EntérateYucatán

Fin de año, oportunidad para agradecer, estar y tener determinación para planear lo que viene

Expresar emociones en cena familiar, pero sin juzgar o descalificar ayuda a detectar o evitar actos suicidas

“¡Que se acabe este año por favor!”, ha sido el clamor de más de uno, y es que este 2020 ha traído muchos cambios derivados de la pandemia: reacomodos, pérdidas de vidas y de trabajos, ha transformado la rutina de todos y la recta final de este año es la oportunidad para agradecer, estar y tener la determinación, la actitud para planear y proyectar con la mira a que todo puede cambiar.

Edgardo Flores, psicólogo y maestro en Ciencias de la Familia, recomendó en entrevista En Vivo con EstamosAquí Mx, que en estas fechas de cierre de año en el que las emociones afloran y se vive aún la contingencia sanitaria y sus efectos es oportuno detenerse y no anhelar lo que no se tiene, sino agradecer con lo que se cuenta.

“Ha sido un año complejo, porque enfrentamos retos económicos, emocionales, ha habido pérdidas que hemos, de trabajo o libertades o familiares; es una época que podemos aprovechar para hacer una reflexión de lo que nos ha enseñado este año, enfocarnos a lo perdido genera mayor tristeza o angustia, pero enfocarse en lo ganado, reflexionar sobre lo aprendido, como las habilidades aprendidas nos ayuda.

“Es agradecer a los que se mantienen a nuestro lado. A veces ver un cierre de año con sentido cuesta trabajo poder verlo, es darnos el tiempo, no forzarnos a encontrar un sentido, es válido a no encontrar ningún sentido y dejarlo ahí, por lo menos estoy, estar me da oportunidades, el estar nos abre oportunidades y la actitud es cómo elijo o con que determinación elijo lo que quiero o planeo”, comentó.

Recomendó aceptar las emociones por las que pasamos, porque puede ser que estemos preocupados, enojados, y es válido, pero no se debe juzgar la empción, sino aceptarla.

Agregó que el cambio de año no traerá cambios por sí solo, no es un cambio mágico: “los seres humanos creamos simbolismos y el cambio de año es uno de ellos, y es la oportunidad para reflexionar, para analizar en estos días lo que visualizamos y planificar, proyectar pensando que puede ocurrir algo y todo se puede modificar, el 2020 nos ha enseñado que nada es seguro”.

Invitación a expresar

Abrir espacios a la expresión de emociones puede ayudar a prevenir, a detectar que algún miembro de la familia o amigos está pasando por una situcaión crítica que pueda prevenir el suicidio.

“La realidad es que estas fechas, con el simbolismo que le damos, son significativas para muchos, la ausencia de momentos, epxeriencias y personas impacta más a unos que a otros, y a veces se puede llegar a demeritar esa emoción; son fechas simbólicas con el peso de la unión, la presencia y se enfatiza la ausencia, sumado a lo que ha provocado la pandemia, tenemos que tomar conciencia y aceptar lo que nos ha afectado.

“La pandemia nos ha afectado a todos, pero reconocer es un primer paso, reconocer lo emocional es una manera de prevenir de cualquier intención suicida, y si alguien sufre a veces lo va adornando o cubriendo y llega el momento que se cae y si nos damos cuenta es necesario que los expertos intervengan y en eso somos los psicólogos, que son los profesionales”, comentó.

Invitó a que en familia se haga el ejercicio en este cierre de año a expresar cómo se siente cada miembro de la familia con lo que ha ocurrido en este año con la pandemia.

“En este 31 o 1 preguntar cómo se sienten al cerrar el año, puede ser harto, cansado, preocupado, triste, reconocer esas emociones y no juzgar, simplemente escuchar. Es importante crear espacios donde se pueda expresar sanamente lo que se está sintiendo”.

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.