible automotriz se entenderá a la gasolina, diésel, combustibles no fósiles o la mezcla de cualquiera de los combustibles mencionados.

“Cuando los integrantes de una misma familia ingresen al resto del territorio nacional simultáneamente y en el mismo medio de transporte, podrán aplicar lo dispuesto en este artículo por cada integrante, siempre y cuando en su conjunto el valor de las mercancías no exceda del equivalente en moneda nacional o extranjera a 2 mil 500 dólares americanos”, se indica.

Los pasajeros podrán aplicar lo anterior siempre que se acredite el valor de las mercancías nacionalizadas y que éstas se adquirieron en la Región Fronteriza de Chetumal, mediante el Comprobante Fiscal Digital por Internet expedido en la referida Región.

Este beneficio no podrá aplicarse en forma conjunta con otros tratamientos que se establezcan para las mercancías extranjeras distintas de las que integran el equipaje de los pasajeros de conformidad con la legislación aduanera.

Un estímulo más se refiere al pago del derecho de trámite aduanero para las empresas de la Región Fronteriza de Chetumal, por sus operaciones de importación definitiva de mercancías, cuyo destino sea permanecer en dicha región fronteriza, así como por las operaciones mediante las cuales dichas empresas extraigan las mercancías para internarlas al resto del territorio nacional.

Obligaciones y sanciones

Conforme al decreto, se establecen también obligaciones para las personas que cuenten con registro vigente como Empresa de la Región y que comercialicen esos productos y servicios, entre ellas, el cubrir las contribuciones distintas del impuesto general de importación y del Derecho de Trámite Aduanero; cumplir con las medidas de regulación y restricción no arancelarias, cuotas compensatorias y Normas Oficiales Mexicanas, así como con los demás requisitos que establezcan las disposiciones jurídicas aplicables.

Además deben comprobar, a requerimiento de la autoridad competente, que las ventas al público en general en los términos establecidos en el artículo 29 del Código Fiscal de la Federación de las mercancías importadas al amparo del propio decreto, se enajenaron exclusivamente en la Región Fronteriza de Chetumal;

El artículo séptimo habla de las causales de cancelación del registro como Empresa de la Región, lo que impediría comercializar la mercancia importada no gravada.

Entre ellas, están el omitir los pagos provisionales o no presentar la declaración anual de los impuestos federales a los que se encuentren obligados; encontrarse como no localizado en el domicilio fiscal o en el domicilio registrado en su solicitud de registro como Empresa de la Región o bien si se detecta que dichos domicilios no corresponden al contribuyente, entre otras causales más.

Si la Empresa de la Región no ofrece las pruebas que acrediten fehacientemente el cumplimiento del Decreto, el gobierno procederá a la debida notificación de la resolución de cancelación del registro, dentro del plazo de tres meses, lo cual será igualmente notificado al SAT.

“En caso de que se cancele el registro como Empresa de la Región, no se podrá obtener otro registro en un plazo de dos años contados a partir de la fecha en que se canceló”, se establece.

El antecedente

La fundamentación del decreto se remonta al 31 de agosto de 1933, cuando se publicó en el DOF un decreto que reformaba varios artículos de la Ley Aduanal de la época, para establecer una zona denominada “Perímetro Libre” en cada una de las poblaciones de Ensenada y Tijuana, del estado de Baja California, para permitir que las mercancías, artículos o efectos que se introdujeran a dichos perímetros libres no causaran derechos de importación.

También se cita que, por primera vez, se declaró a la región de Chetumal como perímetro libre mediante el decreto que declaró abiertos al tráfico los perímetros libres de Payo Obispo, Campeche y Cozumel, publicado en el DOF el 31 de mayo de 1934.

Esa denominación se preservó hasta 1993, en virtud de que el 24 de diciembre de ese año fue publicado en el referido órgano de difusión el decreto por el que se establece el esquema arancelario de transición al régimen comercial general del país para la industria, construcción, pesca y talleres de reparación y mantenimiento ubicados en la región fronteriza, que buscó eliminar el régimen de zonas libres, a fin de que éstas se incorporaran gradualmente al régimen comercial que se aplicaba en el resto del país.

Así, el 31 de diciembre de 1998, se publicó en el DOF el decreto por el que se establece el esquema arancelario de transición al régimen comercial general del país para la industria, construcción, pesca y talleres de reparación y mantenimiento ubicados en la región fronteriza, con el propósito de desgravar diversas mercancías a fin de dar un impulso a la competitividad económica en dicha región, y consideró a Quintana Roo como región fronteriza.

Cuatro años después se publicó otro decreto, que establecía las fracciones arancelarias que se encontrarían totalmente desgravadas del Impuesto General de Importación para la Franja Fronteriza Norte y en la Región Fronteriza”, que incluía al estado como región fronteriza, y amplió la vigencia hasta el 31 de diciembre de 2008, en virtud de que el concluir con el esquema de desgravación arancelaria podría perjudicar el desarrollo de las actividades de construcción, pesca, alimentos y bebidas.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.