EntérateSororidad

Hablemos de Educación Perinatal (Parte I )

Queridos lectores, desde Maternar queremos abordar el tema de Educación Perinatal ¿Por qué es importante hablar de este tema?, ¿qué herramientas puede brindarle a la futura madre el conocimiento de la fisiología y los procesos de cambio físicos y emocionales durante embarazo, parto y postparto?, ¿por qué debe de ser tomado en cuenta desde la educación y las políticas de salud pública?.


En la vida de la mujer, parir es un acto trascendental e importante en su vida, y comúnmente recibe consejo de las mujeres de su entorno, muchas veces es su madre o suegra quienes ayudan en los primeros cuidados del bebé, consejos que pasan de generación en generación, algunos fundados en creencias o mitos de su cultura de lo que “se debe o no debe de hacer”, algunos se han quedado como mitos y otros han sido comprobados por el método científico y utilizados como parte integral del conocimiento. Y es aquí como la educación perinatal actual, con la ayuda los avances de la ciencia y considerando el bagaje cultural, rescata el papel protagónico de la mujer en la toma de decisiones y como centro de los cuidados y atención oportuna.
Por tanto la Educación Perinatal, llevada a cabo por personal de salud especializado o por un profesional certificado en el tema, tiene como propósito darle todas las herramientas a la mujer para vivir sin miedo o desconocimiento su embarazo, parto y postparto de una forma consciente, y con la certeza de que dicha información tiene una base científica y actualizada, para facilitar la toma de decisiones informadas de cómo se desarrollará su embarazo, y cómo desea su parto y el nacimiento de su hijo. No se enseña a parir sino potenciar el valor instintivo de la experiencia del parto y postparto.

La Educación Perinatal acompaña tanto a las embarazadas que no presentan factores de riesgo, es decir, que durante el embarazo no tienen complicaciones, o durante el trabajo de parto se va desarrollando sin complicación, y aún en aquellas mujeres que presentan complicaciones, y que requieren un acompañamiento especial.

Preguntarse ¿qué experiencias físicas y emocionales voy a experimentar en el embarazo?, ¿por qué quiero un parto fisiológico (natural)? ¿por qué quiero una cesárea? o ¿por qué tal o cual intervención?, esclarecer las dudas, los pros y contras de cada uno de estos procesos, le quita el miedo a la mujer y devuelve la fuerza de transitar de una manera más consciente, sentida y responsabilizada, la vivencia de su embarazo y parto.
La Educación Perinatal debe de proteger el bienestar físico y emocional de la madre y el bebé, crear la confianza en la naturaleza propia de cada mujer para parir y poder crear la simiente de su postparto.

Como Educadores Perinatales nos formulamos muchas preguntas a manera de reflexión sobre la atención de los partos en nuestros entornos, y más ahora en el contexto de pandemia, cuestionamos y buscamos aquellas opciones que puedan ser de beneficio en los parto, algunas de ellas son: ¿Todas las mujeres embarazadas están teniendo la oportunidad de llevar a cabo un nacimiento natural y respetuoso?, ¿las instituciones, profesionales médicos y acompañantes ejercen los derechos de la mujer en el parto?, ¿se les permite elegir dónde, cómo y con quién parir?, ¿se les da libertad de movimiento?, ¿pueden estar acompañadas de quién ellas elijan?, ¿los profesionales de la salud asisten y resuelven las necesidades de las mujeres y los recién nacidos desde una postura humanizada?, si las respuestas no favorecen los derechos de la mujer, la pareja y del bebé, significa que aún hay mucho por aprender, pero sobre todo por cambiar en la forma en que comprendemos los derechos humanos.

Al respecto la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió en el año 1985, recomendaciones tanto para profesionales de la salud como para mujeres embarazadas, sobre las diferentes opciones que existen para el parto, cada mujer debe contar con esa información, basada en evidencia científica, conocer aquellos derechos y normas que la protegen en el embarazo, parto y posparto. A continuación citamos algunas de las Recomendaciones de la OMS para un Nacimiento Positivo:

  • Se recomienda la atención respetuosa de la maternidad, la cual remite a la atención organizada y proporcionada a todas las mujeres de manera que mantenga su dignidad, privacidad y confidencialidad, asegure la integridad física y el trato adecuado y permita tomar una decisión informada y recibir apoyo continuo durante el trabajo de parto y el parto.
  • Se recomienda la comunicación efectiva entre los prestadores de atención y las mujeres en trabajo de parto mediante el uso de métodos simples y culturalmente aceptables.
  • Se recomienda el acompañamiento de la mujer durante el trabajo de parto y el parto por la persona de su elección.
  • Para las mujeres sin anestesia epidural, se recomienda alentar la adopción de una posición para dar a luz que sea de su elección, inclusive las posiciones erguidas.
  • Se debe alentar y asistir a las mujeres en el período expulsivo para que sigan su propia necesidad de pujar.
  • Se recomienda el pinzamiento tardío del cordón umbilical (no menos de un minuto después del nacimiento) para mejores resultados de salud y nutrición para la madre y el bebé.
    Los aportes que la Educación Perinatal puede ofrecer a la sociedad, a las políticas de salud y a la educación, son importantes y deberían integrarse dentro de programas sociales, pues estamos hablando de proporcionar información respecto a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, obviamente enmarcado en los derechos humanos, en las constituciones políticas de cada país y en normas, tratados y convenciones internacionales. Estamos procurando que la atención durante el embarazo, parto y postparto sea respetuosa, informada y consciente para potenciar las bases del vínculo afectivo entre la madre y su hijo, parte fundamental de los cuidados y la educación en la primera infancia.
    Desde Maternar queremos invitar a las embarazadas y sus familias al curso de preparación al parto llevado a cabo con el apoyo de profesionales de salud especializados en distintas áreas. Se llevará a cabo de manera online con una cuota de recuperación de 500 pesos. Iniciaremos el día jueves 19 de enero. Para mayores informes comunicarse al: 999 117 5315 o al 999 139 8913.
    Maternar20@gmail.com
    -Fotografías de Albany J. Alvarez.
    -Para informarte sobre las recomendaciones de la OMS podrás consultar el documento completo en el siguiente link: https://apps.who.int/iris/handle/10665/260178

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.