EntérateQuintana Roo

Organizaciones civiles cierran filas a favor de la CEDH de Quintana Roo y advierten al Congreso: “No nos representan”

18 de diciembre/ Cancún, Q. Roo.- Un promedio de 40 organizaciones civiles y personas defensoras de derechos humanos en Quintana Roo, exigieron respeto a la autonomía de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHQROO); al desempeño de su presidente, Marco Antonio Tóh Euán y al trabajo del Consejo Consultivo del organismo, ante los recientes ataques del Congreso local que, incluso, amenazó con destituir al ombudsperson.

El respaldo a este órgano desconcentrado y a su presidente -surgido y propuesto desde y por la sociedad civil organizada, en 2017- constituye un hecho inédito en la historia del estado.

Ocurre que, nunca antes, tantas organizaciones y con tal variedad de agendas, habían salido en defensa del organismo garante de los derechos humanos que, en el pasado, fue acusado de servir a los intereses del gobernador en turno o por mantener una postura pasiva y omisa ante violaciones a los derechos humanos.

En esta ocasión, 40 representantes de organizaciones civiles que trabajan en temas de medioambiente, salud sexual y reproductiva, transparencia, diversidad sexual, violencia de género, combate a la corrupción, migración, acceso al agua, a la salud, la educación y a la alimentación, ofrecieron una conferencia de prensa, para alzar la voz en torno a una Comisión que no les ha dado la espalda.

Sociedad civil al Congreso: “No nos representan”

En conferencia de prensa, la presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (GEMA), Araceli Domínguez, leyó un posicionamiento en el que las organizaciones firmantes aclaran que las y los diputados “dañan la democracia de Quintana Roo”, al vulnerar deliberadamente con sus acciones a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

“Dado que nuestra democracia es representativa, a las y los diputados de la XVI Legislatura, les decimos: No nos representan al vulnerar la CEDHQROO, a su presidente y a su Consejo Consultivo.

“Dado que nuestra democracia también se manifiesta en las urnas, les decimos a los partidos políticos a los que pertenecen diputadas y diputados del Congreso de Quintana Roo: Estamos observando y actuaremos en consecuencia”, enunció la ambientalista, quien acumula más de 30 años como defensora de los derechos humanos en la entidad, para garantizar el derecho a un medioambiente sano.

XVI Legislatura ejerció violencia institucional contra la CEDH

Yeddelti Cupul, coordinadora de proyectos de Ciudadanos por la Transparencia, manifestó que lo sucedido el pasado nueve de diciembre en la sede alterna del Congreso, en Chetumal, durante la comparecencia de Tóh Euán ante las y los diputados, “despertó una alerta en la sociedad civil”, sobre viejas prácticas que se creían olvidadas o superadas, las cuales, no pueden pasar por alto.

Explicó que lo evidenciado durante ese encuentro, fue una demostración de abuso de poder, que incluyó un trato “totalmente diferenciado”, pues otros funcionarios públicos no fueron tratados como el ombudsperson.

A ello, se añaden las amenazas que recibió con ser destituido y, por último, sobrevino la estocada presupuestal, pues la XVI Legislatura le redujo dos millones de pesos para el ejercicio fiscal 2021.

La ironía, estriba en que fue el organismo encargado de defender a víctimas de abusos provenientes del ámbito gubernamental, el que sufrió violencia institucional por parte de la XVI Legislatura. “El mensaje es muy fuerte”, recalcó.

Destitución del ombudsperson, no será permitida

Durante sus diversas intervenciones, las y los defensores de derechos humanos, coincidieron en que la CEDHQROO ha demostrado verdadera “autonomía, fuerza y legitimidad”, frente a los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, en apego a su misión.

También advirtieron que no permitirán que Tóh Euán sea destituido, porque fueron las organizaciones las que lo postularon.

“No lo van a destituir, este es el mensaje: No lo vamos a permitir. Tenemos una Comisión de Derechos Humanos, fuerte, transparente y legitima que debemos defender”, aseveró la académica, Celina Izquierdo, quien manifestó que de ser necesario se escalará a instancias nacionales e internacionales.

María Elena Ortegón, directora de “Huellas de Pan”, una organización que alimenta a infantes y adultos mayores en situación de vulnerabilidad, recordó que en enero de 2017 postularon a Tóh Euán por su trabajo con la sociedad civil organizada, como presidente del organismo.

A casi tres años, ratificó el respaldo al funcionario, al considerarlo una “persona correcta e idónea” para el cargo y condenó el “espectáculo deplorable” que dieron las y los diputados de la XVI Legislatura, al cuestionarlo y atacarlo durante su comparecencia.

Azucena Gual, de la Asociación para el Desarrollo Ecosocial de Mujeres (Adecam), afianzó: “A Marco Antonio lo puso la sociedad civil”, y añadió que “si lo quitaran, sería de forma unilateral”.

La directora del Centro Integral de Atención a la Mujer (CIAM-Cancún), Irma González, aclaró que, si el trabajo de la CEDH “fuera pésimo”, las propias organizaciones le exigirían cuentas y lo denunciarían; por el contrario, su desempeño reunió a las organizaciones para respaldarle.

Ataques a la CEDH, vulneran a la población

Pablo Martínez, por el Centro de Apoyo Indígena a Migrantes, señaló que han recibido el acompañamiento del organismo de derechos humanos; en tanto, Sheena Merle Ucan, integrante del Consejo consultivo, también cuestionado y mandado a comparecer por las y los diputados, agradeció el apoyo mostrado por la sociedad civil, espacio al que ella pertenece.

José Luis Hernández, por “Cancún Observa”, remarcó que atacar a dicha Comisión, mediante una postura “intimidante y xenófoba”, como la mostrada por el Congreso, implica “vulnerar a todas las personas que trabajamos en los derechos humanos”.

Con esa idea coincidió Vanessa González Rizzo, por Derechos, Autonomías y Sexualidades (DAS)

“Vulnerar a una Comisión de Derechos Humanos es gravísimo para todas las personas que viven en Quintana Roo, porque al final nos dejan indefensas”, expresó, al referir que, si el presidente de un organismo autónomo que defiende derechos humanos, fue maltratado de forma “vulgar, ignorante y falta de principios”, por la Legislatura, qué puede esperarse cualquier persona por parte de una autoridad, gobierno o Poder.

Por el Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción, Mariana Belló, expuso que las y los servidores públicos, no comprenden el papel de las organizaciones de la sociedad civil, como personas defensoras de los derechos humanos.

Irma González, detalló que hace 10 años, cuando laboró para el Observatorio para la Violencia de Género de Cancún, se elaboró un estudio que indicaba que el 80% de las organizaciones civiles estaban en Cancún y buena parte de ellas era de corte político.

“Diez años después la realidad es distinta; hoy ese tipo de organizaciones son las menos y han surgido cada vez más colectivos sin interés económico. No estamos aquí por dinero, nos mueven otros intereses, nos mueve la ciudadanía”, aseguró.

Derechos humanos, centro de la Constitución mexicana

Belló subrayó que los derechos humanos están colocados de manera central en la Constitución mexicana, lo mismo que su defensa, a través de la operación de organismos autónomos.

“Sin instituciones fuertes y autónomas para hacerlo, la acción ciudadana queda limitada”, manifestó, para agregar que la política anticorrupción del estado también ubica en el centro el enfoque de derechos humanos y de perspectiva de género.

Raúl Cazares, también por el CPC, detalló que cualquier acto de corrupción constituye una violación de derechos humanos, como los son el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, a un medioambiente sano, a la salud o a la educación.

Por la Red Feminista de la 4T, Isabel Mejía reprochó a las y los legisladores que, en lugar de haber mandado a comparecer a las autoridades responsables por la represión armada que sufrieron manifestantes concentrados en el Palacio Municipal, el nueve de noviembre, Tóh Euán fue citado “para someterlo a ataques y descalificaciones, como parte de un espectáculo miserable y deplorable”, en el que incluso hubo expresiones xenofóbicas.

En esa misma sintonía, Jan Novak, activista por la diversidad sexual, condenó las prioridades del Congreso que, “siempre vota al último” los temas de derechos humanos, bajo el argumento de que son muy complejos, pero “son muy rápidos para votar un impuesto de 10 dólares al turismo extranjero”.

“Siempre las cosas importantes de derechos humanos, se dejan al ultimo”, sostuvo, para coincidir en que en vez de citar a comparecer al fiscal general, Óscar Montes de Oca y amenazarlo con destituirlo por su ausencia de resultados en el combate a los feminicidios o llamar a cuentas al entonces secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella, sentaron al ombudsperson para presionarlo.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.