DeporteEntérate

Mal momento de Steelers alcanza tres descalabros en fila

Los Steelers ingresaron al juego del lunes por la noche como favoritos por 14.5 puntos

Se suponía que iba a ser un juego acertado contra un equipo con dos victorias, el escenario perfecto en Monday Night Football para detener una racha de dos juegos y reclamar la corona de la AFC Norte por primera vez desde 2017.

En cambio, fue una vergüenza.

En lugar de hacerse con la división, los Pittsburgh Steelers perdieron su tercer partido consecutivo tras el 27-17 ante los Cincinnati Bengals para romper la racha de 11 victorias consecutivas de los Steelers contra la franquicia.

Los Steelers ingresaron al juego del lunes por la noche como favoritos por 14.5 puntos. Con la derrota, igualaron su mayor derrota inesperada desde 1966.

Incluyendo la derrota de los Rams ante los Jets el domingo, la Semana 15 marcó la cuarta ocasión en la era del Super Bowl que dos ‘perdedores’ por más de 14 puntos ganaron.

Ben Roethlisberger, el mariscal de campo de 38 años de los Steelers, lució todo de su edad en la primera mitad, logrando una actuación de dos cuartos que llevó a su peor ofensiva de cualquier mitad en su carrera de 17 temporadas con los Steelers.

Además de establecer nuevos mínimos en yardas de pase (7) y yardas por jugada (1.4), los Steelers también igualaron su mejor número de primeros intentos (2) y la mayoría de pérdidas de balón (3) en una primera mitad con Roethlisberger como titular y con un déficit de 17 puntos antes del descanso.

Los Bengals tomaron esas pérdidas de balón –dos balones sueltos y una intercepción- y las convirtieron en dos anotaciones y un gol de campo.

En lugar de depender de pases cortos, Big Ben salió e intentó lanzamientos largos e intermedios que parecían faltar en la ofensiva en las últimas semanas. Pero no tuvo ningún éxito llevando el balón por el campo, fallando con sus receptores.

Roethlisberger no pudo completar ninguno de sus siete lanzamientos de más de 10 yardas aéreas en la primera mitad. Getty

Los balones tirados de sus receptores en los últimos partidos no fueron el problema. Los lanzamientos de Roethlisberger simplemente no dieron en el blanco.

Roethlisberger no pudo completar ninguno de sus siete lanzamientos de más de 10 yardas aéreas en la primera mitad, y seis de ellos fueron interrumpidos o interceptados por los defensores de los Bengals.

Por primera vez en 20 temporadas, incluida la postemporada, los Steelers terminaron con tres y nada en sus primeras tres posesiones, incluidos dos balones sueltos que llevaron 10 puntos a los Bengals. Fue la primera vez desde la Semana 3 de 2017 que perdieron dos balones sueltos en el primer cuarto.

Los Steelers no lograron ganar un primer intento en el primer cuarto por primera vez desde la Semana 8 de 2018 contra los Browns. Su primer intento llegó con menos de 10 minutos para el final del segundo cuarto.

Los Steelers comenzaron a salir del hoyo en el tercer cuarto cuando Roethlisberger completó 7 de 10 pases para 89 yardas y una anotación con un pase de 23 yardas de profundidad a Diontae Johnson, su primero de más de 10 yardas aéreas en el partido.

Jugando sin James Conner, quien fue descartado por lesión antes del partido, el juego terrestre volvió a ser inexistente en la primera mitad. Pero esta vez, Benny Snell cobró vida en la segunda mitad con carreras de 13 y 29 yardas. La ganancia de 29 fue la más larga para un corredor de Steelers desde la Semana 2, cuando Conner hizo una de 59.

Aun así, no fue suficiente.

Roethlisberger terminó el juego completando 20 de 38 para 170 yardas con una anotación y una intercepción, lo suficiente para darle 60, mil yardas aéreas en su carrera.

Con información de ESPN Datos.

Con ESPN

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.