EntérateYucatán

Se quedan pendientes en el campo yucateco

Centro de acopio de miel y de leche en veremos

En el sector agropecuario y pesquero de Yucatán se tenían previstos para este año proyectos de infraestructura que respaldarían y apoyarían a los productores como el Centro de acopio de miel que se ubicaría en el municipio de Tahmek o los Centros de acopio de leche de Liconsa en Sucilá y Catmís, así como proyectos acuícolas en centros de investigación.

Sin embargo la contingencia sanitaria y la reasignación presupuestal ha provocado que se pospongan o reorganicen estos proyectos.

El Centro de acopio de miel surgió para atender la necesidad de los apicultores, ya que desde la desaparición de la Apícola Maya, los productores ya no tenían en el mercado un estabilizador de los precios, quedándose en la oferta y demanda que marcan los compradores particulares, por lo que el Gobierno del Estado gestionó un Centro de Acopio que se ubicaría en Tahmek; el objetivo era que se comprar aprecio justo el endulzante, se dignificara la actividad y se buscaría que fuera un órgano autónomo y que no fueran rescatados por la autoridad.

El Centro de acopio se lograría con inversión federal y estatal, pero la administración sería de los productores.

Sin embargo, los reajustes presupuestales por la crisis económica que desencadenó la pandemia reviró los planes.

Los recursos para este Centro de acopio de miel fueron autorizados por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la gira por el Estado de hace un año.

Otro de los proyectos autorizados también por el Mandatario federal, eran los dos centros de acopio de leche de Liconsa, uno en Sucilá y otro en Catmís.

En ambos, los productores debían organizarse y estar listos para la adaptación del centro de acopio y también se quedó pendiente.

Otro de los planes sería incorporar a los henequeneros al programa Sembrando Vida y para este 2021 no fue posible.

Y para el sector pecuario también hay planes que en el camino se han modificado, así como en la acuacultura, donde Inapesca tenía proyectadas granjas acuícolas de gran escala en la costa del Estado.

Los programas que se mantienen son los de Peso a Peso, así como apoyos durante la sequía y emergencia sanitaria como son el alimento para borregos, ganado y apoyos a apicultores, agricultores de soya y maiz, así como a citricultores.

El 2021 trae más ajustes presupuestales y aunque no se han descartado las obras de infraestructura como los Centros de Acopio, es posible que sea a través de otros mecanismos que se lleven a cabo.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.