EntérateQuintana Roo

Aumenta vigilancia Sanidad Internacional en el Aeropuerto de Cancún para mitigar propagación del coronavirus

29 de diciembre/ Cancún, Q. Roo.- Para mitigar la posibilidad de propagación del coronavirus COVID-19 en el Aeropuerto Internacional de Cancún, la Secretaría Estatal de Salud (SESA) incrementó el personal de Sanidad Internacional en el área de arribos extranjeros, con fines de vigilancia epidemiológica y de promoción de hábitos de higiene entre las y los turistas que llegan a vacacionar.

Uno de los primeros ejercicios de prevención ocurrió el 22 de diciembre, con la llegada del vuelo de British Airways, procedente de Londres, lo que motivó la instalación de una decena de módulos para aplicar pruebas rápidas en la central aeroportuaria.

Esta vez, con el arribo de 272 pasajeros, a bordo de un vuelo similar se establecieron los protocolos normativos al momento del desembarque, los cuales están contenidos en un reglamento sanitario internacional. Ahí, personal de los Servicios Estatales de Salud aplicaron conforme los protocolos que dictó la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el pasado 16 de diciembre.

En esa fecha el organismo dictó una serie de recomendaciones basadas en la resolución “La pandemia de COVID-19 en la Región de las Américas”, que versa sobre la  reanudación de los viajes internacionales no esenciales en el contexto de la contingencia sanitaria.

El documento establece que los mecanismos preventivos deben basarse en la recopilación de información y sugiere a los gobiernos “no estigmatizar a los viajeros, pues un viajero internacional puede contraer la infección después de su llegada y no precisamente haber viajado infectado”.

El organismo propuso la elaboración de estrategias para la detección oportuna, el fortalecimiento de información para que las y los viajeros notifiquen síntomas compatibles con la infección a las autoridades sanitarias, así como el seguimiento estricto de los hábitos de higiene como lavado de manos, sana distancia y el uso de cubrebocas.

En consecuencia, la SESA, en coordinación con agencias federales y estatales como Migración, Turismo y autoridades aeroportuarias, diseñaron estrategias para ampliar la capacidad del sistema de salud pública y el manejo de casos importados, a fin de reducir la cadena de transmisión local.

Conjuntamente con empresarios, cadenas hoteleras e instituciones de salud públicas y privadas, se reportan los casos sospechosos de turistas que, durante su estancia en el estado, manifiesten síntomas y se les realiza una prueba diagnóstica si cumplen con la definición operacional de caso sospechoso emitida por la Secretaría de Salud Federal.

Como parte de las medidas preventivas, el personal de los llamados “Chalecos Amarillos” se ubicó cerca de la instalación aeroportuaria a fin de hacer promoción de los hábitos de higiene que ayudan a disminuir riesgos.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.